• 10849

John Piper y el Fuego Extraño – Respuesta de Piper

Fue muy publico que McArthur llamo la apertura de Piper a los dones espirituales como una “anomalía”. Pero no solo McArthur puso en tela de juicio la integridad teológica de Piper, sino que mas tarde, en el blog de Tim Challies, puso también en tela de juicio la integridad teológica de Don Carson y de Wayne Grudem.

La preocupación de McArthur es esta:

“Mi mayor preocupación es que su apertura a la cuestión, sin saberlo, le da todo el movimiento de un aura de credibilidad teológica que no merece.”

Aunque muchos consideran a McArthur como un buen maestro de la Biblia, y aun mas, erudito, dentro de la academia, McArthur no se puede comparar a John Piper, y mucho menos a Don Carson o Wayne Grudem, teólogos no solo por su que hacer pastoral, sino de profesión. Eso es lo que le preocupa a McArtur, que el sabe muy bien que su nombre, dentro de la academia, no tiene ningún peso, mientras que el nombre de Piper, Grudem, y Carson, si.

Pero no solo creo, que ese el único problema de McArthur. El sabrá muy bien que ninguno de los comentaristas sobre el texto que es defendido por los cesacionistas, I Cor. 13, apoya la noción que telios se refiere a un cierre de un canon, pero apuntan que se refiere a la venida del Señor Jesús por segunda vez.  Ningún erudito o escritor bíblico serio podría seguir la conclusión o interpretación cesacionista. Como muy bien el teólogo Roger Olson le llama al trato de I Cor. 13:8-13 por los cesacionistas, “una descarada eisegesis”.

Creo que la respuesta de Piper, destruye la postura de Sola Scriptura usada por McArthur y el resto de los Cesacionistas. La respuesta es esta:

En la conferencia, Piper se caracterizo por ser abierto a los dones, pero no abogar por ellos o animar a otros a perseguir los dones en si. Esto es un malentendido, dice Piper. “Abogo por la obediencia a 1 Corintios 12:31,” procurad los mejores dones. “Y yo abogo por la obediencia a 1 Corintios 14:01, “procurad los dones espirituales, sobre todo que puedan profetizar.’ Y yo abogo por la obediencia a 1 Corintios 14:39, “Procurad, pues, a profetizar, y no impidáis el hablar en lenguas.” Quiero que los cristianos de hoy obedezca esos textos “.

Piper no es el único que ve esa “anomalía” en el argumento cesacionista. Yo he dicho lo mismo en mis intercambios con cesacionistas. Yo creo en la Sola Scriptura, por lo tanto, no puedo usar unos textos tan arbitrariamente, y decir que ya no se aplican, sin tener la suficiente data que justifique porque ese pasaje o versículo no tiene nada de aplicación el día de hoy. Para mi, los cesacionistas están trabajando con un canon dentro del canon.

Volviendo a la respuesta de Piper, el aparentemente toma la posición Puritana de lo que Pablo se refiere sobre la profecía dentro de la congregación. Piper dice lo siguiente:

“Esta oración de profecía es el deseo de predicar bajo la unción, con el fin de “decir cosas agradables a las Escrituras, y con sujeción a la Escritura, que no están en mi manuscrito o en mi cabeza mientras camino al púlpito, ni idea de antes de tiempo, lo que vendría a mi mente, que traspasaría de una manera extraordinaria, de modo que 1 Corintios 14:24-25 sucede.”

Para Piper, como para muchos Puritanos, la profecía se refiere, no a un “He aquí dice el Señor”, sino a la exposición de las Escrituras.

Finalmente, vemos que Piper, esta de acuerdo con McArthur de que hay abusos emocionales, financieros, etc. Pero Piper ve que esta clase de abusos no están confinados al mundo pentecostal/carismático:

“Abusos carismáticos doctrinales, abusos emocionales, abusos de discernimiento, los abusos financieros, todos tienen su reflejo en las iglesias no-carismáticas.”

Y esto es la verdad. Querer solo atribuirle esos abusos a los Carismáticos/Pentecostales, es una forma “amarillista” de hacer un argumento.  Esto es lo que McArthur y sus asociados hacen.

Piper da una buena respuesta, tanto lógica como escritural a la posición de McArthur. El cesacionismo es una reacción a los abusos, condenables, que vemos el día de hoy, como también, se vieron en los tiempos de la Reforma con algunos Anabaptistas, como también los vio Warfield con el Catolicismo Romano de sus días. Pero estos abusos, también se dieron en los tiempos de Pablo, y el dice que no debemos de impedir a la gente hablar en lenguas, sino que en el capitulo 14 de I Corintios, vemos que les da regulaciones de cómo administrar ese don.

Creo que Piper da un mejor argumento lógico y Escritural sobre el asunto de las lenguas. El continuismo es la posición bíblica, pero esto no quiere decir que se aprueben los abusos que toman lugar dentro del movimiento. No ver que similares abusos suceden también dentro de las líneas cesecionistas, es prácticamente quitar la posibilidad de pecado en las filas de ellos y es hacer lo que el dicho nos dice “tirar piedras teniendo uno techo de cristal”.

Por ultimo, decir que se cree y se aplica la “Sola Scriptura”, y se rechaza o no se toma en serio las Escrituras pertinentes a la cuestión del hablar en lenguas.

Share This Article

¿CESARON LAS LENGUAS? – El uso de “Telion” en el NT y Pablo en particular

Next Story »

John Piper responde a las acusaciones de John McArthur – Ingles

Teología

Leer más

More