• 593

¿Es la nueva perspectiva de Pablo un producto del momento cultural de Occidente? Por Michael F. Bird

Por Michael F. Bird.

En Canon Fodder, Michael Kruger pregunta: ¿Es la nueva perspectiva de Pablo un producto de nuestro momento cultural actual? (Una traducción en Español se puede encontrar aquí)

Kruger se pregunta si la Nueva Perspectiva sobre Pablo (NPP), con la negativa de algunos partidarios de que Pablo no estaba interesado en el problema del pecado y la culpa individuales, sino del nacionalismo y el etnocentrismo, es una visión algo culturalmente contingente desarrollada en la era de el post-holocausto. En cuyo caso, el NPP está menos impulsada por la exégesis histórica que por proyectos comunitarios como la reconciliación racial y la búsqueda de una plataforma paulina para las relaciones judeocristianas responsables. También agregaría que el NPP se desarrolló en la década de 1990 a la luz de la sombra de los actos violentos de limpieza étnica en Ruanda y los Balcanes. Entonces, ¿La NPP está formada por ciertos problemas étnicos u orientado hacia ciertos asuntos religiosos? ¡Indudablemente! ¿Es eso algo malo o explica las ideas del NPP? ¡Ciertamente no!

Creo que fui I Howard Marshall quien dijo que muchos defensores de la NPP tienen razón en lo que afirman, pero a veces se equivocan en lo que niegan.

Sí, es erróneo pensar que el judaísmo es una forma incipiente del católicismo medieval con su sinergística visión sacramental de la salvación. Solo tienes que leer 1QH, la discusión de Filon sobre Deuteronomio 9 y m.Sanh. 10.1 para observar que muchas formas del judaísmo no habían perdido de vista el concepto de la gracia de Dios. Sin embargo, el rol percibido de la ley y la agencia humana en la salvación fue ampliamente “variado” (D.A. Carson) y hubo diferentes “perfecciones” de la gracia en el judaísmo (John Barclay). Además, el judaísmo podría volverse nomístico bajo ciertas condiciones: (1) Escatología: cuando hay un enfoque en las condiciones necesarias para ingresar a la era venidera; (2) Proselitismo: cuando hay un debate sobre los ritos de entrada para extranjeros y (3) sectarismo: cuando hay un debate sobre qué visión del pacto / ley sirve ante Dios.

Dicho esto, hay algunas ideas absolutamente esenciales obtenidas de la NPP que son muy necesarias en las iglesias.

Primero, si desea entusiasmarse con la doctrina de la imputación, recuerde, lo primero que se imputa a los creyentes en Romanos no es la obediencia activa de Jesús, sino la membresía del pacto, siendo considerado como un judío justo ante Dios (Rom 2:26) “Mientras tanto, si las personas incircuncisas cumplen con los requisitos de la ley, su incircuncisión se considerará como una circuncisión, ¿no es así?” (NTE). Pablo está insinuando el argumento de que desenterrará más adelante, a saber, que Dios imputa la circuncisión a los gentiles, es decir, la membresía en la elección de Israel.

En segundo lugar, cada vez que me asalta un estudiante de seminario reformado con entusiasmo con un clavo contra la NPP, siempre les hago algunas preguntas.

(a) “Oye hijo, completa esta oración de Rom. 3:28-29: Porque mantenemos que una persona está justificada por la fe aparte de las obras de la ley. O … ¿O qué? ”Le pregunto? “¿O ganan los católicos? ¿O nos convertimos en defensores de la salvación por obras? ¿Qué es lo opuesto a la justificación por la fe para Pablo? “Después de miradas desconcertadas, le digo, bueno, la respuesta es:” ¿O es Dios el Dios de los judíos solamente? ¿No es él también el Dios de los gentiles? ¡Sí, de los gentiles también! ” Lo opuesto a la justificación por la fe no es el legalismo, sino el nomismo etnocéntrico, la creencia de que Dios ha limitado su gracia a un grupo étnico en particular, la creencia de que uno debe hacerse judío para convertirse un cristiano.

(b) “Dígame a mi amigo súper reformado, ¿por qué exactamente Jesús fue maldecido en la cruz?” Ellos generalmente responden en términos de soteriología personal individual, para que yo / nosotros podamos ser salvos, para que yo / nosotros podamos tener la vida eterna , y para que yo / nosotros podamos ir al cielo. Entonces le pregunto: “Está bien, pero ¿qué dice Pablo que es la razón por la que Jesús fue maldecido en la cruz?” La respuesta es Gálatas 3:14: “Él nos redimió para que la bendición dada a Abraham pudiera venir al Gentiles a través de Cristo Jesús, para que por la fe recibamos la promesa del Espíritu ”. La respuesta de Pablo es una redentiva, histórica, neumatológica, corporativa, multiétnica, eclesiológia.

¡Boom! A estas alturas, el joven me mira como si acaba de recibir una revelación del mismo San Nicolás de Wright y todo su edificio soteriológico se ha derrumbado ante sus ojos.

Tercero, señalo que los argumentos de Pablo en Gálatas y Romanos son un manifiesto teológico para la unidad de las iglesias étnicamente diversas. Este es el punto de Rom 10:9-11 y Gal 3.:28. Pablo dice que no hay “distinción” entre judíos y gentiles en las economías de condenación y justificación. ¡Por lo tanto, deben darse la bienvenida unos a otros tal como el Mesías les dio la bienvenida (Rom 15:1)! La justificación por la fe no se puede abstraer de la doctrina de la elección de Pablo y del cumplimiento de las promesas de Dios en Cristo para llevar a los gentiles a la familia de Abraham.

En última instancia, la justificación por la fe no es un cráter subsidiario, es el arma de Pablo para defender la unidad de una iglesia de judíos y gentiles contra aquellos que los dividirían, segregarían o asignarían a algunos a un estado de segundo nivel. En cuyo caso, me atrevería a decir que la justificación por la fe, con su corolario de la comunión por la fe a través de las divisiones étnicas y raciales, es un elemento necesario y no negociable del evangelio y, por lo tanto, es crucial para todas las iglesias que aspiran a vivir vidas dignas del evangelio.

Permítanme decir también que muchos amigos míos dentro de la PCA me han informado sobre el pasado pro segregacional que está detrás de la historia de esa denominación. Si bien el NPP tiene un cierto momento cultural, quizás también lo sea su crítica entre aquellos que pertenecen a denominaciones que tienen una historia de malas relaciones raciales y se resisten a verla como una negación de la justificación por la fe.

Para que quede claro, no estoy atacando a Mike Kruger ni a RTS en relación con el racismo, –me genoito – me refiero a que estoy muy seguro de que Mike estará conmigo en este tema, incluso si pudiera analizar algunas de las proposiciones anteriores de manera diferente. Mi punto es que el NPP debería ser parcialmente aceptado por el PCA porque la NPP, en lo que afirma con razón, es un gran recurso teológico para enfrentar los problemas raciales que han plagado al Presbiterianismo del sur. Como he argumentado en otro lugar:

Practicar cualquier forma de exclusión étnica o racial significa que uno no entiende o no cree en la justificación por la fe. Déjame ser claro. La negación del privilegio ético y la superioridad racial no es simplemente una implicación de la justificación por la fe; más bien, es un elemento central de la doctrina. Se excluyen mutuamente porque la justificación constituye una iglesia de judíos y gentiles, esclavos y libres, hombres y mujeres, griegos y bárbaros, blancos y negros, africanos y árabes. Las iglesias y los cristianos que practican la segregación racial incluso por razones pragmáticas niegan la enseñanza bíblica y la aplicación de la doctrina de la justificación a la koinonía de la iglesia. La justificación es el acto por el cual Dios crea un nuevo pueblo, con un nuevo estatus, en un nuevo pacto, como un anticipo de la nueva era. Si vemos la justificación como una doctrina integral que afecta la salvación de los pecadores y la vida corporativa de la iglesia, finalmente entenderemos por qué Pablo insiste en que hay un Señor, una fe y un bautismo (Ef. 4:6). y por qué hay un pan en la mesa del Señor, ya que nosotros, que somos muchos, participamos de un pan (1 Cor. 10:17). La justificación por la fe es nuestro escudo contra cualquier legalismo basado en el mérito y la base de la unidad de la iglesia compuesta por el pueblo multiétnico de Dios. La carta de Pablo a los romanos, la gran carta de justificación por la fe, incluye una exhortación eterna a los judíos y gentiles en su cúspide: “Busquemos las cosas que hacen la paz y el estímulo mutuo” (Rom. 14:19): eso es lo que La justificación por la fe se ve como cuando se desarrolla en la iglesia local.

Para un gran recurso sobre esto, vea Scot McKnight y Joe Modica, The Apostle Paul and the Christian Life: Ethical and Missional Implications of the New Perspective.

Share This Article

D.A. Carson Sobre la Justificación y N.T. Wright (Sub. Es/En)

Next Story »

10 características de los evangelios canónicos

Teología

  • Martin Lutero NO FUE inerrantista

    2 meses ago

      Introducción Los Reformadores Protestantes como Martin Lutero Juan Calvino, Ulrico Zwinglio, et al. han escrito declaraciones aisladas que se citan perennemente para apoyar la Inerrancia Bíblica. ...

    Read More

Leer más

More