• 588

¿Quién se preocupa más por el infierno? – Christianity Today

Investigador de Baylor: “Si crees en una forma más dura del infierno, estás bastante seguro de que no irás allí”

David Briggs – ARDA  Febrero 4, 2019.

“Y las almas de los impíos son lanzadas al infierno, donde permanecen en tormentos y en completa oscuridad”. – Confesión de Westminster.

¿Puede la creencia en el infierno ser considerada un miedo patológico?

Considera lo que está en juego para muchos creyentes. Con la perspectiva de una eternidad de tortura y otras formas de sufrimiento, se podría decir que un temor paralizante al infierno estaría justificado.

Con esas preguntas en mente, un equipo de investigadores de la Universidad de Baylor desarrolló una serie de medidas sobre la “ansiedad del infierno” y las probó en lo que dicen es el primer examen sistemático de las consecuencias psicológicas de la creencia en el infierno.

Lo que encontraron fue que la creencia individual en el infierno no estaba en sí misma conectada con ninguna neurosis, y que la mayoría de las personas no mostraban un enfoque poco saludable en la posibilidad de la condenación eterna.

Los hallazgos, algunos de los cuales incluso sorprendieron a los miembros del equipo de investigación, incluyeron:

ï Cuanto más religioso era un individuo, menos probable era que mostraran la ansiedad del infierno.

ï Los temores poco saludables no estaban relacionados con el dogmatismo o el fundamentalismo religioso.

ï El libre albedrío, o la idea que tienen los individuos sobre cómo van a pasar su vida futura, fue un elemento clave para reducir la ansiedad del infierno.

Eso no significa que creer en el infierno no tenga un lado oscuro cuando otros mediadores están involucrados.

El estudio encontró que aquellos que veían a Dios principalmente con miedo, aquellos que creían que probablemente iban a ir al infierno, y aquellos con la sensación de que fuerzas externas podían decidir su destino, tenían más probabilidades de experimentar una mayor ansiedad de infierno y ansiedad de muerte.

En general, los resultados sugirieron que la creencia en el infierno no debe considerarse un miedo patológico, “pero es quizás una respuesta racional a las creencias teológicas personales”, concluyeron los investigadores.

No es para mi

El infierno es importante para muchos de nosotros.

Alrededor de la mitad de los estadounidenses están absolutamente seguros de su creencia en el infierno, mientras que el porcentaje que cree aumenta por encima de los dos tercios cuando se incluyen algunos grados de incertidumbre.

[Nota del editor: el año pasado, una encuesta de LifeWay Research encontró de manera similar que solo el 45 por ciento de los estadounidenses está de acuerdo en que el infierno es un lugar real. El Pew Research Center informó que una gran mayoría de estadounidenses altamente religiosos y en cierto modo religiosos (al menos 8 de cada 10) creen en el infierno, mientras que casi ningún estadounidense no religioso lo hace (menos del 5%). En el estudio de Pew, era más probable que cada grupo profesara una creencia en el cielo que el infierno.]

La investigación anterior sobre el mal sobrenatural como el infierno, Satanás y los demonios ha encontrado resultados positivos y negativos.

La creencia en el mal sobrenatural se ha relacionado con resultados como aumentar los recursos religiosos y promover una mayor cooperación y un comportamiento menos egoísta.

Y se ha demostrado que las advertencias sobre el infierno y Satanás son útiles para muchas personas que buscan cumplir con los estándares divinos en áreas que van desde cultivar relaciones duraderas hasta evitar adicciones dañinas.

En un estudio reciente, un equipo de investigadores de los Países Bajos revisó 15 estudios transversales sobre objeciones morales al suicidio, especialmente la convicción de ir al infierno después de quitarse la vida. Encontraron que cada estudio apoyaba la idea de que las objeciones morales y el miedo al infierno ejercían un efecto restrictivo sobre el suicidio.

También hay un lado oscuro.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Purdue, la creencia en la existencia de seres malvados sobrenaturales poderosos fue uno de los factores más fuertes para predecir la mala salud mental en adultos jóvenes

“Puede ser”, dijeron los investigadores, “que las visiones del mundo en las que se percibe que la vida es impredecible, fuera de control o, peor aún, controladas por fuerzas malévolas, tienen el potencial de ser mucho más dañinas para la salud mental … que los posibles efectos protectores de las creencias tranquilizadoras “.

Sin embargo, la ansiedad del infierno ha sido en gran medida un tema inexplorado. Y a menudo se aborda con una sola pregunta como parte de un estudio más amplio sobre la ansiedad ante la muerte.

El estudio de Baylor impulsa la investigación en varias direcciones, incluido el desarrollo de una escala de ansiedad del infierno que considera varias creencias y sentimientos diferentes del infierno, junto con medidas relacionadas sobre temas que van desde el libre albedrío hasta la angustia psicológica y la ansiedad después de la vida.

La escala se probó en una encuesta administrada a 353 estudiantes de pregrado en una universidad con afiliación cristiana.

Solo el 13 por ciento de los encuestados dijo que era más probable que improbable que se fueran al infierno.

La mayoría de los encuestados pudieron ubicar su comprensión del infierno en una perspectiva más amplia que protegía contra la ansiedad del infierno.

Algunos de los temores disminuidos alrededor del infierno pueden ser el resultado de factores tales como cuanto más religiosos son las personas, menos probable es que sientan que el infierno está en su futuro. Eso puede ser particularmente cierto para las personas que lo ven como un lugar de tortura eterna.

“Básicamente, si crees en una forma más dura del infierno, estás bastante seguro de que no vas a ir allí”, dijo el investigador principal Stephen Cranney.

Otras explicaciones pueden incluir la tendencia humana a no enfocarse en eventos en el futuro y a sacar resultados negativos de sus mentes como un mecanismo de afrontamiento.

Pero la investigación también indicó que un fuerte sentido de libre albedrío, o que tienes control sobre tu destino, y una imagen positiva de Dios pueden ser factores protectores fuertes.

En contraste, además de los encuestados que pensaban que el infierno era una opción probable, aquellos que experimentaban la mayor ansiedad del infierno eran personas que tenían más probabilidades de creer que sus elecciones estaban determinadas por fuerzas fuera de su control y aquellas que expresaban temor a Dios.

Los resultados son consistentes con una gran cantidad de investigaciones que muestran resultados de salud mucho más positivos para aquellos que creen en un Dios amoroso que los cuida personalmente que aquellos que creen en una deidad lejana y crítica.

Implicaciones practicas

Hay una gran cantidad de investigaciones por hacer sobre las consecuencias de creer en el infierno.

Pero la investigación hasta el momento indica que las personas que se preocupan por las personas que sufren de un miedo poco saludable al infierno pueden beneficiarse de una mayor comprensión de cómo las creencias del infierno pueden afectar las vidas.

Parte de eso puede incluir consejeros seculares y religiosos que trabajan juntos para ofrecer diferentes perspectivas que pueden enfatizar el amor divino y la misericordia o entendimientos más matizados del infierno.

En el estudio del suicidio, los investigadores dijeron que las objeciones morales al suicidio son un factor relevante en la exploración del suicidio, o la probabilidad de que un individuo tome su propia vida, en cada paciente.

“Los pacientes suicidas con objeciones morales pueden beneficiarse de la inclusión de … creencias de la religión que mantienen la vida en el tratamiento de la suicidalidad y de su psicopatología subyacente”, anotaron. “Esto debe hacerse de manera sensible y de apoyo, no solo para reforzar el miedo, sino para inculcar la esperanza”.

Si el infierno ya no tiene la misma furia de pesadilla evocada en muchas representaciones en el arte medieval, todavía tiene una gran relevancia en la era moderna.

David Briggs escribe el blog Ahead of the Trend de la Association of Religion Data Archives (ARDA).

Share This Article

Aniquilacionismo 1b Respondiendo a Clark Pinnock. Un Encuentro con la Verdad 3B

Next Story »

Sobre los abusos sexuales y iglesias que cubren los pecados de sus líderes.