• 3692

Respuesta a los argumentos que hay apóstoles el día de hoy, 1.

Puesto a la falta de interacción con aquellos que defienden y proponen la posición de que hay apóstoles el día de hoy, busque un estudio escrito por una organización que mantiene dicha posición, y decidí responder a sus argumentos. Lo hice contestándole a un buen amigo del pasado, y por eso tiene un tono personal. Espero que esta respuesta, sea de ayuda para aquellos que quieren dar una respuesta a este movimiento que esta muy lejos de representar a las Escrituras.

Pegare el “estudio” que se otorga para defender el ministerio apostólico (es la segunda parte del estudio, que encontré mas interesante que la primera), y luego, pegare mis respuesta dadas en FaceBook, con algunas ediciones para que sea mas legible.

¿Debe la iglesia ser edificada por apóstoles? parte 2

Introducción

En la parte primera de este tema (ver Parte 1), aprendimos que los ministerios existen aun en este tiempo, y que estarán hasta que la Iglesia sea completamente edificada, lo cual sucederá hasta la segunda venida de Jesucristo, hoy continuaremos hablando sobre el ministerio apostólico que como aprendimos es uno de los fundamentos para que la Iglesia sea edificada correctamente. Algunas personas por ignorancia, y otras por tradiciones religiosas sostienen que en este tiempo no hay apóstoles, y que solo existieron los doce que el Señor designó, pero no es así, solo la Biblia nos habla de más de veinte apóstoles, y como veremos, aun en nuestros días existen.

Las Etapas del Desarrollo del Evangelio

Recordemos que nuestro Dios es Uno pero manifestado en tres personas, de igual forma el evangelio se realiza en tres etapas, 1) el antiguo testamento, donde el Padre hablaba y anunciaba la venida del Salvador (de su hijo), 2) los evangelios, que hablan sobre la primera venida del Señor Jesús, quien vino a cumplir las promesas del evangelio, redimirnos del reino de tinieblas, y 3) el nuevo testamento, que inicio desde la venida del Espíritu Santo y es la etapa que estamos viviendo todavía, donde el evangelio sigue siendo predicado a todas las gentes de la tierra.

Los Apóstoles del Padre, del Cordero y del Espíritu Santo

El Apóstol del Padre

En las tres etapas de desarrollo del evangelio han habido Apóstoles, la palabra Apóstol en griego “apostolos”, significa enviado, el Padre envió siervos en el antiguo testamento a su pueblo como lo dice en Jeremías 7:25, 35:15 y Ezequiel 3:6, pero el principal enviado por el Padre y designado como Apóstol es su Hijo, nuestro Señor Jesucristo (Hebreos 3:1), podemos decir que Jesucristo es el Apóstol del Padre, por eso al momento de iniciar su ministerio, el Señor Jesús declaro su misión como enviado de parte de Dios:

Lucas 4:18 EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACIÓN DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS;

Aquí podemos ver claramente la misión de un verdadero apóstol, anunciar el evangelio, proclamar libertad a los cautivos, que los ciegos vean, que los oprimidos sean libertados, claro, estas tareas son en el plano espiritual primero, y luego en el plano material, es decir, que primero hay que libertar a los cautivos en cárceles de maldad, de amargura, de iniquidad, a los ciegos que no pueden ver la verdad de Cristo, a los oprimidos por el diablo. Una señal de un verdadero apóstol es que las personas son cambiadas radicalmente, aquellos que antes eran esclavos de los vicios, empiezan a ser liberados de toda cadena, aquellos que están destruidos en sus matrimonios, empiezan a ser restaurados, aquellos que eran oprimidos por el enemigo, y por el mundo, empiezan a tener la libertad de Dios.

Los Apóstoles del Cordero

El Señor Jesucristo designo a doce de sus discípulos para que también fueran Apóstoles (Lucas 6:13), pero la escritura llama a estos doce, “Los Apóstoles del Cordero”:

Apocalipsis 21:14 El muro de la ciudad tenía doce cimientos, y en ellos estaban los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.

Como todos sabemos, entre los doce estaba judas, quien entrego al Señor y que finalmente se suicido tal como lo profetizaba la escritura, así que su apostolado fue entregado a otro para que se mantuviera el número de los doce apóstoles del cordero, el Apóstol Pedro dijo:

Hechos 1:16 Varones hermanos, tenía que cumplirse la Escritura en que por boca de David el Espíritu Santo predijo acerca de Judas, el que se hizo guía de los que prendieron a Jesús. 17 Porque era contado entre nosotros y recibió parte en este ministerio. 18 (Éste, pues, con el precio de su infamia adquirió un terreno, y cayendo de cabeza se reventó por el medio, y todas sus entrañas se derramaron. 19 Y esto llegó al conocimiento de todos los que habitaban en Jerusalén, de manera que aquel terreno se llamó en su propia lengua Acéldama, es decir, campo de sangre.) 20 Pues en el libro de los Salmos está escrito: QUE SEA HECHA DESIERTA SU MORADA, Y NO HAYA QUIEN HABITE EN ELLA; y: QUE OTRO TOME SU CARGO. 21 Por tanto, es necesario que de los hombres que nos han acompañado todo el tiempo que el Señor Jesús vivió entre nosotros, 22 comenzando desde el bautismo de Juan, hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea constituido testigo con nosotros de su resurrección. 23 Presentaron a dos: a José, llamado Barsabás (al que también llamaban Justo) y a Matías. 24 Y habiendo orado, dijeron: Tú, Señor, que conoces el corazón de todos, muéstranos a cuál de estos dos has escogido 25 para ocupar este ministerio y apostolado, del cual Judas se desvió para irse al lugar que le correspondía. 26 Echaron suertes y la suerte cayó sobre Matías, y fue contado con los once apóstoles.

Vemos como Matías recibió el Apostolado que perdió judas, si contamos, hasta aquí ya van catorce apóstoles (Jesús, los doce, y Matías el reemplazo), los apóstoles del cordero tenían como requisito haber sido testigos desde que el Señor se bautizo en aguas, cuando murió y resucito, y ver cuando fue recibido arriba, es decir que los Apóstoles del Cordero debían haber estado personalmente con el Señor, y fueron enviados para dar testimonio que Jesucristo resucito, siendo constituido por Dios como Señor y Salvador, los apóstoles del cordero debían anunciar la venida del reino de Dios a la tierra (Lucas 10:3-9), las señales que eran enviados los acompañaban, gente era trasladada del reino de las tinieblas a la luz, liberaciones de toda cadena de pecado e iniquidad, sanidades, prodigios y milagros los acompañaban:

Hechos 5:12 Por mano de los apóstoles se realizaban muchas señales y prodigios entre el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón.

Notemos algo interesante, el Padre anunciaba la venida de su hijo en el antiguo testamento, y llegado el tiempo (Gálatas 4:4), envió al Señor Jesús, quien vino a cumplir toda la ley, cuando el Señor Jesús finalizó su ministerio les dijo que no se fueran hasta que viniera el Espíritu Santo que el enviaría, cuando vino el Espíritu Santo (1 Pedro 1:12), inicio la Iglesia del principio y los apóstoles salieron a realizar la obra de Dios y propagar el evangelio.

Los Apóstoles del Espíritu

Ahora vivimos la era del Espíritu Santo, donde también hay llamados para apóstoles, así como lo hizo el cordero que llamo a doce, así también el Espíritu Santo llama apóstoles, pero los Apóstoles de este tiempo, son llamados “Apóstoles del Espíritu”, y los dos primeros son Saulo (Pablo) y Bernabé:

Hechos 13:2 Mientras ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. 3 Entonces, después de ayunar, orar y haber impuesto las manos sobre ellos, los enviaron. 4 Ellos, pues, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre.

El Apostolado del Espíritu también consiste en predicar el reino de Dios, que la gente reconozca a Jesús como Señor y Salvador, y que sean libertados los esclavos por el diablo, de toda cadena, para que reciban la herencia con todos los santos, eso fue lo que el Señor Jesús le dijo al Apóstol Pablo cuando se le apareció:

Hechos 26:16 “Pero levántate y ponte en pie; porque te he aparecido con el fin de designarte como ministro y testigo, no sólo de las cosas que has visto, sino también de aquellas en que me apareceré a ti; 17 librándote del pueblo judío y de los gentiles, a los cuales yo te envío, 18 para que abras sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mí, el perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados.”

Las señales de ser un verdadero apóstol del Espíritu continúan siendo las mismas que los apóstoles del cordeo, conversiones masivas y radicales de los aceptos (1 Corintios 6:11), liberación de cadenas de iniquidad, sanidades, prodigios y milagros:

Hechos 19:11 Y Dios hacía milagros extraordinarios por mano de Pablo, 12 de tal manera que incluso llevaban pañuelos o delantales de su cuerpo a los enfermos, y las enfermedades los dejaban y los malos espíritus se iban de ellos.

El Apóstol Pablo escribe a los corintios diciéndoles que las Señales de su apostolado habían sido evidentes a ellos (2 Corintios 12:12), que su predicación fue con demostración del Espíritu y del Poder de Dios (1 Corintios 2:4). Algunos dicen que para ser apóstoles hay que ver al Señor resucitado, ya que Pablo vio al Señor cuando iba camino a damasco (Hechos 9:1-6), pero recordemos que eso era un requisito para los apóstoles del cordero, pero para los del Espíritu no, ya que la escritura no nos dice que Bernabé haya visto al Señor Jesús y también era apóstol (Hechos 14:14), y como veremos mas adelante, hay mas apóstoles que tampoco dice que hayan visto al Señor. Hasta aquí siguiendo con la suma de los apóstoles, van dieciséis (16), sigamos:

Romanos 16:7 Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de prisión, que se destacan entre los apóstoles y quienes también vinieron a Cristo antes que yo.

Aquí vemos a otros dos apóstoles del Espíritu, Andrónicos y Junias, con ellos van dieciocho (18), en Filipenses 2:25 vemos a Epafrodito que dice que es un ministro o servidor, pero la palabra usada ahí es “apostolos”, es decir, es un Apóstol, en 2 Corintios 8:23 vemos a Tito como un mensajero de las Iglesias, pero la palabra usada ahí también es “apostolos”, con estos dos llevamos veinte, y hay algunos mas, entonces vemos claramente que no son solo doce apóstoles, y como aprendimos en el primer tema, los Apóstoles estarán mientras la Iglesia este siendo edificada, llegara el día cuando el señor venga por su Iglesia, y entonces los ministerios no serán necesarios pues su función habrá terminado.

Otros apóstoles

Para mencionar algunos otros apóstoles, podemos ver en 1 Tesalonicenses 1:1, y 2:6 como los remitentes de esta carta, son los apóstoles “Pablo, Silvano y Timoteo”:

1 Tesalonicenses 1:1 Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia a vosotros y paz… 1 Tesalonicenses 2:6 ni buscando gloria de los hombres, ni de vosotros ni de otros, aunque como apóstoles de Cristo hubiéramos podido imponer nuestra autoridad.

Nota que dice como “apóstoles en plural”, Pablo se refiere a que Silvano y Timoteo también eran apóstoles, al leer 1 Corintios 1:12, por el contexto podemos ver como Apolos también había llegado a ser un apóstol, detallando los apóstoles que encontramos en la Biblia están:

Listado de Apóstoles

El Señor Jesucristo, 1

Los Doce Apóstoles del Cordeo, +12

Matías el reemplazo de judas, +1

Pablo y Bernabé, +2

Andrónico y Junias, +2

Epafrodito, +1

Tito, +1

Silvano y Timoteo, +2

Total, 1+12+1+2+2+1+1+2=22 Apóstoles

Pero esto no quiere decir que solo hayan existido 22 apóstoles, los hemos enumerado para mostrar que no solo fueron doce, y que los Apóstoles del Espíritu Santo existen aun en nuestro tiempo, y que la Iglesia para ser edificada como Dios lo manda, debe reconocer el ministerio apostólico, claro, hoy en día hay una fiebre de “apostolitis”, muchos se están levantando asegurando ser apóstoles, pero debemos probarlos, en el siguiente tema hablaremos de cómo probar los ministerios Apostólicos, para que se diga de nosotros como de la Iglesia de éfeso:

Apocalipsis 2:2 ‘Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia, y que no puedes soportar a los malos, y has sometido a prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y los has hallado mentirosos.

Introducción. Me imagino que esto ha de ser aprobado por German Ponce. Pero miremos el falso argumento. Comienza diciendo que la gente solo acepta 12 apóstoles, cosa que es falsa, pues siempre se ha aceptado a los 12 + Pablo, como tampoco no se han descartado aquellos apóstoles puestos por las iglesias, como menciono en mi estudio en www.luisjovel.com

Las Etapas del Desarrollo del Evangelio. El otro error que hace el estudio, es que se acerca mas bien a la posición Unitaria (algunos les dicen erróneamente “unicitarios) de interpretar la Trinidad. Según el estudio, hay 3 etapas de revelación , una por el Padre, otra por el Hijo, y otra por el Espíritu Santo. Si nos remontamos desde el principio, los tres siempre han estado revelándose a si mismos, ejemplos son Gen. 1:26, o Isaías 6:3. Que Jesús nos vino a revelar a Dios por adentro por así decirlo en Mateo 28, es otra cosa. Pero esta forma de interpretar la trinidad es mas bien, Modalismo, el cual yo explico en mi canal de Youtube. Recordemos, la cuadrimension de dios (fíjate la minúscula) no es ni revelación ni bíblica, sino que malavares doctrinales y herejía antigua proclamada primeramente por Sábelio en el siglo 3. Por eso es que se tiene ese punto de vista dentro de algunas ramas de Elim. En fin, el punto es que ni la trinidad es correctamente explicada, que es lo mas básico, no de balde lo que sigue continua no pegando en el blanco.

Apóstol del Padre. No se porque cita al griego en el Antiguo Testamento, si es que fue escrito en Hebreo. Como he dicho en mi estudio en www.luisjovel.com, la palabra en el A.T. es Shaliaj, y es en el NT que encontramos la palabra “apóstolos”. Y es en el Nuevo Testamento donde explícitamente se le llama a Jesús apóstol, cf. Hebreos 3:1-6. El autor hace un craso error usando Lucas 4, pues dicha profecía SOLO SE LE PODIA APLICAR AL MESIAS como la evidencia de su ministerio. Como el Señor Jesús iba a alcanzar todo lo que dijo, MURIENDO EN LA CRUZ. Por lo tanto, eso no puede ser una señal que define al verdadero apóstol. Solo Jesús puede hacer eso.

Apóstoles del Cordero. Esto, si es verdad. Por citar la Escritura, y ser el consenso universal, por eso esta sección no tiene errores en lo absoluto.

Apóstoles del Espíritu. Esto no lo encontramos en las Escrituras. Pego la cita completa del articulo: “Ahora vivimos la era del Espíritu Santo, donde también hay llamados para apóstoles, así como lo hizo el cordero que llamo a doce, así también el Espíritu Santo llama apóstoles, pero los Apóstoles de este tiempo, son llamados “Apóstoles del Espíritu”, y los dos primeros son Saulo (Pablo) y Bernabé:
Hechos 13:2 Mientras ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. 3 Entonces, después de ayunar, orar y haber impuesto las manos sobre ellos, los enviaron. 4 Ellos, pues, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre.”

Respondo a esto con una cita en mi pagina. “Algunos, como en Ministerios Elim, desean hacer una distinción entre los apóstoles del Cordero, y apóstoles del Espíritu, basándose en Hechos 13:1-3. Esto suena interesante, si Pablo lo considerada así. Siempre que el se refería a su llamado apostólico, no apelaba a su llamado en la iglesia de Antioquia, mas bien, contaba su experiencia en el camino hacia Damasco, cf. Hechos 22:1-21; 26:2-23. La distinción que Othoniel Ríos, “apóstol” de ministerios Elim fue errónea, y no corroborada por Pablo en sus relatos. Es mas, Pablo en Gálatas parece referirse a su llamado al estilo de los profetas del A.T., cf. Gal. 1:15; Jer. 1:5.”

Siguiendo con el punto de los apóstoles del Espíritu, Pablo defiende lo genuino de su apostolado en I Cor. 9:1-2, II. Cor. 10-11, pero es en I Cor. 15:1-11 donde nos dice que es lo que el apóstol proclama, y como PABLO MISMO SE LLAMA A SI MISMO EL ULTIMO DE LOS APOSTOLES. La cuestión es, podremos llamar a otros “apóstoles del Espíritu” dado que dicha definición no esta en el NT, y ni Pablo, el “supuestamente sujeto de dicho llamado” tampoco hace referencia a el? Se esta haciendo una doctrina de una cita bíblica que ni esta enseñando tal cosa. Si Pablo mismo se llama a el Apóstol de Jesucristo y de Dios en los comienzos de sus epístolas, quienes somos nosotros para llegar y ponerle palabras en su boca??? Dios nos libre de hacer tal cosa!!!!

Otros Apóstoles. Ya de comienzo hay una gran contradicción. Supuestamente, Pablo, Silas y Timoteo, caerían en la categoría de Apóstoles del Espíritu, pero Pablo dice en I Tes. 2:6, que ellos son apóstoles de Cristo. Mientras que Pablo extiende el numero de apóstoles mas allá de los 13, no obstante, a Timoteo no se le vuelve a referir como tal, mucho menos en las pastorales. Pero mi punto es, si Pablo hubiera tenido el concepto de apóstoles del Espíritu, tubo la oportunidad de decirlo, pero no lo hizo. El resto de los apóstoles mencionados en el NT, es interesante, pero por ejemplo a Tito se le refiere como apóstol de las iglesias, ósea, comisionado por ellas, en contraste con Pablo, que fue comisionado por el propio Cristo resucitado, cf. II Cor. 8:23. Andrónico y Junias, esto es controversial pues en el Griego no es claro, y no se si German Ponce y el movimiento de Elim querrán aceptar entonces que una mujer, Junias, fue apóstol.

Comencé con la parte segunda del estudio de los apóstoles, pues quería dejar en claro el mal uso de la Biblia, las contradicciones aun dentro del esquema presentado, y que se llega a decir algo que Pablo jamás dijo, ni hizo alusión, etc. No niego la sinceridad de estos hermanos, pero no por ello podemos pasar por alto su mala exegesis, la imposición de conceptos propios a los textos, y la falta de doctrina básica cuando se refiere y explica quien y como trabaja Dios.

Luis Alberto Jovel

P.D. Estoy aun por escribir sobre las repercusiones teológicas y pastorales sobre esta posición, pero veo necesario antes de ello, responder a los argumentos que se proponen a favor de dicha posición.

Share This Article

La Nueva Perspectiva de Pablo por Michael B. Thompson

Next Story »

¿Es bíblico tener apóstoles hoy?

Teología

Leer más

More