¿Cómo y porque quieres estudiar teología? 1

Yo comencé mi formación teológica en 1994, en un instituto bíblico de las Asambleas de Dios. Después de un año, Rikk Watts, ahora profesor de Nuevo Testamento en Regent College, Vancouber, Canadá, me sugirió que me inscribiera en el seminario donde el enseñaba en ese tiempo, o estudiar en Ridley College, que me quedaba mas cerca. Ridley fue mi opción para estudiar mi licenciatura en teología, solo me quedaba 10 minutos en auto.

Es increíble saber que ya van a ser 20 años que me encuentro en el que hacer teológico. Pero me recuerdo que el primer libro que nos recomendaron a estudiar el libro por el teólogo Aleman Helmut Thielicke A Little Exercise for Young Theologians, que traducido es Un Pequeño Ejercicio para Teólogos Jóvenes. Este libro pretende enseñarle al que esta recién estudiando teología, como comportarse ante los miembros de la congregación cuando se regresa del seminario en la primera vacación.

En internet me he encontrado un sin fin de hermanos, muy buen intencionados, que no obstante, por estudiar en un instituto bíblico, donde sus profesores tampoco tienen mucha formación, vienen y despliegan su conocimiento en internet, y dicen frases como “somos libres del dogma”, o “yo creo que el Jesús bíblico hizo tal cosa, pero no el Jesús histórico”. Frases así, apantallan a alguien que no ha estudiado teológica, pero a una persona como yo, mas bien, me demuestran su juventud en el que hacer teológico.

En esta semana, veremos una serie que tiene que ver con la pregunta ¿Cómo y porque quieres estudiar teología? Los escritos los estoy traduciendo de esta web.

********************************************************************************

En primer lugar, examina tus intenciones. Toma un poco de tiempo para pensar acerca de por qué quieres estudiar teología. En los mensajes anteriores pude haber dado muchas razones positivas, pero el corazón humano es algo voluble y engañoso (Jeremías 17:9), y ninguna de sus decisiones son totalmente puras. Debería ser obvio que el estudio teológico ofrece al alumno un cierto grado de poder e influencia, especialmente si están al servicio de una Iglesia despojada de otra manera de teólogos. Hay un gran número de teólogos (especialmente aquellos que son jóvenes) que usan su intelecto como un vehículo para la vanidad. Hace todo lo posible para no caer en esta trampa: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes (Santiago 4:6).

Share This Article

¡luisjovel.com llega a 12,000 visitas al mes!!

Next Story »

¿Cómo y porque quieres estudiar teología? 2

Teología

Leer más

More