• 441

¿Cómo explica la elección y la predestinación a la luz que nos dice Pablo?

Me gustaría comenzar diciendo que Pablo no apareció en un vacío, y que estaba lidiando con temas que eran contemporáneos a él.
Dentro del judaísmo del Segundo Templo, del cual Pablo fue parte, existían diferentes entendimientos sobre la predestinación. Mencionare las 3 sectas mas importantes para el estudio del NT. Primero vemos los Fariseos: Estos creían en la predestinación, pero también creían que el hombre tiene libre albedrío para tomar decisiones. Creían en la soberanía de Dios. Por lo visto, ellos no tenían tanto problema en mantener estas dos posturas paralelas.[1] El próximo grupo serían los Saduceos: Estos rechazaban la soberanía de Dios en los eventos cotidianos y políticos de las naciones. Esto lo hacían basándose solo en la Torah, y rechazando el resto de la Escritura, que es donde vemos que Dios está a cargo de levantar y poner abajo reinos, cf. Isaías, Daniel, Salmos.[2] Finalmente, los Esenios: La posición sobre la soberanía dentro de la secta Esenia era un fatalismo total. Dios está totalmente en control de todo el universo y sus eventos. Esta posición es un rechazo total a la posición mantenida por los Saduceos, y la Vía Media ofrecida por los Fariseos. Esto llevaba a los Esenios a vivir apartados de todo el pueblo, y a tratar a cualquiera fuera de su comunidad como uno de los no elegidos.[3]

A esto, Pablo trae su posición sobre la predestinación. Pablo solo usa la palabra 5 veces, Rom. 8:29, 30; 1 Cor. 2:7; Efe. 1:5, 11. Para una palabra que no se encuentra en la LXX y que raramente aparece en el griego secular,[4] ha creado muchas discusiones dentro del cristianismo. La definición simple usada por Pablo sobre la predestinación es “determinar de antemano” o “predeterminar”. Pero leyendo todos los textos mencionados, podemos ver que Pablo nunca habla de una predestinación para los perdidos, pero si habla sobre los salvos. Por lo tanto, la predestinación, lejos de mostrarle al inconverso su final, parece mas bien anclar al creyente en su confianza para con Dios, que su salvación esta segura en Dios.
Vemos que no solo las personas son predestinadas, sino que también la sabiduría, I Cor. 2:7. Esto deja solo 4 versículos que se refieren a los humanos y la predestinación.
De interés personal, es ¿si somos predestinados para ser elegidos, o somos elegidos para ser predestinados? Y de más importancia, ¿Qué es lo que motiva a Dios a predestinarlos o a elegirnos?

Esto me lleva a enfocarme ahora en la elección. En su articulo sobre la predestinación, W. R. Godfrey parece fusionar los términos elección y predestinación.[5] Pero Elwell nos da una lista[6] del verbo (1 Cor. 1:27 (2), 28; Efe.1:4; nombre (Rom. 9:11; 11:5, 7, 28; 1 Tes. 1:4) y adjetivo (Rom. 8:33; 16:33; Col 3:12; 1 Tim. 5:21; 2 Tim. 2:10 y Ti.1:1) que se usan para definir la elección de los hijos de Dios,  curiosamente, la de los ángeles, I Tim. 5:21, y la de Israel.

Quisiera enfatizar que la elección, aun en el antiguo testamento, fue por amor, cf. Deut. 7:7-8; 14:2. Algo que muchos enfatizan como el capricho de Dios de elegir a algunos y no a otros, se les olvida que Dios mando al mundo a su hijo a morir, porque amaba al mundo, Jn. 3:16. Es solo por medio de Jesús, o como Pablo dice, “en Cristo”, que esta salvación es accesible a los seres humanos, y, por lo tanto, son elegidos en Cristo, cf. Ef. 2:13. Es por esta elección, que nadie puede traer condenación a estos elegidos, cf. Rom. 8:29-30.

Finalmente, me gustaría mencionar, que, aunque muchos se quejan de una supuesta injusticia en el tema de la elección, se olvidan el motivo de esa elección. Como en el caso de Israel que fue elegido para ser una luz a las naciones, cf. Isa. 49:6, los que forman parte de la iglesia tienen la misma labor, cf. Rom. 16:25-27; Gal. 3:8. Dios no quiere que nadie se pierda, cf. 1 Tim. 2:4. Negar la doctrina de la elección, es negar que los que no han recibido la salvación, tengan la posibilidad de oír el mensaje de salvación por el medio que Dios ha dejado en la tierra, la iglesia.

[1] Josefo Guerras Judías 2.8.14 (162-64); Antigüedades 18.1.3 (12-15).

[2] Ibid, Guerras Judías 2.8.14 (164-65); Antigüedades 18.1.4 (17); Antigüedades 13:10.6 (297)

[3] Rollos del Mar Muerto 1QH137.

[4] W. A. Elwell, “Election and Predestination”, in Dictionary of Paul in his Letters, Gerald F. Hawthoren, Ralph P. Martin, Daniel G. Reid Eds.  (Downers Grove: Intervasity Press, 1993) pg. 225-229.

[5] W. R. Godfrey, “Predestinacion”, en Nuevo Diccionario de Teologia, Sinclair B. Ferguson, David F. Wright, J. I. Packer, Eds. (El Paso: Casa Bautista de Publicaciones, 1992) pgs. 754-756.

[6] W. A. Elwell, “Election and Predestination”, in Dictionary of Paul in his Letters….pg. 226.

Share This Article

Como detectar una Teoría de Conspiración cuando la ves

Next Story »

Profecías Contra Edom 3 – Entrevista al profesor Abner Bartolo

Teología

Leer más

More