Alabanza y adoración ¿para quien? 1

Este tema, ha creado mucha controversia, pues es algo que esta muy cerca de nuestro corazón.  Yo, soy músico, aunque no profesional, pero se tocar algunos instrumentos, como también dirigir el culto.

El problema, creo yo, que la alabanza y adoración esta sufriendo el día de hoy, es que no es dirigida a Dios, sino al individuo que la canta.

Si le preguntamos a alguien que porque es que ese coro o canción es bonita, la respuesta automática es, “porque siento la presencia de Dios”.

He ahí el problema principal, la presencia de Dios queda restringida a lo que el adorador siente, y lo que lo hace sentir cuando el o ella canta.

La alabanza y adoración, querido lector, no es para que usted se sienta bien, sino para declarar lo que Dios ha hecho en su vida (alabanza) y lo que Dios es (adoración).

Ósea, ya antes de alabar y adorar, el sentimiento de la verdadera alabanza ya esta presente, no es algo que se llega a obtener mientras uno esta cantando un corito que le gusta.  Hemos tornado la alabanza en una varita mágica, que tiene que calmar nuestros espíritus, levantarlos cuando estamos tristes.  Esto, es una simple ignorancia de cómo la alabanza y adoración es usada en los Salmos, por ejemplo, en el Salmo 137, donde se pide a Dios que mate a los enemigos del pueblo, o en Hechos 16:25, Pablo y Silas cantaban himnos a Dios.  La alabanza no es siempre para sentirse mejor, que es lo que tenemos ahora como ley en nuestras Iglesias. Es para darle gracias a Dios, en cualquier ocasión en la que nos encontremos.

Otro problema que se encuentra en la alabanza de hoy, es que aunque menciona a Dios, no se trata de Dios, sino de YO, MI, MIO, etc.  Pronombres personales son los que dominan.  En CCLI, que es la organización que da la licencia para que las Iglesias canten los coros públicamente, se ha encontrado que en sus 25 canciones mas populares, entre ellas “Canta al Señor” o “Shout to the Lord”, los pronombres personales de estas 25 canciones, son 218 “yo”, “mi” y “mió”, en contraste de 38 veces donde se dice “nosotros”, “nuestros”.

¿Qué podemos concluir?  Que la alabanza el día de hoy se concentra en lo que YO hago como individuo, en lo que YO siento, en lo que YO quiero que tu hagas en mi, en lo que YO quiero darte, etc. y no como la CONGREGACION adora a Dios, todos juntos.

Por si no sabían, Cristo vino a morir, no por individuos, sino por una Iglesia.  Cuando Pablo habla en I Corintios sobre que nosotros somos el templo del Espíritu Santo, no esta hablando en términos individuales, como a veces se entiende en español, sino que la palabra en griego es este, que es el plural de ser o estar, no el singular, que seria eimi. Somos, todos nosotros, el templo, no cada uno en su casa.

El día de mañana, veremos si las canciones de hoy, y sus compositores, en realidad están haciendo que nosotros adoremos a Dios, y si el mensaje del Evangelio se encuentra en estas canciones o simplemente las canciones de alabanza y adoración el día de hoy, alimentan el hedonismo posmodernista de decirle a Dios lo que quieren de el, pero no están dispuestos a oír lo que Dios quiere de ellos.

Dios les bendiga.

Share This Article

Encuesta

Next Story »

Alabanza y adoración ¿para quien? 2

Teología

Leer más

More