El fragmento de “La esposa de Jesús”: Un rompecabezas que Continua

Cuando esto salió a la luz el año, puedo decir que fui el primero en reportar al respecto, pues buscaba en el internet por el reporte en Español, y no encontré ninguno. Por eso escribí al respecto aquí, aquí y aquí.

Es de notar, que la ultima ves que publique al respecto, han pasado casi 15 meses, y todo lo que se prometió, jamás fue publicado. El Profesor Larry Hurtado trae a atención una ves mas este fragmento. El critica la forma que la controversia ha sido manejada por Harvard Divinity School, y que como el mundo, en el ejemplo que da, ha manejado con mas honestidad esta clase de casos.

Pero claro, ya el mal quedo plasmado en las mentes de la gente, que hay una prueba que Jesús estuvo casado. Ya quedo claro que el fragmento era falso, pero eso, no se publica, y la gente no le interesa saber tal cosa. Lo único que les gusta, es el sensacionalismo.

Les otorgo la traducción del articulo, para que se den cuenta como se tratan estas cosas en el nivel académico, y que también puedan aprender a distinguir cuando personas, y instituciones respetables como lo es Harvard Divinity School, hacen declaraciones, que suenan mas falsas que ciertas.

Hace unas semanas pregunté aquí que más noticias había sobre el llamado fragmento de la “esposa de Jesús”, anunciado al mundo a finales del verano de 2012. Desde entonces, a pesar de preguntar directamente la Prof. King (la dirección de correo electrónico que aparece para ella ya no es válida) y pidiendo a varios estudiosos que se encontraban en diversas formas directamente involucrados en el análisis del tema del año pasado, ha resultado imposible conseguir cualquier cosa más allá de la última notificación al respecto dado a principios de 2013, que fue sometido a nuevas “pruebas”. (¿Cuánto tiempo se tarda en realizar este tipo de pruebas, después de todo?)

Ahora sabemos que el artículo sobre el fragmento de la Prof. King anunciado como inminente en Harvard Theological Review quedó en suspenso, y, en lo que uno puede decir, ahora parece probable que permanecerá de esa manera (es decir, no va a ser publicado). Además, parece que el programa de TV en preparación el año pasado ha sido cancelado (por lo que uno puede decir, de nuevo, sin ninguna notificación formal dada).

Puedo decir que tengo un poco de influencia directa de la clase de juicios críticos sobre el fragmento solicitado por HTR que probablemente llevó a la decisión editorial de no proceder con el artículo. Hubo después un análisis de larga duración publicados por diversos estudiosos que también fueron muy críticos de la autenticidad de este fragmento, el estudio realizado por el profesor Francis Watson después de haber tenido un impacto particular y disponible en línea aquí. De hecho, me ha informado de que un número de los principales expertos en los antiguos dialectos coptos también juzgan el fragmento sospechoso o incluso una falsificación.

Ahora, que yo sepa, nadie ha acusado a la Prof. King de tener cualquier participación en la producción del manuscrito, así que eso debe de ser enfatizado. Si se trata de una falsificación, fue engañada , no es culpable de nada más. Estas cosas pueden suceder, y han ocurrido antes. Basta pensar en el notorio caso de los “Diarios de Hitler” y el pobre Hugh Trevor-Roper!

Pero esa comparación ilustra mi perplejidad ante fragmento sobre la esposa de Jesús. En el caso de los “Diarios de Hitler”, Der Spiegel y Trevor-Roper reconocieron que habían sido engañados, y que desde un principio estaban equivocados. Ellos no sólo quedaron tranquilos y esperaron que todo iba a desaparecer. Establecieron las cosas en público. Así que, si de hecho, después de informar inicialmente que ha aceptado el artículo de King para publicación, HTR ahora ha decidido otra cosa, ¿por qué no decirlo públicamente? Y si el peso de la opinión académica es en gran medida que el artículo no es un texto auténtico de una antigua persona / círculo cristiano, sino una falsificación moderna, no deberían  ser registrados correctamente? Después de haber difundido el artículo por todos lados, ¿no debe Harvard Divinity School ahora actualizar un poco las cosas e indicar si la institución todavía afirma la propuesta inicial de la Prof. King o reconocer la sentencia académica generalizada de que es un documento inseguro?

Me han dicho de una conversación reciente con un destacado estudioso de la antigua cristiandad, que fue favorable a las pretensiones iniciales sobre el fragmento, y que a partir de hace unas semanas a profesado no estar consciente de las principales críticas académicas que se habían presentado contra él. Eso es curioso, ¿no? Existe un debate sobre un artículo central en el área de este estudioso de interés, y el erudito no se da cuenta de ello? Así que, ¿tenemos algún tipo de “trivialización” de la erudición, en el que uno simplemente no presta atención a los eruditos que tienen una línea diferente de lo que usted prefiere, o qué?

Un erudito central en la crítica del fragmento a quien expresé mi perplejidad ante el silencio sobre el asunto, simplemente se encogió de hombros, opinando que casi todo el mundo que es de conocimiento al respecto reconoce que el fragmento ha sido desacreditado y ahora los que inicialmente lo ofrecieron sólo esperan que la gente se olvide de las afirmaciones anteriores. Si se quedan en silencio el tiempo suficiente, sugirió, todos vamos a seguir adelante. Bueno, esa es una manera de manejar el asunto, supongo. Llámame ingenuo, pero sigo pensando que las normas de la buena erudición nos obligan a mantener el registro actualizado, que admitir críticas válidas de nuestras ideas y pretensiones, para admitir cuando tenemos algo mal, o, en este caso, puede tener sido engañado, o lo que sea. Trevor-Roper así lo hizo, y lo respeto más por ello.

Share This Article

Costanza Miriano, autora de ‘Cásate y sé sumisa’: “Si lo que molesta es la palabra sumisa, quemad la Biblia”

Next Story »

Para que no digan que acá no tenemos humor

Teología

Leer más

More