• 241

¿Puede la mujer predicar en la congregación? Viendo 1 Tim. 2:8-14; I Cor. 11:2-16; 14:34

Lo puedes descargar de aqui.

La idea de esta entrada, es para hablar de ciertos elementos en los dos pasajes mas discutidos en los ultimos años del Nuevo Testamento, que tienen que ver con el papel de la mujer en la iglesia, especificamente si hay alguna forma de justificar que puede hablar o predicar durante el culto congregacional.  Me refiero a 1 Timoteo 2:9-14 y I Cor. 11:2-16; 14:34.

Comenzemos con 1 Timoteo 2:9-14

9 Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia, no con peinado ostentoso, no con oro, o perlas, o vestidos costosos; 10 sino con buenas obras, como corresponde a las mujeres que profesan la piedad. 11 Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia. 12 Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada. 13 Porque Adán fue creado primero, después Eva. 14 Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión.

Las negritas que pueden ver son los temas que deseo desarrollar en este breve estudio, sobre el “peinado ostentoso”, que tiene su paralelo en I Cor. 11 donde tambien hay problemas sobre el cabello, la cuestion de autoridad, y finalmente, apreciar que en los dos textos principales, se apela al orden de creacion, en Timoteo para que la mujer este sumisa en silencio, mientras que en 1 Cor. 11 para poder tener la libertad para orar y profetizar.

Comenzemos con la palabra “autoridad” en el versiculo 12 de 1 Tim. 2.
αὐθεντεῖν – autentein – Autoridad.

Es un hapax legomenon, osea, una palabra que aparece 1 sola ves en el NT. Muy escasa en la literatura griega.

Es la palabra que ha levantado mas discusion en las Pastorales.

Se puede entender de 2 maneras (aunque hay muchas mas, al rededor de 7):
1. Autoridad
2. Autoridad usurpada.

Al menos, para el 2000, ya se habian escrito unos 27 articulos y libros entre 1980 al 2000 con respecto a este tema, y espero que en los casi 20 años que han pasado, si busco, encontrare quizas el doble de ello.

Esta tambien la cuestion de los versiculos anteriores, 2:9 donde se menciona “peinado ostentoso” o πλέγμασιν – Trenzas. Otro hapax legomenon. Esta exhortacion tambien se encuentra en I Pedro 3:3. Es de notar que siempre se menciona el oro luego del peinado, y esto apunta que ese oro se lo pondrian en el pelo. En lo personal, creo que Pablo se estaria oponiendo a las trenzas, dado que en Efeso, se tenia el culto a la diosa Diana, que es representada con trenzas. Ahora, esto es neutralisado si se toma 1 Pedro 3:3 en cuenta, pero creo que vale la pena considerarlo.

La cuestion es, ¿se debe de aplicar esto tambien el dia de hoy en nuestras iglesias? Tanto, lo que se dice en el vs. 12 y 9, es gobernado por lo dicho en el vs. 8, “quiero que”.  Pablo esta expresando lo que espera ver en las iglesias, y si no quiere ver mujeres con trenzas…pues las mujeres del siglo 21 no deberian de hacerse trenzas el dia de hoy, como tampoco deberian tener algun mando o autoridad en la iglesia.

La aplicacion de una cosa y no la otra, es una inconsistencia que desminiuria la seriedad de las dos, y pone en tela de juicio lo que Pablo quiere ver en las iglesias.

Pablo apela a Genesis, en especial a Gen. 2, donde se narra la creacion del hombre y la mujer, y se da el orden de creacion, como la razon por la cual la mujer no puede tener ninguna autoridad sobre el hombre, cf. I Tim. 2:12-13. Muchos dan por hecho que Pablo no esta usando convenciones culturales, que serian limitadas a la region de Efeso y a la cultura Greco-Romano, pero a la misma creacion de los seres humanos para dejar por sentado que la mujer no puede hablar en la congregacion no importando la epoca o cultura en la que la iglesia se encuentre o exista. Pero Pablo apela a la misma narracion en Genesis para apelar a que la mujer puede orar y profetizar en la congregracion.

Veamos lo que 1 Cor. 11:7-9 dice:

7 Pues el hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del hombre. 8 Porque el hombre no procede de la mujer, sino la mujer del hombre; 9 pues en verdad el hombre no fue creado a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre

El argumento de I Cor. 11:2-16, es que la mujer puede orar y profetizar en la congregacion, con la condicion que se cubra la cabeza. Pablo apela que la mujer puede orar y profetisar audiblemente a nada mas y nada menos, que al orden de la creacion, lo mismo que hace en I Tim. 2:12-13, donde apela al orden de la creacion, para negarle a la mujer voz en la congregacion. En I Cor. 11, Pablo esta argumentando que la mujer si puede orar y profetizar en la congregacion, con la condicion que se cubra. Pablo dice que la mujer que ora sin cubrirse la cabeza, deshonra su cabeza (esposo). El no usar velo la pone en la misma categoria de una rapada, cf. 11:5.  Como en el caso de Efeso, tenemos unas opciones de muchas, para poder acercarnos a lo que estaba sucediendo en Corinto con respecto al cabello. Una explicacion ha sido que las mujeres que asistian a cultos paganos sin usar velo, se les consideraba que eran sacerdotisas de Isis en el caso de Corinto. Pablo, por lo visto, no quiere dar esa impresion para los de afuera (desde este capitulo hasta el 14, Pablo esta poniendo orden en los servicios de adoracion de los Corintios). La otra seria, que Pablo, como en el caso de I Timoteo, no desea que las mujeres lleguen a la iglesia a desfilar con sus peinados ostentosos, pero mas bien que lleguen a adorar a Dios.

A esto, entra en cuestion de nuevo el tema de “autoridad”, como podemos ver en el versiculo 10 de este pasaje.

10 Por tanto, la mujer debe tener un símbolo de autoridad sobre la cabeza, por causa de los ángeles.

Nos encontramos una ves mas con la palabra “autoridad”, que no es la misma que vimos al principio, mas bien, la palabra es “ἐξουσίαν“, exousian. Como se dijo al principio, αὐθεντεῖν se puede concluir que significa una autoridad usurpada, mientras que ἐξουσίαν, con la preposicion “sobre”, “ἐπὶ”, demuestra que la mujer esta bajo la sujecion de su esposo, y por lo tanto, no ofendera a los angeles al orar y profetizar en la congregacion, pues ellos son los guardianes de mantener el orden de la creacion, algo argumentado por Pablo en este pasaje. (Que los angeles estan presentes en nuestro culto cristiano, ver I Pedro 1:12; Apoc. 2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14.  Otro texto extra-biblico que dice que a los angeles se hacen presente en el servicio religioso es 1QS 2:3-11).

Tenemos el versiculo de 1 Cor. 14:34, donde Pablo de nuevo dice que la mujer no puede hablar en la congregacion:

34 Las mujeres guarden silencio en las iglesias, porque no les es permitido hablar, antes bien, que se sujeten como dice también la ley.

¿Pablo da la libertad a la mujer de poder orar, y mas importante, profetisar en la congregacion, para luego, decir que no le permite hablar? Esto pareciera presentar a Pablo contradiciendose a si mismo. Pero si tomamos en cuenta que la palabra “hablar” es “λαλεῖν“, “lalein”, que por lo visto en esta ocasion es usada como una forma de hablar indecorosa que interrumpe el servicio (como autentein, lalein tiene muchos significados que se deben de definir conforme al contexto), y no es para edificar, exhortar y consolar, como Pablo le atribuye la funcion de la profecia dentro de la congregacion, 1 Cor. 14:3.

Estos dos textos, I Tim. 2:8-14 y I Cor. 11:3-16, y I Cor. 14:34 son los pasajes mas discutidos del Nuevo Testamento. La ultima ves que revise cuantas monografias existen sobre el texto de I Corintios, son mas de 80.

Podemos ver que los dos textos principales tienen algunos paralelos que creo que son importantes notar. Los dos apelan a la creacion para 1. negarle a la mujer que tenga autoridad sobre el hombre y que permanezca cayada. 2. para obsequiarle la oportunidad a la mujer poder orar y profetizar en publico siempre y cuando se tape su cabeza, que tiene una conexion a no usar peinado ostentoso en I Tim. 2:9.

Mi argumento se resume de la siguiente manera. Si se quiere imponer tanto el dia de hoy las partes donde a la mujer se le niega hablar o decir algo en la congregacion, ¿Porque no tambien enfatizar las cuestiones con respecto al cabello de la mujer, dado que se mencionan practicamente paralelas al de callar o no callar? ¿Porque se apela al argumento de Pablo en 1 Tim. 2 sobre el orden de la creacion para callar a la mujer en la congregacion, pero se ignora la apelacion, al mismo acto de la creacion, pero para dejar hablar a la mujer en la congregacion, y aun asi se pretende decir que se esta apelando a una equilibrada exegesis?

Se que lo que he cubierto aca es corto, y muy selectivo, pero espero que ayude aquellos que estan indagando sobre el tema.

Como conclusion, para mi es que Pablo, o el escritor de la carta en el caso de I Timoteo, esta tratando con problemas ad hoc, es decir, problemas particulares en Efeso, como tambien en I Cor., etc. Tenemos que tomar los principios expuestos ahi, y aplicarlos a nuestras realidades el dia de hoy. Eso es lo que mantiene fresca a la Biblia, de otra forma, seriamos Musulmanes.

Share This Article

Sionismo Cristiano Historia – Notas Teologicas 13

Next Story »

Jesús y los “dioses” de Salmo 82:6 en Juan 10:34-36