MATRIMONIO CRISTIANO EN LA REFORMA PROTESTANTE Y EN LA ERA MODERNA 3

La Reforma trajo un cambio, no solo en el área doctrinal, pero también en muchas practicas que la iglesia había mantenido durante mil años. El matrimonio no fue la excepción.

A diferencia de Roma, que consideraba el matrimonio como un “sacramento”, los Reformadores enfatizaban el matrimonio como un pacto, pero también como una institución divina. Pero el rechazo del matrimonio como sacramento llevo al matrimonio a ser revertido al estado. Fue durante la Revolución Francesa que el matrimonio civil tomo lugar por primera ves en 1791.[1]

Lutero, aun mantenía la costumbre de tener el matrimonio en la puerta, pero lo movió a la iglesia para la lectura de la Palabra. Fue en la Reforma Inglesa, que finalmente el matrimonio toma lugar en la iglesia, después de 1500 años de Cristiandad. Dentro del mundo de habla Inglesa, el matrimonio civil se establece en el año 1836. En los Cánones de la Iglesia Anglicana, un matrimonio solo se puede hacer entre las 8 am a 6 pm. No se pueden hacer en fechas como Semana Santa, Domingo, o Navidad, y solo se pueden oficiar dentro de un templo o iglesia.

Las practicas que se mencionaron anteriormente, de origen pagano, fueron rechazadas tanto por lo puritanos, como también Wesley. Un ejemplo de ello fue que los Puritanos y Wesley rechazaron el uso del anillo por considerarlo de origen pagano. Fueron sus seguidores que lo reinstituyeron. Wesley también rechazo la costumbre de entregar a la novia, cosa que fue reinstituida por sus seguidores.

Otro cambio que sucedió durante la Reforma, fue el entendimiento de lo que era el matrimonio. Este entendimiento se encontraba en tres premisas. 1. El matrimonio era primordialmente para la procreación de hijos y su enseñanza en el Señor. 2. El matrimonio era para remediar el problema del pecado. 3. El matrimonio era para ayuda mutua y compañerismo. Fueron los Puritanos que cambiaron el orden, dando el primer puesto al tercer punto, que el matrimonio era para “ayuda mutua y compañerismo”.[2] Debemos de entender que el cambio fue porque ya para el tiempo de que los Puritanos aparecieron en la escena Cristiana, la mortandad infantil había rebajado mucho, comparada a las épocas pasadas, donde de 10 hijos nacidos, solo 5 o 4 sobrevivían una edad de mas de 5 años. Creo que este punto de vista es el que mas apunta a la intención original de la creación, en la cual vemos que Dios le crea una ayuda idónea para que el hombre no este solo, cf. Génesis 2:18. El fin de procreación vino como resultado de ese compañerismo, no al revés.

Una ultima cosa que cambio con la Reforma, no es meramente algo ceremonial, sino que algo conceptual. Como vimos anteriormente, el matrimonio se solemnizaba como un contrato, algo que aun se mantiene el día de hoy, pero la Reforma enfatizo que el matrimonio es un pacto. Esta posición, de ver el matrimonio como un pacto, y no como un contrato, es la posición bíblica, y asombrosamente, la Romana también. Bajo la perspectiva que el matrimonio es un contrato, esto implica que dos personas llegan a un común acuerdo para estar juntas, con estipulaciones que hacen que este contrato se quiebre. Bajo la perspectiva de pacto, Dios es testigo y garantizador de la fidelidad de los conyugues. No que el garantiza que los conyugues nunca van a ser infieles, pero que el ser infiel al conyugue es también quebrar un pacto con Dios de serle fiel a ese conyugue. El otro punto que se enfatiza bajo la perspectiva del pacto, es que este es hecho en amor, y no bajo estipulaciones legales.

Esto es aplicable en nuestro contexto moderno, donde la pompa de la ceremonia se mantiene, aun en matrimonios en los que los conyugues no son creyentes, y se trae una mentalidad de contrato al matrimonio. Muchos definen el matrimonio el día de hoy como solo un requerimiento legal, que no pasa a ser mas que una fiesta. Por eso cuando los problemas surgen dentro del matrimonio, incompatibilidades, o dificultades, el contrato matrimonial exima a los casados a retirarse del matrimonio si uno de los conyugues no cumple o llena las expectativas del otro. Es muy diferente este concepto al concepto bíblico, de un pacto hecho delante de Dios, cf. Mateo 5:32; 19:3-12, y en especial Efesios 5:21-33.

Es en Efesios, donde vemos el ejemplo del amor de Jesús para su iglesia, donde podemos ver el sublime ejemplo de un matrimonio, que a pesar que la iglesia falla y a veces no es fiel, Jesús sigue siendo fiel. El día de hoy, se invierten miles de dólares en una ceremonia matrimonial,[3] que desgraciadamente, no dura mucho. Se hacen promesas de amor hasta la muerte, pero los que hacen tales promesas, no tienen a un testigo a quien mantenerle esos votos, por lo tanto, cuando hay problemas, se separan, pues ya muchos han hecho contratos pre-nupciales, por si el otro cónyuge no llena las perspectivas requeridas, se puede seguir en la búsqueda el cónyuge “perfecto”.

Hemos visto como a todos, o la mayoría, les gusta lo ceremonial en el matrimonio, pero creo que la posición de los Reformadores, en enfatizar el matrimonio como un pacto en el cual mutuamente los conyugues hacen parte, y la posición de los Puritanos, donde la razón primordial del matrimonio es para hacerse compañía y apoyo uno al otro, es un concepto que arreglaría muchos problemas el día de hoy.

Espero que este estudio sobre la historia y la teología del matrimonio les pueda ayudar en su entendimiento sobre el, y también poder estar mas enterados de porque hacemos muchas cosas en nuestras ceremonias el día de hoy, y sus significados. Pero sobre todo, espero que puedan tomar en cuenta de cómo Dios ve el matrimonio, entre un hombre y una mujer, y que es divinamente ordenado para cumplir sus propósitos en la tierra.


[1] J. H. D, “Marriage” in New Dictionary of Christian Ethics and Pastoral Theology… pg. 567.

[2] James F. White, Introduction to Christian Worship 3rd Ed…pg. 282.

[3] El promedio que se gasta en un matrimonio en USA es $25,631. Fuente http://www.costofwedding.com/ accedido el 9 de Septiembre, 2012.

Share This Article

Salarios de “mega pastores” se incrementan en EE.UU.

Next Story »

Resultados de la encuesta: ¿Es la “risa santa” en el culto evangélico?

Teología

Leer más

More