• Leído 594 veces.

Preguntas y Respuestas 10-1-2017

Puedes descargarlo de aqui.

  1. Esta es mi pregunta: Un poco larga Luis jajaja “Si la regla número uno de la Hermenéutica es que La Biblia es su propio intérprete, porque no dejamos que hable por sí sola, y le damos la interpretación que a nosotros nos parece, y hemos hecho hasta nuevos movimientos “Los Reformados” queriendo enderezar lo torcido, con su interpretación. No necesitamos Interpretaciones necesitamos lo que la Biblia dice por si misma, aunque gracias a Dios por los verdaderos teólogos!        

      La respuesta a esto es complicada, aunque parezca una pregunta muy sencilla. Primero, que aun al leer la Biblia en nuestro idioma, estamos leyendo una interpretación de lo que el Hebreo o Griego quieren decir. Un ejemplo es el tema de la “justicia de Dios”, si esto se traduce como la justicia que es de Dios, o que proviene de Dios al creyente. Las interpretaciones son usualmente denominacionales también. Ejemplo de esto es la posición sobre la eucaristía o Cena del Señor. Las 3 grandes posiciones, la Luterana, la Calvinista y la Zwingliana, todas reclaman estar basadas en la “Sola Scriptura”, a pesar de esto, llegan a disparatadas conclusiones. Por lo visto, la Sola Scriptura que tanto dan como antídoto a las malas interpretaciones, hace que todos lleguemos a diferentes conclusiones, y que uno o el otro se culpen de no usar la Sola Scriptura como los Reformadores Magisteriales la propusieron. Los verdaderos teólogos, Reformados, Arminianos, Bautistas, etc, toman en cuenta nuestra limitación denominacional o tradicional. Dentro del Protestantismo, aunque se clama la Sola Scriptura, la tradición demoninacional es aun muy fuerte y influyente. Así que mientras estemos de este lado del cielo, tendremos que tomar en cuenta la diferencia que existirá en interpretación en nuestras muchas denominaciones.  Y una corrección, la regla numero uno de la hermenéutica es, que yo sepa, interpretar el texto dentro de su contexto.

2. Cual es el rol de la humildad en la teología?

Esta pregunta es muy oportuna, pues por lo general, las personas que no estudian teología, perciben a los que la estudian como personas que se creen mucho, o que se les suben los sumos. También existen muchos, llamados teólogos de Facebook, que pululan las redes sociales, y sin saber griego o hebreo, pero con la concordancia de Strong, creen que podrán dar cátedra a los que no saben absolutamente nada de Hebreo o Griego, como también a los que hemos estudiado por años las lenguas bíblicas. Pero también existen aquellos que han cursado teología, tanto pre o post-grado, y ven de menos a los que nunca lo han hecho, o no lo pueden hacer, y no se toman la molestia de proveer algún conocimiento bíblico para edificar a los creyentes.

Así que la humildad, es muy relativa, y lo que para alguien es humildad, para otro seria pre-potencia, o falsa piedad. El primer año de teología, se nos dio un librito de Helmut Thilicke, teólogo Aleman, donde le da consejos a los estudiantes principiantes de teología. Uno de los consejos es que no regrese el estudiante a su congregación, queriéndoles enseñar lo que esta aprendiendo, pues se sentirán que el estudiante tiene indicios de prepotencia antes los usualmente humildes feligreses, que en el caso Aleman, son los que pagan la educación teológica del estudiante. Si algo aprendi, que no siempre lo hago, es que es mejor esperar a que le pidan a uno un poco de conocimiento teológico/bíblico, que desparramar el conocimiento y ser percibido como alguien que se cree un sabe lo todo. Algunos les gusta demostrar lo que saben para adulación de los demás, pero otros, en su afán de enseñar, desean impartir esos conocimientos a la congregación y a otros, pero son percibidos como imponiendo su nuevo conocimiento teológico, o corrigiendo lo que ellos ahora han descubierto que ha estado errado por siglos. Aunque esto pueda ser cierto, tiene que ser hecho con humildad y tacto.

Por lo tanto, el rol de la humildad en teología debe de ser aprendido. Es mejor preguntarle a los que han pasado por ahi anteriormente, como ellos llegaron a madurar, y oír y aprender de ellos. En mi formación ministerial, tuve dos mentores, uno Anglicano, y el segundo Bautista. Los dos están retirados ya, y son amigos, y le agradesco a Dios por ponerlos en mi camino, y enseñarme a ser el ministro que soy hoy. Cada uno al retirarse, tienen mas de 40 años, y creo que parte de la humildad, es aprender de aquellos que han pasado antes que uno, y que cumplen con lo que Pablo dice en II Tim. 2:2 Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros.

Exilio en los Rollos del Mar Muerto y Literatura del Segundo Templo 1 – JUEVES DE ESTUDIOS BÍBLICOS SOBRE EL JUDAÍSMO

Siguiente »

Exilio en la Literatura Pre-Sectaria Literatura del Segundo Templo 2 – JUEVES DE ESTUDIOS BÍBLICOS SOBRE EL JUDAÍSMO

Teología

Leer más

Más