El Evangelio de Joel y Victoria Osteen es otro evangelio, pero Mohler tampoco logra llegar a sus verdaderas fuentes.