• 601

La LXX vs. Texto Hebreo y Teodoción en las Cartas Paulinas y Hebreos – Jueves de Estudios sobre el Judaísmo

 

Pueden decargarlo de aqui.

LXX vs. Texto Hebreo y Teodoción en Pablo y Hebreos

En esta entrada estaremos viendo lo que vimos la ves pasada con respecto a los evangelios y su uso de la LXX sobre el texto Hebreo de las Escrituras, pero con el enfoque en 2 pasajes de Pablo y 2 de Hebreos. Será también un poco mas avanzada que la anterior, dándole al lector la oportunidad no solamente de ver cuando los pasajes son claramente diferentes, pero porque son diferentes, y porque los autores optan por usar la LXX sobre el texto Hebreo.

En esta ocasión, veremos como Pablo usa lo que conocemos como la versión que lleva el nombre de su autor, Teodoción (Siglo 1 AD a finales de siglo 2 AD). Aunque esta versión es después del tiempo de Pablo, se cree que el autor uso diferentes fuentes para “corregir” la LXX. Dado que Pablo en sus citas se acerca mucho a Teodoción, y luego el Pastor de Hermas la cita, se cree que Teodoción recopilo algunos manuscritos ya perdidos a nosotros, y por eso es que se le toma en cuenta en la discusión. Esta explicación es breve y concisa, y no pretende responder las muchas preguntas que surgen al respecto, pero se espera que el lector se de cuenta de que existe esta versión tardía a la LXX.

Nuestro primer pasaje Paulino proviene de Romanos 2:24.

 

Romanos 2:24Isaías 52:5 LXXIsaías. 52:5Texto Hebreo
 

 

 

 

Porque el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros, tal como está escrito.

y ahora ¿qué ahí estáis?». Esto dice el Señor: «Porque llevado fue mi pueblo gratis, admiraos y ululad». Esto dice el Señor: «Por vosotros a la continua mi nombre es blasfemado en las naciones.Y ahora, ¿qué hago yo aquí —declara el Señor— viendo que se llevan a mi pueblo sin causa? También declara el Señor: Sus dominadores dan gritos, y sin cesar mi nombre es blasfemado todo el día.

 

Podemos ver como Pablo usa el texto de la LXX para hacer su punto teológico, declarando a los Judíos que por su culpa, el nombre de Dios es blasfemado. El texto hebreo, no especifica porque el nombre es blasfemado, solo menciona que los dominadores de Israel, que esta en el exilio, blasfeman el nombre de Dios, deduciendo que la blasfemia se desprende del trato de Israel por sus dominadores.

 

En esto podemos apreciar 2 cosas. La primera, es que Pablo hace uso de la LXX sobre el texto Hebreo para remachar su punto teológico sobre el estado presente de los Judíos, que por ellos, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles. La segunda cosa que podemos apreciar, es algo que dije la ves anterior, que no había un texto fijo al cual se debía de citar como el único autoritativo. Esta fluidez textual, que veremos aumentada a continuación, nos suena extraña a nosotros en el siglo 21, pero en el siglo 1, era algo normal.

 

Nuestro segundo pasaje proviene de I Cor. 15:54.

1 Cor. 15:54Isa. 25:8 (Teodoción)Isa. 25:8 LXXIsa. 25:8 Hebreo
Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Devorada ha sido la muerte en victoria. 

 

 

 

 

 

 

 

 

…Devorada

ha sido la muerte en victoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La muerte, habiendo prevalecido, los ha devorado..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El destruirá la muerte para siempre;

Pablo hace uso de Teodoción para demostrar como Cristo triunfo sobre la muerte, el creyente también lo hara por medio de Cristo. Pablo ya ha hecho uso de las revisiones Griegas del AT anteriormente en la carta, cf. Rom. 9:27-28, 33; 10:20; 11:27. Por lo visto, para Pablo, la revisión griega que ahora tenemos en la obra de Teodoción, es tan palabra de Dios como lo fue la LXX y el texto Hebreo.

Algo que vale la pena mencionar. Una explicación piadosa de este uso de diferentes versiones de las escrituras por Pablo, seria que el Espíritu Santo fue el que lo dirigió a el hacer tal cosa. Este fenómeno no solo se encuentra encapsulado en Pablo o en los demás escritores del NT, pero también en los escritos encontrados en Qumrán. Lo que podemos concluir que tal practica era algo común entre los Judíos del primer siglo. Si vamos a atribuir alguna directriz divina, seria que Dios trabaja por medio de las practicas y costumbres establecidas entre aquellos que el va a usar como conductos suyos.

Habiendo visto 2 ejemplos de cómo Pablo usa diferentes versiones de los textos bíblicos para apoyar su posición teológica, veamos como el autor de la carta a los Hebreos hace algo similar.

 

En la carta a los Hebreos, se ve que el autor depende casi exclusivamente de la LXX. Es interesante ver que una carta, escrita exclusivamente para Judíos, dependiera de la versión Griega del AT y no de la Hebrea. Esto atestigua mas bien el lenguaje bíblico usado en la Diáspora, que no era Hebreo, pero Griego.

El primer ejemplo que veremos es el siguiente:

Hebreos 11:21Génesis 47:31 LXXGénesis 47:31 Hebreo
Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró, apoyándose sobre el extremo de su bastón. 

 

Y dijo: «Júrame». Y juróle; y se inclinó Israel sobre el extremo de su báculo.

 

Y Jacob dijo: Júramelo. Y se lo juró. Entonces Israel se inclinó en adoración en la cabecera de la cama.

 

El autor de Hebreos sigue la LXX cuando se dice del lugar o instrumento con el cual Jacob adora, que es el bastón o báculo. Esta discrepancia podrá emerger pues tanto la palabra cama como bastón tienen las mismas consonantes en Hebreo, mth.

 

El segundo ejemplo es mas complicado aun, pues donde leemos en Español la palabra reposo en Génesis 2:2 y Salmos 95:11, son en realidad 2 palabras diferentes que significan dos cosas diferentes.

En Hebreos 4:3-5, vemos como el autor usa la palabra “reposo” para hacer un punto teológico, y conjuga los pasajes para apoyar su posición. En especial, veremos los versículos 4-5.

 

Hebreos 4:4-5Génesis 2:2- Salmo 95:11 LXXGénesis 2:2- Salmo 95:11 Hebreo
Porque así ha dicho en cierto lugar acerca del séptimo día: Y Dios reposo en el séptimo día de todas sus obras; 5 y otra vez en este pasaje: no entraran en mi reposo.2. Y consumó Dios en el día el sexto las obras suyas que hizo; y reposó el día el séptimo de todas las obras suyas que hizo.

11Y ellos no conocieron mis caminos. Como jurado en mi ira: «¡No entrarán en mi reposo!».

2 Y en el séptimo día completó Dios la obra que había hecho, y reposó en el día séptimo de toda la obra que había hecho.

11 Por eso juré en mi furor

que no entrarían en el lugar de mi reposo.»

 

En Génesis 2:2, la palabra traducida como “reposo” es שָׁבַת , shabath, que da la idea de “cesar”, o desistir. En Salmos 95:11, la palabra “reposo” es מְנוּחָתִֽי׃ , mĕnuwhah, que es mejor traducida como “mi casa” o “mi patria”. En el Griego, la misma palabra, καταπαύω, reposo, en sus derivados en Gen. 2:2 κατέπαυσεν (reposó) y κατάπαυσίν (reposaran) en Salmos 95:11, para la palabra “reposo”, es usada. El autor de Hebreos no hubiera hecho la conexión del concepto de “reposo” si hubiera usado el texto Hebreo, pues como podemos ver, son dos diferentes palabras. En el Griego, esto es mas claro, dado que la misma palabra se usa. Este método de interpretación, el de iluminar un pasaje con otro pasaje por medio del uso de los mismos verbos, se llama gezerah shawah.

Hemos, por lo tanto, apreciado el uso de la LXX dentro del NT. Vimos en la primera entrada, como los autores de los Evangelios usan la LXX para afirmar las profecías de Jesús. Esto no es meramente por conveniencia, como algunos sugerirían, pero refleja que para los Judíos del Segundo Templo, la LXX era tan palabra de Dios como el texto Hebreo. El uso de las revisiones de la LXX en el NT, nos informa que los escritores del NT no seguían un texto fijo que se consideraba como el único texto inspirado. Asumir que los cristianos usaron la LXX exclusivamente en sus escritos es un error, pues sabemos que Filon, en su obra, Sobre la Posteridad de Cain 64, depende de la LXX. Filón, que vivía en Alejandría, hay pocos indicios que supiera mas allá de un Hebreo básico, por lo tanto, dependía de la LXX y otras revisiones en Griego. No pretendo con todo eso, desvirtuar el texto Hebreo, pero si espero traer a la atención del lector, que la superioridad del texto Hebreo que ahora vemos en nuestros círculos latinoamericanos tan presente, es desmesurado y no refleja al Judaísmo de Jesús o de los apóstoles. Si la gente quiere volver a sus ‘raíces hebreas’, tendrán que retornar al texto que era usado tanto en Judea, como en la Diáspora, como palabra de Dios, la LXX.

 

Share This Article

“Doctor”, “Profesor”, “Licenciado”, “Master”. Algunas Definiciones de títulos académicos y sus funciones

Next Story »

William Lane Craig y el Conocimiento Medio (Molinismo) Una Critica Biblica 1