El a veces “confuso” comportamiento de Dios – 2 ¿Dios engaña a la gente?

El concepto de que Dios pueda engañar a una persona, nos suena a los cristianos imposible, y hasta nefasto.  Dios no haría tal cosa, ¿o si?

A muchos cristianos no les gusta hablar de estos temas, pero son los temas que los incrédulos usan para desacreditar nuestra fe, y pretenden apuntar contradicciones en el Dios de la Biblia. También saber dominar estos temas equipan al cristiano a no ser confundido, como tampoco confundirse a si mismo al leer las escritura. Pero volviendo al punto, ¿podrá Dios engañar a la gente? Veamos unos pasajes donde pareciera que si.

Jeremías 4:10

Nueva Versión Internacional (NVI)

10 Yo dije: «¡Ah, Señor mi Dios,
cómo has engañado a este pueblo y a Jerusalén!
Dijiste: “Tendrán paz”,
pero tienen la espada en el cuello.»

Otro pasaje donde pareciera que Dios engaña a la gente es el pasaje clásico de I de Reyes, en el cual Dios manda un espíritu de mentira para poder matar a Acab.

1 Reyes 22:23

Nueva Versión Internacional (NVI)

23 Así que ahora el Señor ha puesto un espíritu mentiroso en la boca de todos esos profetas de Su Majestad. El Señor ha decretado para usted la calamidad.

En este relato se ve que Dios pide el consejo de la corte celestial para poder actuar en contra de Acab, el rey pagano de Israel. Me gustaría apuntar que en esta segunda ves, vemos una ves mas que Dios no engaña aquellos que andan en el buen camino, sino en el malo.

Un ejemplo que no siempre es tomado en cuenta, es uno del Nuevo Testamento.

2 Tesalonicenses 2:11-12

Nueva Versión Internacional (NVI)

11 Por eso Dios permite que, por el poder del engaño, crean en la mentira. 12 Así serán condenados todos los que no creyeron en la verdad sino que se deleitaron en el mal.

Podemos ver en estos 3 ejemplos, que Dios no le manda el engaño a personas que están guardando sus mandamientos, pero aquellos que ya de antemano han decidido creer a la mentira, y a no seguir a Dios y su ofrecimiento de salvación.

Tito 1:1

Nueva Versión Internacional (NVI)

1 Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, llamado para que, mediante la fe, los elegidos de Dios lleguen a conocer la verdadera religión.

Es solamente aquellos que están en la fe, que Dios les va a hacer llegar la verdad. Estos, a diferencia de los mencionados arriba, han optado, y Dios los ha escogido, a seguir y mantenerse en la verdad.

Para confirmar este punto, veamos lo que dice el Salmo 18:

Salmos 18:25-26

Nueva Versión Internacional (NVI)

25 Tú eres fiel con quien es fiel,
e irreprochable con quien es irreprochable;
26 sincero eres con quien es sincero,
pero sagaz con el que es tramposo.

Podemos concluir, que Dios no engaña a nadie, sino que simplemente le da al ser humano conforme lo que ha decidido creer o vivir.

Share This Article

El a veces “confuso” comportamiento de Dios – 1 ¿Puede Dios ser sorprendido?

Next Story »

Cristianos ‘en el armario’ por la intolerancia pro gay?

Teología

Leer más

More