• Leído 454 veces.

Tropiezos en la Lectura Bíblica 1: El Género Literario (Escrito)

Es bien sabido que cuando en la escuela, en nuestras asignaturas leíamos obras literarias de ficción, esta nos dejaban a veces buenas moralejas. Por ejemplo, Don Quijote y su episodio con los molinos de viento. El lector entiende que esos molinos representan la locura de Don Quijote, pero también podrían representar las cosas que algunos seres humanos ven en sus vidas, y que llegan a pensar que son otro cosa. En este caso, la experiencia de Don Quijote representa una experiencia universal, pero aplicada muy diferente en las vidas humanas. Pero al leer un texto de astronomía, los objetos celestes no se pueden aplicar a la vida cotidiana. Para eso, se debe de aplicar a la astrología, que es una “ciencia” incierta, que pretende hacer creer al lector que el centro del universo es la tierra. Así que tenemos 3 géneros literarios, prosa, científico y ficción. Cada género se interpreta diferente, y no se espera que nos digan lo mismo o nos den las mismas respuestas a nuestras preguntas.

Ahora, lo que nos concierne como cristianos, es entender los géneros (genre en el ambiente académico) presentes en las Escrituras. Lo triste es ver que los que no conocen al Señor (los que leen el horóscopo) saben diferenciar entre un genero de literatura y el otro (no confunden la astronomía y la astrología), mientras que dentro del pueblo Cristiano, existe cierto analfabetismo bíblico al respecto. Tomemos por ejemplo el Salmo 90:1-2, que es usado entre algunos círculos para justificar la preexistencia humana:

Salmo 90 1Señor, tú has sido nuestro refugio
generación tras generación.
Desde antes que nacieran los montes
y que crearas la tierra y el mundo,
desde los tiempos antiguos
y hasta los tiempos postreros,
tú eres Dios.


Muchos han interpretado el versículo 2 como apuntando a que Dios viene cuidando a los seres humanos desde antes de la creación del mundo. Una lectura del texto, tomando en cuenta su estructura y puntuación, no nos llevaría a creer en una preexistencia humana, pero mas bien, en la eternidad de Dios. Así que nos encontramos con mas de 1 problema. No solo se ignora que en Israel no se ha creído que los seres humanos hayan vivido anteriormente en la eternidad (creencia mas bien Griega), pero tampoco al leer en Español, se respetan los signos ortográficos o la lectura de una prosa. Los Salmos son del genero literario poético, así que debemos de tomar en cuenta esto al momento de interpretar.

Podemos ver, entonces, que estamos antes un texto (la Biblia) que puede ser mal entendido por los lectores del día de hoy por estar tan removidos de su contexto, ignorando su función, su propósito, su estructura y cultura.  Para entender las Escrituras debemos de dar  un mensaje fiel a la intención y propósito original del texto. Para dar ejemplos de lo que un genero bíblico es, tomaremos 2 que son muy relevantes a nosotros los Cristianos, el Evangelio y el Apocalíptico.

Evangelio

Los evangelios han recibido una critica en ciertos círculos por no dar una biografía comprensiva de la vida de Jesús. Algunos han llegado a acusar a los evangelios de contradecirse, o de no tener la misma cronología de la vida de Cristo.

Tomemos en cuenta que los evangelios nos dicen casi nada de la infancia de Jesús aparte de su nacimiento (solo Mateo y Lucas lo mencionan), y que el enfoque de ellos son 3 años de la vida de Jesús, con un gran énfasis en su muerte y resurrección. Con esos énfasis, se llego a creer que los evangelios eran una forma literaria inspirada por el Espíritu Santo. Aunque no se puede negar la inspiración y guianza del Espíritu Santo en la composición de los Evangelios, ahora podemos estar seguros que reflejan un genero literario Greco-Romano de su época conocido como “Bioi” (vidas). Plutarco, un historiador contemporáneo, describe lo que envuelve ese genero literario en su Vida de Alejandro el Magno:

Escribo no historias, pero vidas, y los logros mas grandes de un hombre no siempre revelan sus fuerzas o sus debilidades. A veces un incidente, una palabra o un gesto, muestran mas de su carácter que en las batallas donde ha matado a muchos, su victoria sobre ejércitos, o cuando cita una ciudad. Así como el pintor trabaja para tener la cara de la cara y de la vista de los ojos, donde el carácter aparece, y toma poca atención del resto del cuerpo, así mismo tengo que ser permitido en concentrarme especialmente en cosas que expresen el alma de estos hombres, y atreves de ellos poder pintar sus vidas, dejando que otros describan sus grandes hechos y batallas.

Igualmente como Plutarco, los evangelistas tomaron aquello que consideraban  relevante a lo que ellos querían proyectar. Ejemplo de esto es Lucas 1: 1-4, donde vemos a Lucas dejando bien claro que la composición de su evangelio era para darle certeza a Teófilo sobre las cosas que Teófilo había sido enseñado. Pero debemos de tomar en cuenta, que a pesar de que existan similitudes entre los “bioi” y los evangelios, también hay discrepancias.

En Marcos 1:1 leemos que Marcos, el evangelio considerado como el mas antiguo, abre con las siguientes palabras:


Marcos 1:1 Comienzo del evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios.

Luego en el versículo 15, vemos como Jesús define ese evangelio, que es que el Reino de Dios se ha acercado. Estas nuevas buenas o evangelio se proclamaban cuando un nuevo emperador llegaba al poder. El hecho que Jesús define su mensaje como evangelio (refiriéndose a Isa. 52:7), es un desafío a los otros “evangelios” que también proclamaban la venida de un reino, pero que originaba de Roma. Este reino venia de Dios, no siendo impuesto por ejércitos, pero implementado por una cruz.

Entendiendo las intenciones y en este caso, el genero literario que estamos leyendo, nos ayuda también a defender de las acusaciones que son hechas contra la Biblia. Un ejemplo es cuando se dice que los evangelios se contradicen sobre la purificación del Templo de parte de Jesús, Mat. 21:12; Marc. 11:15 y Jn. 2:15. Muchos objetan que no fue en el principio del ministerio de Jesús que esto hecho tomo lugar, como lo propone Juan, sino al final del ministerio de Jesús, como Mateo y Marcos lo proponen. Otros dicen que hubieron 2 purificaciones del templo. Tomando en cuenta la intención de Juan en querer decir que Jesús es el verdadero templo, cf. Jn. 2:19, aclara toda supuesta contradicción, y toma mas en serio la intención del autor, y no meramente lo que se trata de imponer al texto, que hay contradicciones.

Podemos concluir entonces, que los evangelios, no son biografías exhaustas de Jesús, mas bien, son selectivas en lo que quieren resaltar de la vida, en especial los últimos 3 años de Jesús en la tierra. Que la palabra “evangelio” es tomada de su contexto cultural, y dado un nuevo significado a la luz de la misión de Jesús, y que los hechos y cronología de los evangelios, no dependen de una historicidad moderna, sino mas bien, selectiva, tal y como se esperaría que sucediera en cualquier otra obra biográfica de su era, y no con la exactitud que ahora en el siglo 21 se requiere. No podemos, por lo tanto, requerir la exactitud a sus biografías, como lo demandamos ahora de las biografías modernas. Aclaramos, no son leyendas ni ficciones lo que se esta reportando, mas bien, los eventos históricos que el autor del particular evangelio, ve mas provechoso para su audiencia.

Apocalíptico

De este tema, he hecho muchos estudios en mi blog, pero me concentre en explicar el tema basándome en Marcos 13, que es un texto apocalíptico. Lo podrán oír y ver aquí. Pero daré unos puntos acá que espero que ayude al lector interesado a poder ubicar que es la literatura apocalíptica.

Primeramente, dicha literatura, esta compuesta de 3 literaturas en si, especialmente en el libro de Apocalipsis. Las 3 literaturas ahí vistas son 1) Una revelación 1:1; 2) Una profecía 1:3; 3) Y una carta 1:11.  De esto podemos ver que por ser carta, nos habla de la situación presente de las iglesias destinatarias como es el caso de los capítulos 2-3 del libro. Como revelación, esta hablando algo que solo se espera que los cristianos entiendan, dado que solo ellos tienen acceso a la revelación. Y finalmente, es profecía, y es acá donde podemos tener mas problemas para entender la función de la profecía en la Biblia. Basta decir para este estudio, que la mayoría de la profecía veto-testamentaria no apunta mas bien al futuro, pero al regreso al pacto. No se niega el elemento futurista de la profecía, pero en el caso del NT, y Apocalipsis, es una profecía que apunta a la fidelidad de Dios a su pueblo, no tanto de salvarlo de la persecución, mas bien, de ser fieles a través de dicha persecución hasta el final, pues Dios será fiel a sus pacto con ellos.

La literatura apocalíptica esta repleta de simbolismo, una cosmovisión dualista, un no usual uso de los números. Tomemos 2 ejemplos, el numérico sobre los 144,000, y el de la imagen del águila. Primero, se ha creído que los 144,000 representan literalmente un numero de Judíos que predicaran el evangelio durante el tiempo de la tribulación, cf. Apoc. 7:4; 14:1-3. Para nuestra mentalidad Occidental, estamos acostumbrados a usar la aritmética al ver números en un papel escritos. Pero en el genero literario del Apocalíptico, los números siempre representan algo mas allá que su numero cuantifico. Tomemos en cuenta que el libro también dice que Dios tiene 7 espíritus, cf. 1:4; 3:1; 4:5. También hay 7 copas, 7 truenos, 7 lámparas, 7 iglesias, etc. Todo esto apunta a una perfección, y el numero 144,000 apunta a una totalidad.

El otro ejemplo es el símbolo del águila en 12:14. Muchos hoy, ven eso como una profecía que apunta a los Estados Unidos, que tiene como símbolo el águila. Lo que no se ponen a pensar muchos, que ese símbolo también era el símbolo de Roma. El lema de que Dios salva como una águila, viene del A.T., cf. Ex. 19:4; Deut. 32:10-11, y especialmente en Isa. 40:31. El tema tocado entonces en el capitulo 12 de Apocalipsis, es que Dios así como guardo a su pueblo en el AT, lo hará en este NT.

Podemos apreciar que para poder aplicar el texto fielmente a nuestras vidas, debemos de entender el mensaje de este a sus recipientes originales. De no ser así, nos podremos imaginar cualquier cosa, y hacerla pasar como lo que el texto quiere de nosotros hoy. Con la lectura de buenos comentarios bíblicos, y aprendiendo de personas preparadas en la materia, podremos evitar caer en los errores que muy a menudo vemos que otros hacen, como lo mencionado al principio en el Salmo 90.

Recordemos, existen diferentes literaturas dentro de la Biblia, y cada una debe de ser interpretada conforme a las reglas de interpretar esa literatura. Al no hacer eso, no somos buenos obreros que manejamos a precisión la palabra de verdad, cf. 2 Tim. 2:15. Hagamos un esfuerzo, y será de provecho para nosotros y para los que nos oyen.

2 Timoteo 2:15 (NVI)

15 Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.

Basado en una serie de estudios en Bible Study Magazine, November/December 2016, pgs. 24-25 por Karen Jobes.

Jesús 2.0

Siguiente »

N.T. Wright – La Revolución Real: Una Perspectiva Fresca en la Cruz (Sub. Español/English)

Teología

Leer más

Más