• 2345

¿Qué es lo que El Apocalipsis realmente significa? – Video-Audio

Hemos sobrevivido a Harold Camping. Hemos sobrevivido a Y2K, aunque con menos angustia que nuestros antepasados ??sobrevivieron Y1K. El mundo ha sobrevivido los últimos tiempos predictores tan diversos como Billy Graham, William Miller y Jonathan Edwards. Ahora nos enfrentamos al supuesta año final del calendario Maya.

Sin embargo, la mayoría de las librerías cristianas dedican secciones enteras al tema  de “profecía bíblica” la literatura que utiliza el libro de Apocalipsis, entre otras literaturas bíblicas, que nos diga que estamos viviendo en los últimos días.

Esta es la verdad: no hay intérprete académico de El Apocalipsis  que entienda el libro como una hoja de ruta para el futuro, y mucho menos como diciendo a los cristianos contemporáneos que estos son los últimos días. En su lugar, los eruditos entienden que la Revelación originalmente habló con las condiciones de su propio tiempo y lugar. Ofrecía a un grupo específico de cristianos del primer siglo no sólo la esperanza para el futuro, sino también una interpretación – una “revelación” – del mundo que vivían. En otras palabras, la mejor manera de entender el Apocalipsis no requiere de un Decodificador apocalíptico o bola de Cristal, o de lo que pase en Israel. La mejor forma de entender el Apocalipsis es cuando la leemos como cualquier otro texto antiguo, en su propio contexto histórico y cultural.

¿Que hace a los eruditos bíblicos tan seguros de que la Revelación no proporciona una hoja de ruta para el futuro? Dos consideraciones básicas nos llevan a esta conclusión.

En primer lugar, el libro insiste en que está dirigido a un grupo específico de iglesias y le habla a sus propias circunstancias. Vamos a empezar con las palabras introductorias del libro de Apocalipsis.

Apoc. 1:1 Ésta es la revelación de Jesucristo, que Dios le dio para mostrar a sus siervos lo que sin demora tiene que suceder. Jesucristo envió a su ángel para dar a conocer la revelación a su siervo Juan, quien por su parte da fe de la verdad, escribiendo todo lo que vio, a saber, la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Dichoso el que lee y dichosos los que escuchan las palabras de este mensaje profético y hacen caso de lo que aquí está escrito, porque el tiempo de su cumplimiento está cerca.

Yo, Juan, escribo a las siete iglesias que están en la provincia de Asia:

Trabajando hacia atrás, observamos varias cosas. En primer lugar, el Apocalipsis se dirige a las siete iglesias de la provincia Romana de Asia. Estas se encuentran en el oeste de Turquía en la actualidad. Identificadas en los capítulos dos y tres, estas iglesias eran algunas de las principales ciudades del Imperio Romano, incluyendo Éfeso, una de las cinco ciudades principales del día. En segundo lugar, Juan el autor del Apocalipsis describe la visión como hablando de las cosas que deben suceder “pronto” porque “el tiempo está cerca.” Esto no es una cuestión menor, ni es para ser espiritualizada que significar algo distinto de lo que dice. En varios puntos el Apocalipsis recuerda que los antiguos cristianos esperan su redención por venir “pronto” (1:1, 3, 19; 3:11; 22:7, 12, 20). El Apocalipsis no fue escrito para decirnos qué esperar en el futuro sino para dar a los antiguos cristianos esperanza para hacer frente al futuro de ellos. Mientras intérpretes modernos no están de acuerdo en muchos puntos, casi todos están de acuerdo en las circunstancias históricas básicas dirigidas por la Revelación.

En segundo lugar, sabemos mucho sobre el tipo de literatura que el Apocalipsis representa. Apocalipsis es un apocalipsis, una forma de literatura con la que los eruditos bíblicos se han familiarizado bastante. De hecho, el Apocalipsis constituye el primer libro que se llama un apocalipsis. (La palabra griega apokalypsis se erige como primera palabra del libro.)

Entre el siglo III AC y el siglo II DC, el judaísmo y el cristianismo produjeron varios grandes apocalipsis literarios, junto con una gran cantidad de literatura relacionada.  Todos estos libros comparten algunas características distintivas. Todos ellos se refieren a la visión experimentada por un visionario único. El vidente recibe instrucción y orientación de un ser celestial, por lo general un ángel. Y la visión revela tanto los asuntos de otro mundo o la resolución de la historia. Los lectores encuentran lo que está pasando en el cielo, la llegada del Mesías, y el juicio final, entre otros temas. Imágenes impactantes que requieren una interpretación imaginativa son comunes a todas estas obras. El Apocalipsis es un ejemplo clásico de un apocalipsis, ya que incluye cada una de estas características.

La Biblia protestante incluye sólo dos apocalipsis, Daniel y Apocalipsis. Sin embargo, el canon Ortodoxo Etíope incluye 1 Enoc, quizás el más grande de los apocalipsis literarios. La epístola del Nuevo Testamento, Judas alude a 1 Enoc en dos ocasiones, y por lo menos 11 copias o fragmentos de 1 Enoc fueron encontrados entre los Rollos del Mar Muerto. Varios importantes apocalipsis judíos fechan desde el tiempo de la composición del Apocalipsis, de los cuales 4 Esdras, Baruc 2, Baruch 3 y el Apocalipsis de Abraham. Dentro de décadas de composición del Apocalipsis cristiano aparecieron varios otros, incluyendo el Pastor de Hermas, la Ascensión de Isaías y el Apocalipsis de Pedro.

Compartiendo muchos rasgos comunes, estos apocalipsis literarios nos muestran que los apocalipsis representan una tradición en desarrollo literario, una forma de teología antigua expresada en símbolos poéticos y secuencias. Si alguien fuera a ponerse de pie en la iglesia y leer un pasaje de 4 Esdras o Hermas, casi todo el mundo asumiría el texto era de Apocalipsis.

En la segunda noche tuve un sueño: vi saliendo del mar un águila que tenía doce alas emplumadas y tres cabezas (2 Esdras 11:1, Nueva Versión Estándar Revisada).

El sol comenzó a brillar un poco y de repente vi una enorme bestia salvaje, algo así como un monstruo marino, con langostas escupiendo fuego por la boca (Hermas 23:6, trans. Bart Ehrman ).

Los apocalipsis nos enseñan que El Apocalipsis describe un momento de crisis aguda de su propia comunidad religiosa, las siete iglesias de Asia. Al igual que los otros apocalipsis, se critica a los acontecimientos actuales, incluso los acontecimientos políticos más importantes y culturales, desde una perspectiva divina. Y al igual que los otros apocalipsis, llama a su audiencia antigua a niveles rigurosos, incluso peligrosos, de la fidelidad en circunstancias difíciles.

La revelación no predice eventos en 2012 o alguna otra fecha futura, sino que habló a nuestros antepasados ??en la fe, que tenían suficientes problemas propios.

En futuros posts vamos a explorar tanto las circunstancias de la composición del Apocalipsis y el estilo de vida a la que llamó a su público.

*Adaptado y Traducido por Luis A. Jovel del articulo por Greg Carey, What Does the Book of Revelation Really Mean?que se encuentra en http://www.huffingtonpost.com/greg-carey/revelation-2012_b_1168906.html?ref=religion  accedido en el 18 de Noviembre 2012.

Bajar el audio aqui.

Share This Article

Datos y información sobre el blog

Next Story »

Las 10 cosas simples que los buenos pastores dicen

Teología

Leer más

More