• 1240

¿Es TULIP la posición histórica del Calvinismo? 2 Un vistazo al siglo 20 y 19.

En esta segunda entrada de esta serie, comenzamos con el capitulo del libro por Kenneth J. Stewart, Ten Myths Abouth Calvinism, titulado “TULIP Is the Yardstick of the Truly Reformed” o “TULIP es la Regla de los Verdaderos Reformados”. En la primera vimos el apéndice del capitulo, donde Stewart demuestra la variedad de posiciones sobre lo que TULIP representa. En esta entrada, estaré trazando la historia del TULIP en el siglo 20 y en el 19. Pero antes de eso, Stewart define dos escuelas dentro del campo Reformado que se adhiere al TULIP. Estas escuelas son la escuela de la “gracias soberana” y la escuela “apologética.” Comparto las descripciones de Stewart de estos bandos, a los que paso a explicar en mas detalle.

El énfasis de la escuela de la “gracia soberana” es que Dios tiene un propósito omnipotente en su gracia electora hacia personas que son parte de la humanidad caída.  Para los de esta escuela,  el acrónimo TULIP es sacrosanto, una formula histórica de la fe, pasados por los antepasados a ellos en este tiempo. Cualquier diferencia con el TULIP, se equivale a una actitud contraria a la biblia y al evangelio.

La escuela de “apologética”, no pone abajo las posiciones de los de la escuela de la “gracia soberana”. Están conscientes que ciertas letras del acrónimo TULIP, como total depravación, expiación limitada y la gracia irresistible, pueden ser problemáticas. Estos, están dispuestos en alterar el acrónimo para dar a mejor entender los puntos del acrónimo.

Leyendo el diagrama en la entrada anterior, los lectores se pueden dar cuenta que estas posiciones o escuelas, están bien marcadas en las líneas Reformadas de hoy en día. Stewart concluye que estas dos escuelas o posiciones trabajan bajo un errado entendimiento. Y el errado entendimiento es que el TULIP es histórico, ósea, es la posición mantenida desde el Sínodo de Dort. Para resaltar este error, Stewart nos lleva del siglo 20 al siglo 17. En esta entrada, nos estaremos concentrando en los siglos 20 y 19.

El Uso Retrospectivo de los 5 Puntos. Siglo 20.

Fue el libro por David N Steele y Curtis C Thomas, The Five Points of Calvinism: Defined, Defended, Documented, publicado en 1963, que ayudo a popularizar el acrónimo T-U-L-I-P. En 1971, el historiador Reformado Lewis G. Spitz, desaprobaba del acrónimo, y habla de la “caricatura familiar del Calvinismo”, al referirse al TULIP. Earle E. Ellis, uso el acrónimo, pero le llamaba ya en 1953, una “herramienta mnemónica”, o una herramienta de memorización.

Pero podemos encontrar aun mas antes la mención del TULIP, ¡Y no en un libro de teología!! En un periódico Neoyorkino llamado The Outlook, en 1913, el escritor William H. Vail, relata que oyó el acrónimo 8 años antes por un Dr. McAfee.  De esto, el TULIP era muy diferente al moderno. Por ejemplo, la “U” representaba  la “expiación universal”. Stewart provee el articulo en el apéndice del libro, en las paginas 291-292. En el articulo, vemos que dentro del Calvinismo, los 5 puntos eran fluctuantes de tiempo en tiempo, de denominación reformada a otra, y de teólogo a teólogo. Al final del articulo, se dan 5 versiones de los 5 puntos del Calvinismo de esa época, que no siempre están de acuerdo con el acrónimo moderno.

 

El Uso Retrospectivo de los 5 Puntos. Siglo 19.

Robert C Dabney (1820-1898) comienza su libro criticando el titulo del mismo, “este titulo, Los Cinco Puntos del Calvinismo, no es tan correcto o de valor’ lo uso para hablar de ciertos puntos de doctrina, porque la costumbre los ha hecho familiares”. Aunque el titulo era sobre los 5 puntos, Dabney no expuso la “gracia irresistible”. Otro punto que divergió del entendimiento actual de TULIP fue en el lenguaje. No hablo de la “expiación limitada”, pero si de la redención particular. El Anglicano William Parks, en sus sermones de Cuaresma en 1856, que fueron publicados bajo el titulo “Sermones sobre los 5 Puntos”, los puntos tocados fueron “total caída del hombre”, “elección”, “redención particular”, “llamado efectivo”, y “perseverarían final”.

Stewart menciona a dos personas mas, un Escoces y un Canadiense.  Horatius Bonar y Thomas McCulloch respectivamente, que también mencionan 5 puntos del Calvinismo. Pero el que es de interés comentar es sobre el venerado Charles H Spurgeon, (1834-1892). En su biografía, C. H. Spurgeon: The Early Years, 1834-1859, pg. 168, su explicación de los 5 puntos es muy diferente a la que ahora tenemos.

Si algo podríamos concluir de este breve estudio sobre los orígenes y uso del TULIP en los siglos 20 y 19, podemos ver que lo que si ha sido consistente es que siempre se han considerado que hay 5 puntos que forman la identidad del Calvinismo. Lo que menos ha sido consistente es un consenso de lo que compone esos 5 puntos.

En nuestra próxima entrada veremos si el uso del TULIP se podría remontar entonces al siglo 18 o su propia concepción, en el siglo 17, en Dort.

Share This Article

10 Jesús Falsos que debemos de parar de adorar – 2

Next Story »

10 Jesús Falsos que debemos de parar de adorar – 3

Teología

Leer más

More