PASTORES INACCESIBLES

Mi buen amigo blogero, Paulo Arieu, ha pegado en su web un articulo que habla de cómo los pastores el día de hoy muchas veces son inaccesibles.

Acá en Australia hay una “obispa” dentro de la iglesia Anglicana, Barbara Darling, que pastoreo una iglesia en la cual yo también pastorie cuando estaba en la iglesia Anglicana. Esta mujer, cuando era solo una sacerdote, les dijo a sus feligreses que si alguien se enfermaba o aun, moría, en el día que ella se tomaba libre, que no la llamaran. El día de hoy es “obispa” auxiliar de la diócesis de Melbourne, y me pregunta, ¿semejante persona tendría que tener tal cargo?

Yo he sido testigo de muchos pastores y reverendos que solo trasquilan el rebaño. Aunque algo que no habla este estudio, es que también uno como pastor, debe de cuidar a la familia, puesto que las ovejas a veces se amañan, y dar la vida por las ovejas, muchas veces significa hacer negligencia con respecto a la familia. Deben de haber limites lo que un pastor con familia debe o puede hacer. He visto muchos pastores que han dado sus vidas por sus ovejas, para perder a las ovejas mas importantes que Dios le ha dado, a su esposa e hijos.

Pasando por alto ese punto, el articulo de autoría de Mario E. Fumero es recomendarle.

********************************************************************************

Mario E. Fumero

Dentro de la ética de los médicos de cabecera y especialistas, es indispensable que sus pacientes tenga acceso al mismo en cualquier momento. Es por ello que los médicos entregados, responsables y conscientes de las emergencias de sus pacientes, están disponibles cuando el enfermo lo requiera las 24 horas. Para ello, antiguamente usaban el llamado “busca personas”, pero ahora, con los teléfonos móviles, el localizarles ya sea directamente, o por medio de su asistente, es rápido y seguro.

El médico, como el ministros del evangelio, sea pastor o sacerdote, debe ser una persona accesible a sus pacientes o miembros, porque desempeñan una labor humanitaria y de apostolado. Estas dos posiciones son una vocación de entrega y pasión por servir a las personas, y por lo tanto, la lógica establece la importancia de que sus pacientes u ovejas puedan acceder a ellos cuando confronten problemas serios.

El concepto de “ser pastor” establecido por Jesucristo va mas allá de la ética médica para atender a sus pacientes, porque el pastor es uno que anda, vive y conoce a sus ovejas, y según Jesucristo, debe estar dispuesto a dar su vida por ellas (Juan 10:11). Este compromiso hace que el ministro del evangelio se entrega en cuerpo y alma a su grey, como lo hace el pastor de un rebaño de ovejas. Jesús fue explicito al respecto definiendo el deber del ministro dentro de su iglesia cuando  expreso el concepto de pastor en Juan 10:1-15. Veamos:

1- El pastor entra por la puerta, no por detrás, ni a escondidas (V. 2).

2- Va delante y vive en medio de ellas, por lo que es accesible al rebaño (V.4).

3-   Conocen su voz y lo distingue del extraño (V.5).

4- Les proporciona alimento sólido (9).

5-   Está dispuesto a dar su vida por las ovejas (11).

6- No las abandona en momentos difíciles, porque no es asalariado (12).

7- Conoce a cada uno de sus ovejas por su nombre y las cuida (15).

Como podrán ver en estas enseñanzas está bien determinadas las funciones pastorales, así como las características de conducta del ministro. En vista de lo señalado, podemos saber si el pastor de mi Iglesia es un pastor de verdad, o simplemente es una persona que ha tomado el ministerio como un estilo de vida o profesión, actuando como un asalariado que solo busca obtener muchos beneficios materiales trasquilando a las ovejas.

Es triste ver la existencia de pastores inaccesibles para su rebaño, pues no le dan su número telefónico a sus miembros, y si lo llaman, no contesta, o tiene el móvil apagado. Pero lo peor de todo es cuando un miembro de la iglesia tiene problemas familiares, económicos o personales y desea ayuda de su pastor, y al quererlo ver, tiene que pedir cita, y a veces le hacen esperar un tiempo, porque el pastor “tiene la agenda muy comprometida” con eventos que no tienen que ver con su iglesia.

Muchas personas, miembros de otras iglesias, me llaman para pedirme consejo, cuando le pregunto; ¿por qué no va a su pastor?, me dicen que está muy ocupado y cuesta trabajo conseguir cita con él. Esta triste realidad se hace palpable, pues tengo amigos en el ministerio que cuando les trató de llamar o hablar, necesito  tener paciencia, porque no logro verles ni hablarles, aunque les llame por teléfono, ya sea porque no contestan, o porque tienen el celular apagado, o porque sus asistente le interrogan a uno para ver que le quiero decir, y después me comunican que está ocupado.

Es bueno entenderé el terminó de ser siervo, y mantener la humildad y la accesibilidad para aquellos que necesitan de nosotros. Debemos marcar la diferenciar entre ser empresario (persona que maneja negocios)  y ser ministro del evangelio (persona llamada para servir al necesitado).

Share This Article

Encuesta- ¿Qué quisieras ver mejorado en tu iglesia?

Next Story »

Una nueva Rifa. Jesús es el Mesías: Un estudio de la vida de Cristo.

Teología

Leer más

More