Apostoles Modernos y reflexiones personales

Finalmente, me gustaría cerrar esta serie sobre los apóstoles modernos con unas palabras personales.  Yo fui parte de una iglesia que tenia un apóstol, Othoniel Ríos Paredes.  Durante mis años en Elim Central Los Ángeles, bajo el pastorado de Alberto Wizel, ahí conocí a muchos de mis amigos, que aun el día de hoy comparto su amistad.

Durante mis 3 años en esa iglesia, pase buenos momentos, y aprendí mucho.  No puedo decir que aprendí del pastor, pues por ser una mega-iglesia, casi no tenia comunicación con el.  Lo que si aprendí en dicha congregación, es la responsabilidad de que tenemos que ser fieles al Señor y a su obra. En ese lugar habían muchos hermanos, fieles a Cristo, que me enseñaron mucho de cómo se debe servir al Señor.

Aunque las enseñanzas que se daban ahí eran mas erróneas que correctas, no por eso puedo decir que no eran cristianos, y mucho menos herejes.  De que si existen muchas iglesias con apóstoles que han llegado a la herejía, no lo voy a negar, pero al menos en ese tiempo, no se había llegado en dicha iglesia a una distorsión teológica como se ha visto en otras denominaciones.

Pero por las platicas que he tenido con los hermanos que conocí ahí, muchos de aquellos que fueron parte de dicha iglesia, ahora están en el mundo, o no tienen el conocimiento bíblico para diferenciar entre la correcta e incorrecta doctrina.  Otro síntoma que ya he mencionado antes, es el aferro  que tienen muchos de estos hermanos y hermanas a la estructura apostólica, me refiero, a su necesidad de tener un apóstol sobre ellos, o sobre su pastor. Para ellos, no es necesario predicar el evangelio, sino que también tener un apóstol sobre ellos.  Esto destrona al evangelio como el enfoque de la predicación, sino que lo que se termina predicando es que se debe de aceptar primeramente el apostolado de cualquier fulano, y una ves después que eso se acepta, se merece ofrecer el evangelio.

Por eso, concluyo, que aquellos que están en dichas iglesias, donde no se niegan las doctrinas cardinales del Evangelio (las doctrinas expresadas en el credo de los apóstoles, por ejemplo) son cristianos.  Pero que dicha doctrina afecta la manera que ellos perciben a los demás, y como ellos se perciben a si mismos.  Esta clase de Cristianismo, le niega a los que lo siguen crecer en Cristo, sino que hacen que el crecimiento de ellos sea en base de una enseñanza pseudo-bíblica. A esto, se le pudiera aplicar el próximo texto:

I Cor. 3:10 Según la gracia que Dios me ha dado, yo, como maestro constructor, eché los cimientos, y otro construye sobre ellos. Pero cada uno tenga cuidado de cómo construye,11 porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo.12 Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja,13 su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno.14 Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa,15 pero si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego. 

Espero que estos herman@s se den cuenta de que clase de fundamento están edificando, y que pongan caso a que el mejor fundamento sobre el que se debe de construir, es Cristo, y nadie mas.

Dios les bendiga.

Luis Alberto Jovel

Share This Article

Un documental de Juan Calvino

Next Story »

¿Porque necesitamos Apologética?

Teología

  • Neo-Reformados Redux

    2 semanas ago

    Mi entrada anterior creo una buena conversación en un foro que frecuento, y me di cuenta que el termino es tan nuevo, que no todos están familiarizados con ...

    Read More

Leer más

More