La Importancia de Los Credos en La Vida de La Iglesia por Carl Trueman 2

  1. 2.     Las Confesiones ofrecen resúmenes sucintos de la fe.

Si usted tiene en su biblioteca o en su bolsillo una copia de las Normas de Westminster, tiene más fuerza  teológica que cualquier otro libro aparte de la Biblia. A menudo, tomos teológicos pueden parecer enorme e imponente y muy pocos tienen el tiempo para leerlos. Sin embargo, el Catecismo Menor puede ser llevado en un bolsillo, se puede leer en unos pocos minutos y memorizar fácilmente. Se trata de un currículo teológico en una forma fácilmente digerible. Por supuesto, hay otros libros en el mercado que hacen cosas similares. Pero, ¿hay alguno que lo haga de manera tan eficiente y de tal forma fácilmente digerible? La iglesia con una buena confesión y catecismo tiene una herramienta pedagógica ya preparada para inculcar la verdad a su pueblo. La historia ha demostrado esto una y otra vez. Aquí, por ejemplo, hay una cita de BB Warfield:
¿Cuál es la marca indeleble del Catecismo Menor? Tenemos los siguientes fragmentos de la experiencia personal de un oficial general del ejército de los Estados Unidos. Él estaba en una gran ciudad occidental en el momento de emoción intensa y disturbios violentos. Las calles fueron invadidas diariamente por una multitud peligrosa. Un día observó acercándose a él un hombre de una conducta calmada y firme cuya mirada inspiraba confianza. Quedé tan impresionado con este comportamiento en medio del escándalo que nos rodeaba, que cuando él iba pasado se volvió a mirar hacia atrás y descubrió que el desconocido había hecho lo mismo. Al observar su giro, el desconocido a la vez volvió a él y tocando su pecho con su dedo índice exigido sin introducción, “¿Cuál es el fin principal del hombre?” inmediatamente el contesto, “el fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de él para siempre’.  A, dijo, “Yo sabía que eras un muchacho del Catecismo Menor por tu apariencia. Qué increíble! eso era exactamente lo que estaba pensando en ti”, fue su réplica.
Y la postdata lacónica de Warfield a esa historia es: “Vale la pena ser un muchacho del Catecismo Menor. Ellos crecen para ser hombres. Y mejor que eso, son muy aptos para llegar a ser hombres de Dios.” La razón, por supuesto, es el Catecismo Menor es sin duda una excelente declaración concisa de todo el consejo de Dios.

 

  1. 3.     Las Confesiones permiten una discriminación adecuada entre dirigentes y miembros en la Iglesia.

Existe cierto debate en los círculos Reformados sobre  cuánto conocimiento doctrinal debe exigirse para ser miembro de una iglesia. Por mi parte, creo que Romanos 10 indica que la barra debe ajustarse a la baja, en lugar del más alto, extremo del espectro. Una confesión básica, siempre y cuando se combine con un espíritu humilde y dócil, es suficiente. Si algunos no están de acuerdo con esta evaluación, por lo menos todos deben estar de acuerdo en que tiene que haber una diferencia entre el grado de conocimiento que se requiere de un líder y un nuevo miembro. Donde uno comienza en la vida cristiana nunca debe ser donde uno termina. Tiene que haber un crecimiento en la madurez, el cual al mismo tiempo, está estrechamente ligado con el conocimiento doctrinal y con los documentos confesionales de la iglesia que ofrecen un mapa de ruta o marco de aspiraciones que da sustancia y estructura a este crecimiento. La iglesia con ninguna confesión o solamente con la más mínima de las declaraciones doctrinales tiene la desventaja de no poder poner ante el pueblo una visión bíblica y enriquecedora de lo que la teología de un cristiano maduro debe ser.

 

  1. 4.     Las Confesiones destacan lo que es de importancia

Tal vez se podría expresar este punto en términos negativos: si no está en la confesión, va a ser difícil argumentar que se trata de un asunto importante. Es por esta razón qué las confesiones deben ser elaboradas. Si, por ejemplo, una iglesia tiene solamente diez puntos de base doctrinal, el problema que los ancianos van a enfrentar es de cómo convencer a su gente que un undécimo punto doctrinal es realmente  importante. Si no está en la confesión, entonces la iglesia está funcionalmente permitiendo la libertad de conciencia al respecto. Por ejemplo, si la declaración no hace referencia al bautismo y por lo tanto permite que tanto paidobautistas y credobautistas asuman funciones de liderazgo, en esta situación, el bautismo se convierte en un asunto de indiferencia práctica. Lo mismo se aplica a cualquier doctrina – la perseverancia, la santificación, la escatología: si no se menciona, entonces la iglesia no tiene una posición oficial al respecto y es relegado a un segundo nivel de un asunto de menor importancia.
Una vez más, para volver al punto anterior: el nuevo miembro de la iglesia no está preparado para entender inmediatamente lo que es importante y lo que es indiferente. Una buena confesión, sin embargo, elaborada y exhaustiva proporciona a la iglesia, no sólo con un gran mapa pedagógico, sino también con un recurso fundamental para enseñar a la gente acerca de lo que realmente importa y por qué.

Share This Article

Tertulia — Introduccion a los Credos para Hoy 2

Next Story »

La version asiatica de Diamond. Si que se parecen, increible!!!

Teología

Leer más

More