• 670

¿Es el TULIP la posición histórica del Calvinismo?

Puedes oirlo aqui.

Puedes descargarlo aqui.

¿Es el TULIP la posición histórica del Calvinismo?

 

He venido diciendo en las ultimas semanas que hablare de cómo el TULIP no ha sido siempre el acrónimo por el cual el Calvinismo se ha conocido.

Para comenzar esta conversación, comenzare con un diagrama que esta al final del capitulo del libro por Kennet J. Stewart, Ten Myths About Calvinism. Recovering the Breadth of the Reformed Tradition (Downers Grove: Inter-Varsity Press, 2011) titulado “TULIP Is the Yardstick of the Truly Reformed” o “TULIP es la Regla de los Verdaderos Reformados”. Este diagrama sigue desde el año 1900 hasta el presente, el uso del acrónimo TULIP.

De interés será ver que aun aquellos que ocupan el TULIP, no hacen un uso uniforme de el. Unos, como J. I. Packer, no lo usan, y es mas, lo ven como un sistema deficiente que no representa la fe Reformada.

Otros, como en el caso de Timothy F. George, no solo lo rechazan, sino que proponen un nuevo acrónimo, en el caso de el, ROSES. Así que de tulipanes, muchos comenzaran a poner rosas.

R.C. Sproul, aunque usa TULIP, lo transforma a otra cosa que los Neo-Reformados no podrían reconocer el día de hoy.

Lo que queda bien claro es, que la primera ves que TULIP se encuentra en una publicación fue hasta el año 1932. No hay pruebas contundentes que se puedan aportar que el acrónimo ha sido usado de una forma uniforme durante la historia del Calvinismo.

Seguiré el tema a mas profundidad en lo que transcurre esta presentacion. Pero será de mucha sorpresa para muchos que creen que lideres como Spurgeon mantenían los 5 puntos del Calvinismo tal y como los mantienen los Neo-Reformados el día, que aunque Spurgeon reconocía que existían 5 puntos del Calvinismo, no eran los mismos que he visto ser debatidos una y otra ves en Facebook, y en tantos lugares en Internet, como también en libros.

Esto será de gran interés para aquellos que son de una tendencia Reformada/Calvinista. Pero será también de desilusión para muchos Neo-Reformados, que con tanta energía han defendido el TULIP, creyendo que proviene del Sínodo de Dort. En general, estos son jóvenes, con muy poco interés en saber la historia del Calvinismo, sino mas bien, interesados en poder defender su fe que acaban de abrazar.

Autor/Titulo/Año¿TULIP usado?Comentarios
Richard Mouw, Calvinism in the Las Vegas Airport (2004)SIUn acercamiento apologético es tomado. Algunas orillas duras de los puntos son removidos por medio de un método generoso de exposición. La suposición que los puntos representan a Dort no es cuestionada.
Robert Peterson y Michael Williams, Why I Am Not an Arminian (2004)NOEste libro provee una exposición de diferencias criticas separando a las posiciones Calvinistas y Arminianas. No es una defensa del TULIP pero una exploración de la predestinación, perseverancia, libertad humana, inhabilidad pecaminosa, la operación de la gracia y el diseño de la expiación. Un acercamiento apologético.
James Boice y Philip Ryken, The Doctrines of Grace (2002)SIUn acercamiento apologético es tomado. “Total” se convierte en “radical”, “limitado” se convierte en “particular”, “irresistible” se convierte en “eficaz”. Pero aun la antigua suposición que estos puntos renombrados representan a Dort mismo es mantenida.
Timothy F. George

Amazing Grace (2002)

NOUn acercamiento apologético para personas no previamente familiarizadas con o sospechosas de doctrinas Calvinistas. Un nuevo acróstico es propuesto: ROSES (depravación radical, gracias superadora, elección soberana, vida eterna, singular o particular redención.)
Roger Nicole

Standing Forth

(2002)

SIUn acercamiento apologético. TULIP es dicho ser “ahora bien tradicional.” “Total” se convierte en “radical”, “incondicional” se convierte en “particular”, “irresistible” se convierte en “efectual.” “Limitado” es denunciado como un “nombre completamente equivocado.”
R. C. Sproul

Grace Unkown(1997)

SIUn acercamiento apologético. TULIP es aprobado, y después modificado. “Total” se convierte en “radical”, “incondicional” se convierte en “soberano”, “limitado” se convierte en “propósito”, “irresistible” se convierte en “efectual,” y “perseverancia” se convierte en “preservación.”
John R. DeWitt

What is the Reformed Faith?  (1981)

NOApologético. El significado de los cinco puntos son rápidamente pasados de alto a favor de 5 otras preocupaciones.
Arthur C. Custance

The Sovereignty of Grace (1979)

SIEl énfasis es en la gracia soberana. Acá, los puntos de TULIP se les da una exposición inquebrantable en 140 paginas. Pero aun así evidentemente, en la pagina 83, el autor hace claro que el ha tenido en vista a los Cánones de Dort.
Edwin Palmer

Five Points of Calvinism (1972)

SIApologético. Comienza distinguiendo la depravación total (la que el afirma) de la depravación absoluta (la que el afirma es el caso solo ocasionalmente)
Jack Seaton

The Five Points of Calvinism

(1970)

SIEl énfasis es en la gracia soberana. Seaton prontamente va a trabajar para clarificar lo que la depravación total no quiere decir, etc. Aun así, el acepta sin ninguna critica que TULIP nos esta dando el mensaje de Dort a nosotros.
Steele y Thomas

Five Points of Calvinism

(1963)

SIUn acercamiento de gracia soberana. Los puntos son mantenidos de cuerdo al acrónimo, aunque “limitado” y “particular” son usados intercambiablemente. Hay una apariencia, pero solo una apariencia, de una paráfrasis de Dort.
J. I. Packer,

Ensayo de introducción a Owen

(1959)

NOTULIP es mencionado, pero Packer no usa este sistema. El argumenta que este sistema es deficiente.
Ben Warburton

Calvinism

(1955)

NOParece estar mas orientado al R.U. que a U.S. “Predestinacion,” no elección incondicional; “redención particular,” no expiación limitada; “invencible,” no gracia irresistible, etc. Recordativo de los escritores del siglo 18 y 19.
Lorraine Boettner

Reformed Doctrine of Predestination

(1932)

SITULIP es introducido por primera ves en un libro publicado. Aun así Boettner no proclama ninguna originalidad al introducirlo. Puede ser justo inferir que el ya ha encontrado el TULIP ya en circulación. Será menos matiz cuando, en 1983, el reitera los puntos del TULIP en su panfleto The Reformed Faith. Ahora, las advertencias de 1932 que la fe Reformada es mas grande que el TULIP parecen haber desaparecido.
B. B. Warfiel

Plan of Salvation

(1915) Works, vol 5 (1929)

NOEn su Works (p. 363) Warfield describe a Dort como reasertando las doctrinas fundamentales de “predestinación absoluta, redención particular , depravación total, gracias irresistible, y la perseverancia de los santos.” Acá tenemos treselementos del TULIP. Es probable que Warfield proveyó el material del cual Boettner (1932) desarrollo el esquema tan familiar a nosotros. De otra perspectiva, Warfield meramente refleja la diversidad de definición que Willam Vail (n.15) reporta en 1913.

 

Un vistazo a los siglos 20 y 19

En esta segunda entrada de esta serie, comenzamos con el capitulo del libro por Kenneth J. Stewart, Ten Myths Abouth Calvinism, titulado “TULIP Is the Yardstick of the Truly Reformed” o “TULIP es la Regla de los Verdaderos Reformados”. En la primera vimos el apéndice del capitulo, donde Stewart demuestra la variedad de posiciones sobre lo que TULIP representa. Seguimos trazando la historia del TULIP en el siglo 20 y en el 19. Pero antes de eso, Stewart define dos escuelas dentro del campo Reformado que se adhieren al TULIP. Estas escuelas son la escuela de la “gracias soberana” y la escuela “apologética.” Comparto las descripciones de Stewart de estos bandos, a los que paso a explicar en mas detalle.

El énfasis de la escuela de la “gracia soberana” es que Dios tiene un propósito omnipotente en su gracia electora hacia personas que son parte de la humanidad caída.  Para los de esta escuela,  el acrónimo TULIP es sacrosanto, una formula histórica de la fe, pasados por los antepasados a ellos en este tiempo. Cualquier diferencia con el TULIP, se equivale a una actitud contraria a la biblia y al evangelio.

La escuela de “apologética”, no pone abajo las posiciones de los de la escuela de la “gracia soberana”. Están conscientes que ciertas letras del acrónimo TULIP, como total depravación, expiación limitada y la gracia irresistible, pueden ser problemáticas. Estos, están dispuestos en alterar el acrónimo para dar a mejor entender los puntos del acrónimo.

Leyendo el diagrama en la entrada anterior, los lectores se pueden dar cuenta que estas posiciones o escuelas, están bien marcadas en las líneas Reformadas de hoy en día. Stewart concluye que estas dos escuelas o posiciones trabajan bajo un errado entendimiento. Y el errado entendimiento es que el TULIP es histórico, ósea, es la posición mantenida desde el Sínodo de Dort. Para resaltar este error, Stewart nos lleva del siglo 20 al siglo 17. En esta entrada, nos estaremos concentrando en los siglos 20 y 19.

El Uso Retrospectivo de los 5 Puntos. Siglo 20.

Fue el libro por David N Steele y Curtis C Thomas, The Five Points of Calvinism: Defined, Defended, Documented, publicado en 1963, que ayudo a popularizar el acrónimo T-U-L-I-P. En 1971, el historiador Reformado Lewis G. Spitz, desaprobaba del acrónimo, y habla de la “caricatura familiar del Calvinismo”, al referirse al TULIP. Earle E. Ellis, uso el acrónimo, pero le llamaba ya en 1953, una “herramienta mnemónica”, o una herramienta de memorización.

Pero podemos encontrar aun mas antes la mención del TULIP, ¡Y no en un libro de teología!! En un periódico Neoyorkino llamado The Outlook, en 1913, el escritor William H. Vail, relata que oyó el acrónimo 8 años antes por un Dr. McAfee.  De esto, el TULIP era muy diferente al moderno. Por ejemplo, la “U” representaba  la “expiación universal”. Stewart provee el articulo en el apéndice del libro, en las paginas 291-292. En el articulo, vemos que dentro del Calvinismo, los 5 puntos eran fluctuantes de tiempo en tiempo, de denominación reformada a otra, y de teólogo a teólogo. Al final del articulo, se dan 5 versiones de los 5 puntos del Calvinismo de esa época, que no siempre están de acuerdo con el acrónimo moderno.

 

El Uso Retrospectivo de los 5 Puntos. Siglo 19.

Robert C Dabney (1820-1898) comienza su libro criticando el titulo del mismo, “este titulo, Los Cinco Puntos del Calvinismo, no es tan correcto o de valor’ lo uso para hablar de ciertos puntos de doctrina, porque la costumbre los ha hecho familiares”. Aunque el titulo era sobre los 5 puntos, Dabney no expuso la “gracia irresistible”. Otro punto que divergió del entendimiento actual de TULIP fue en el lenguaje. No hablo de la “expiación limitada”, pero si de la redención particular. El Anglicano William Parks, en sus sermones de Cuaresma en 1856, que fueron publicados bajo el titulo “Sermones sobre los 5 Puntos”, los puntos tocados fueron “total caída del hombre”, “elección”, “redención particular”, “llamado efectivo”, y “perseveración final”.

Stewart menciona a dos personas mas, un Escoces y un Canadiense.  Horatius Bonar y Thomas McCulloch respectivamente, que también mencionan 5 puntos del Calvinismo. Pero el que es de interés comentar es sobre el venerado Charles H Spurgeon, (1834-1892). En su biografía, C. H. Spurgeon: The Early Years, 1834-1859, pg. 168, su explicación de los 5 puntos es muy diferente a la que ahora tenemos.

Si algo podríamos concluir de este breve estudio sobre los orígenes y uso del TULIP en los siglos 20 y 19, podemos ver que lo que si ha sido consistente es que siempre se han considerado que hay 5 puntos que forman la identidad del Calvinismo. Lo que menos ha sido consistente es un consenso de lo que compone esos 5 puntos.

A continuación veremos si el uso del TULIP se podría remontar entonces al siglo 18 o su propia concepción, en el siglo 17, en Dort.

Hemos visto como el acrónimo ha significado cosas diferentes en los siglos 20 y 19, pero al remontarnos al siglo 18, como paso en el siglo 19, no podemos encontrar el TULIP, exactamente después del tiempo cuando ocurrió el sínodo de Dort, y la Asamblea de Westminster. Stewart recuenta una pugna entre 2 Anglicanos, Thomas Scott y Thomas Haweis, con su obispo George Tomline. En dos obras por Tomline, Elements of Christian Theology (1801) y Refutation of Modern Calvinism (1811). Dos cosas fueron acusadas en contra de Scott y Haweis. 1.  Que en la caída de Adam, todos sus descendientes perdieron “toda distinción de bien o mal”. 2. Que su predica de “justicia libre” llevaría a la negación de buenas obras. Tanto Haweis y Scott respondieron a Tomline, no apelando a un sistema Calvinista, pero apelaron a lo que ellos llamaron “nuestra cristiandad común”, a lo que se refirieron a todas las cosas en común con todos los cristianos bíblicos. En su respuesta, tocaron los puntos que Tomlin toco en sus obras. Pero es de interés ver que ellos, junto con los Reformadores Ingleses presentes en Dort, preferían referirse a “redención general”, pero aceptaban que muchos no creían lo mismo. Esto es mencionado en el libro por Scott, Reply to Tomline’s “Refutation of Calvinism”. Fue Thomas Scott el primero que hizo los Cánones de Dort disponibles en Ingles del Latin en 1804, en Sylloge Confessionum. Lo que mas nos debe de asombrar, que la primera persona que hizo disponible Dort al mundo de habla Inglesa, parece no conocer la existencia de algunos puntos del Calvinismo, y mucho menos el TULIP.

El autor de himnos Augustus Toplady (1740-1778) en su lucha en oposición al Arminianismo de Juan Wesley, escribió dos libros, The Church of England Vindicated of Arminianism (1769) y Historic proof of the Doctrinal Calvinism of the Church of England (1774). En estas obras no llegamos mas cerca a los 5 puntos del Calvinismo de referencias como “predestinación la vida y regeneración por el Espíritu de Dios”, y “gratuita y irrevocable elección…de la cual una redención limitada necesariamente sigue”. Solo esto tenemos, apunta Stewart, ¡¡de la mejor fuente de información en Ingles de Dort en el siglo 18!!! Recordemos, que TULIP es un acrónimo de origen Ingles, pero este no es encontrado en el siglo 18.

Debemos de notar 3 autores mas de la época. Primero, veamos al bautista John Gill, que en su libro de 3 partes, The Cause of God and Truth, defiende el Calvinismo, pero no usa el acrónimo, mas bien, define la reprobación, elección, redención, gracias eficaz y perseverancia. Luego, el Congregacionalista Thomas Ridgley (1667-1734), que en su Body of Divinity (1731), siguió el Catecismo Mayor de Westminster. Similar en su defensa del Calvinismo representado en Dort, pero no toma el acrónimo para explicar el Calvinismo. Por ultimo, John Edwards (1637-1716), quien escribió dos volúmenes en defensa de los puntos del Calvinismo, Veritas Redux (1707) y el segundo The Scripture Doctrine of the Five Points. Con su personal conocimiento de Dort, Edwards menciona los puntos como “los decretos eternos”, “libre albedrio”,  y “gracia y conversión”. En su otra obra, the Scriptural Doctrine of the Five Points, incluye en esos puntos la “redención de Cristo y gracia universal”. ¿Gracia universal? ¿No es esto totalmente en contra de lo que TULIP representa? ¿Y que con el libre albedrio? Una ves mas, vemos que aquellos que tenían conocimiento inmediato de Dort, no comparten las conclusiones de los modernos Nuevo-Calvinistas.

Después de ver durante los primeros 3 siglos posteriores de Dort, que sus mas acérrimos defensores no se aferraron a un método Calvinista definido como TULIP, no podemos decir que tal acrónimo sea la posición histórica Reformada o Nueva Calvinista.

En mis platicas con Calvinistas, en su mayoría jóvenes, o personas que eran Arminianas y que por una o otra razón se convirtieron Calvinistas, siempre me dicen que el TULIP representa las conclusiones del concilio de Dort. Por lo visto, tal cosa no puede ser comprobada históricamente, y es mas bien, una mantra aprendida de sus lideres que tampoco saben de la historia Cristiana, y mucho menos del Calvinismo.

Stewart observa que de los Calvinistas del recién siglo 20 para atrás, vemos una flexibilidad sobre cuales son, y que representan los puntos del Calvinismo. Esto es contrario a lo que vemos el día de hoy, que afinidad a los cinco puntos es una prueba de ortodoxia.  Tanto Boetner como Palmer, como hemos visto anteriormente en el diagrama, aunque se refieren a los 5 puntos, también nos llaman a tener cuidado en equiparar a la Fe Reformada o Calvinismo con ellos.  Boetner advierte en contra de “una muy cerca asociación de los cinco puntos y el sistema Reformado, cf. Reformed Doctrine of Predestination, pg. 59. Palmer dijo algo similar, “El Calvinismo no tiene 5 puntos y Calvino no es el autor de los 5 puntos”, cf. Five Points, Pg. i.

De gran asombro es lo dicho por J. I. Packer, que ya vimos como rechazaba el acrónimo. Ya en 1959 nos dice “no seria correcto simplemente equiparar el Calvinismo con los cinco puntos”, y “los cinco puntos presentan la soteriología Calvinista en una forma negativa y polémica”, cf. Owen’s Death of Death (1647), pg. 5.

Me pregunto si alguno de los jóvenes, y no tan jóvenes Calvinistas que de repente han abrazado el Calvinismo, se han documentado sobre la historia del movimiento que ahora han abrazado. Me topo con jóvenes y maduros, que defienden el TULIP hasta la muerte, y cualquier ataque al acrónimo, es un ataque al mismo cristianismo.

Claramente, y como hemos visto una y otra ves, esta no es la posición histórica del Calvinismo.

Muchos Calvinistas modernos me mandan a leer a Dort, como que ellos supieran a cabalidad lo que Dort dice. Un ejemplo es que la L en el acrónimo, los Calvinistas de antaño usaban lenguaje como “expiación definitiva”, o “redención particular”. Mientras que los modernistas Calvinistas, a quienes yo llamo Nuevo-Calvinistas, usan la L como “limitada”, mientras que el lenguaje de Dort es que la muerte de Cristo es “abundantemente suficiente para expiar los pecados de todo el mundo”, cf. Canon de Dort, 2.3. Teólogos Calvinistas como Charles Hodge en su “Teología Sistemática”, 2:558, hace similar declaración, como también lo hace Robert L. Dabney en sus “Charlas de Teología”, pg. 527. Una ves mas, las declaraciones de Spurgeon son muy aclaratorias para aquellos que pretenden hacerlo un Calvinistas de 5 puntos, “algunos piensan que es necesario a su sistema de teología limitar el merito de la sangre de Jesús; si mi sistema teológico necesita tal limitación, yo le tiraría al viento, cf. ‘C. H. Spurgeon’, pg. 173. Por lo visto, Spurgeon detestaría la posición de los que defienden los 5 puntos el día de hoy.

Citando a estos teólogos, junto con Spurgeon, y el mismo Dort, demuestra que el Calvinismo con el cual me encuentro, es mas histórico que el que ellos, los Neo-Calvinistas, están queriendo presentar. Esta nueva posición, ha llevado a muchos Calvinistas a pensar que su posición es la única que representa no solo al Calvinismo, sino que a la Cristiandad. Esta forma de pensar es mas bien sectaria, y tiene mas bien rasgos del fundamentalismo del siglo 20. TULIP en ves de llamar a los creyentes a pararse en unas doctrinas importantes, termina haciendo al Calvinismo como la única expresión para el Cristiano.

Una y otra ves soy llamado, como Bautista, a someterme a Dort. Mi explicación siempre ha sido que yo no tengo porque sujetarme a Dort, pues no soy Reformado de denominación, pero también porque no es un Concilio Ecunemico, que tendría entonces poder sobre la toda la iglesia, através de denominaciones y confesiones. Pero a diferencia de los Neo-Reformados, que sus denominaciones no se sujetan a Dort, seria bueno que supieran que las denominaciones que se aferran a Dort, hacen material disponible para estudio que demuestra donde los temas de Dort están en las Escrituras como también en el resto de la teología Reformada. Ejemplo de esto son los libros por Cornelius Plantinga, “A Place to Stand: A Reformed Study of Creeds and Confessions”, y Henry Petersen, “The Canons of Dort: A Study Guide”. Una ves mas, estos libritos muestran mas bien una posición histórica, que las imaginaciones modernas sobre el Calvinismo.

Otro punto de ver es que aquellos que son Presbiterianos o Reformados, que no se sujetan a Dort, se tuvieran que dar cuenta que la Confesión de Fe de Westminster (CFW) no es una foto copia de Dort. Ejemplo de esto es que la CFW no habla de “depravación total”, mientras que si tiene un capitulo de “la caída del hombre”. Expiación limitada no esta en la CFW, sino que un capitulo de “Cristo el Mediador”. No esta “gracia irresistible”, mientras que si un capitulo como “llamado efectual”. Si vemos estos ejemplos, podemos ver que aquellos Presbiterianos y Reformados que se aferran al TULIP, no lo hacen por ser fieles a su Confesión de Fe.

Concluyo, y reitero, que aquellos que se aferran a TULIP como un resumen de Dort, lo hacen a expensas de no saber lo que dice Dort, o reinterpretandolo de tal forma que hacen que diga algo que no quiso decir. Es mas, aquellos que pretenden que TULIP resume los Institutos de Calvino, demuestran que los están leyendo buscando un concepto que Calvino jamás tubo en mente, o muestran que jamás han leído los Institutos y solo repiten lo que han oído. Fue en el siglo pasado que el TULIP apareció, y ha sido en los últimos 40 años que este acrónimo, y sus adherentes, han tomado fuerza. Por mas que quieran justificar su posición, esta no es histórica, y no puede ser un credo o examen de ortodoxia, como muchos lo quieren usar el día de hoy. Aun ciertas letras en el acrónimo no han sido interpretadas uniformemente por Calvinistas a través de las edades. Es tiempo de aceptar ser parte del Cristianismo, y rechazar el aire sectarista del TULIP, y el sentido de superioridad que este le da a sus adherentes.

En una cultura después de la guerra del Vietnam que se convirtió tan divisiva, el TULIP es una expresión de esa divisionismo. Es tiempo que no sigamos con tal acrónimo, y que volvamos a una fe histórica y bíblica.

Share This Article

Algunas descripciones Paulinas de nuestro estado antes de venir a Cristo

Next Story »

¿Se refiere 2 Pedro 3:15-16 a que las cartas de Pablo eran consideradas Escritura?

Teología

Leer más

More