• 2445

El gallo “predicador” – buscando señales y no haciéndole caso a las Escrituras

Siempre nos encontramos con cosas que nos dejan atónitos, y que nos llevan a creer que hay un dios. Que hay un dios, es un buen paso, pero lo que Jesús vino es para que conozcamos al único y verdadero Dios, su Padre, y que Jesús es el camino a el, Juan 14:6.

Pero ahora nos topamos que hay un gallo “predicador”, que cuando canta, dice “Cristo viene”. Para serles sincero, acá en el campo, he oído gallos que suenan igual, y a veces también he pensado que dicen tal cosa, pero en la Biblia, los dos únicos animales que han hablado han sido la serpiente que engaño a Eva en Génesis, y el asno de Balaam en Números.

Esta noticia es muy en línea a lo que John McArthur y compañía vienen criticando, que hay gente que le otorga la existencia a dios después de ver tales cosas que no son tan comunes. Pero como he mencionado anteriormente, estos eventos, lejos de traer a la gente a un conocimiento bíblico de Dios, solo satisface el morbo, y los acostumbran a buscar cosas similares, y no a Dios.

Regresando al gallo, a mi me suena que dice “Cristo Viene”, pero ¿Qué mas se le pudiera acomodar a esas silabas? Esta noticia es llamativa, pero no que vaya conforme a la revelación de Cristo. Si la gente cree que un gallo va a traer gente a Cristo, ¿Qué si un muerto regresa de la muerte? Por lo visto, Jesús no aprendió nada del movimiento de la confesión positiva. Para Jesús, ni uno que se levantara de entre los muertos, podría hacer que la gente cambiara de su forma de vivir, y tornarse a Dios, cf. Lucas 16:19-31.

Entonces, ¿interesante ver un gallo “predicador”? Si, entretiene, hace levantar el rating por un tiempo, pero luego, no llega a mas.

Es la Palabra de Dios, la única que tiene poder para cambiarnos. Les dejo este pasaje, que espero que lo tomen en serio.

Isaías 8:20

Nueva Versión Internacional (NVI)

20 yo les digo: «¡Aténganse a la ley y al testimonio!» Para quienes no se atengan a esto, no habrá un amanecer.

Share This Article

Jesús es ahora una invención Romana – La pseuda erudición ataca de nuevo

Next Story »

Gratitud por la palabra de aliento

Teología

Leer más

More