• 4058

Vaticinium ex eventu vs. Profecía Bíblica

Quizás no esten familiarizados con el termino, pero es importante conocerlo. Una profecía ex eventu es el termino Latín que describe una profecía que se hace después del evento. Muchos eruditos creen que por ejemplo, Daniel es una tal profecia. Muchos ponen la fecha de la producción de Daniel por los años 160’s AC. Que el escritor de Daniel, esta viendo atrás del evento, y interpretándolos de una forma que fuera conforme a la teología Judía del tiempo de los Macabeos.

Profecía, por el otro lado, es la predicción del evento antes que este tome lugar. Bíblicamente, y ya para el Nuevo Testamento, vemos que los profetas dan profecías especificas, de personas especificas, como las podemos ver en el libro de los Hechos, con respecto a las profecías de Agabo, Hechos 11:27-28; 21:10-12.

La litera Apocalíptica, es diferente a las dos mencionadas, y podrán leer de ella en este blog aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, y aquí.

El desastre en las Filipinas, ha hecho que muchos falsos profetas ahora se les atribuya que profetizaron el desastre. Una de ellos es Cindy Jacobs, que supuestamente en el 2009, profetizo que iba a pasar el presente desastre. Pero la supuesta profecía decía que las cosas iban a pasar en 2 años, no 4. Lo otro, que parece que el Dios que le habla a Jacobs no se pone de acuerdo que hacer, si bendecir y quitar la corrupción, o destruir a la nación.

Ya en el 2003 había profetizado que dios abriría los cofres para Las Filipinas, y que iban a tener dinero. Al menos, es consistente con su mensaje de prosperidad.

El otro que ahora se le atribuye que profetizo lo ocurrido en Las Filipinas, ha sido David Owuor. Según algunos, en Marzo del 2011, el hombre profetizo que habría un terremoto en las Filipinas, algo que paso el 2013.

¿Que pasa con estos dos casos? Las profecías de Jacobs, como las de Owour, caen en la categoría de Vaticinium ex evento. Ósea, que después que las cosas han pasado, la gente entiende que lo que se dijo años anteriores, se acaba de cumplir.

Pero veamos que los patrones de profetizar de estos, y de muchos, es tan vago, que cualquiera pudiera hacer tal predicción. Por ejemplo, profetizar un tifón para Las Filipinas, no es tan difícil, dado a la frecuencia que estos toman lugar. Para ver la frecuencia, vean aquí. Ya en el 2011, dos tifones arrasaron a Las Filipinas, como también a ocurrido en el 2013.

Por lo tanto, decir que un desastre natural va a pasar en Las Filipinas, no es ninguna novedad.

Este Domingo pasado, predique de 2 Tes. 3:6-15, donde aquellos que no quieren trabajar, y son “vagos” (NVI). Estos, al parecer, son los mismos que andan diciendo que el día del Señor ya llego, y por lo tanto, no se debe de trabajar. ¿Les suena esto familiar? Es interesante ver que Pablo usa la misma palabra de que se deben de “tranquilizar” a ellos, como también se las aplica a los hermanos que están siendo alarmados en 2 Tes. 2:2.  El texto que use como apoyo fue Lucas 21:5-38. Ya el Señor nos ha predicho de todo lo que acontecería, y por lo tanto, no necesitamos que un iluminado venga y nos diga lo que va a pasar. Los que se alarman, y quedan asombrados, denotan su falta de lectura bíblica, y su morbosa fijación con lo futuro.

Que Dios nos guarde, y guie a no ser engañados por estos falsos profetas, y que nos aferremos a la Palabra del Señor ahora mas que nunca.

Share This Article

Equilibrio Teológico – Solo para los que saben la Escritura

Next Story »

¿Quien es este hombre? – Libro

Teología

Leer más

More