• Leído 2480 veces.

Carta de Karl Barth a Francis Schaeffer

barth-e1428641577698Esto lo había visto ya días atrás, pero debemos de dar gracias a Jorge Ostos por su traducción de esta carta de Karl Barth a Francis Schaeffer.

Schaeffer, junto con Carl Henry, y otros fundamentalistas en USA atacaron a Barth de una manera desmesurada, pero hemos podido ver como la Teologia de Barth a sobrevivido la prueba del tiempo, y que ahora goza una aceptación que sus oponentes nunca se hubieran imaginado.

Les dejo la carta acá para su apreciación, y para aprender quizás como tratar con algunas personas que después de atacar lo que hacemos o cómo somos, tienen aún el descarado de querer tener una comunicación con uno, probablemente para sacar algo nuevo con que atacar después.

Bergli, Oberrieden, Septiembre 3, 1950

Reverendo Francis A. Schaeffer

Châlet des Frênes

Champéry

¡Estimado Sr. Schaeffer!

Reconozco haber recibido su carta del 28 de Agosto [1], y su escrito “El Nuevo Modernismo.” [2] El mismo día su amigo J. Oliver Buswell me escribió [3] desde Nueva York, adjuntando una crítica (La Biblia Hoy, p. 261). [4] “La Teología de Karl Barth.” Veo que las cosas que usted piensa sobre mí son aproximadamente del mismo tipo de aquellas que encontré en el libro de [Cornelius] Van Til sobre ese mismo tema. Y veo que usted y sus amigos han escogido cultivar un tipo de teología, la cual consiste en una especia de criminología; usted está viviendo del repudio y la discriminación de todo tipo y toda criatura semejante, cuyas concepciones no son enteramente (o numéricamente) idénticas con sus perspectivas y declaraciones. Usted está “caminando sobre la roca sólida de la verdad [así como usted dice de sí mismo].” Nosotros, pobres pecadores, no lo estamos haciendo como usted. Yo no lo estoy. Mi caso ha sido señalado como sin esperanza alguna. El jurado ha hablado, el veredicto ha sido proclamado, el acusado ha sido colgado del cuello hasta que murió esta misma mañana.

Bueno, bueno… Digámoslo a su manera: es asunto suyo, y al hacer las cosas, al hablar, y al escribir como lo hace, usted debería hacerse cargo de sus propias responsabilidades. Puede repudiar mi trabajo y obra “como un todo”. Puede llamarme con nombres como mentiroso, vago, antihistórico, desinteresado en la verdad, entre otros. Puede continuar haciendo su trabajo de “detective” en Estados Unidos, en Holanda, en Finlandia y todo lugar, puede desacreditarme como el más peligroso hereje. ¿Por qué no? Tal vez el Señor te ha dicho que lo hagas.

Pero, ¿Por qué y para qué propósito usted desea una conversación más profunda? El hereje ha sido quemado y enterrado por el bien de todos. ¿Por qué usted querría perder su tiempo (y el de él) hablando más con él? Estimado señor Schaeffer, usted ha dicho, que siente que ustedes están más cerca de los “antiguos modernistas” y de los católicos, que de mí y de hombres como yo. Pero ¿por qué entonces no probar la eficacia de su “apologética” en algunos ejercicios con estos “antiguos modernistas”, o con estos católicos romanos –a quienes usted encontrará por montón aquí en Suiza y todas partes? ¿Por qué se siguen molestando sobre éste hombre en Basilea, a quien han acabado tan espléndida y completamente?

Regocíjese señor Schaeffer (¡y llámense a ustedes mismos los “fundamentalistas” de todo el mundo!) Regocíjese y siga creyendo en su “lógica” (¡como en el cuarto artículo de su credo!) y en ustedes mismos como los únicos verdaderos “creyentes bíblicos”. ¡Grítelo tanto como pueda! Pero, ore, y permítame dejarlo en paz. Las “conversaciones” son posibles entre personas de mente abierta. Su escrito y las críticas de su amigo Buswell revelan el hecho de su decisión de cerrar sus persianas. No sé cómo lidiar con un hombre que viene a verme y hablarme en calidad de detective/inspector o con el comportamiento de un misionero que va a convertir a un pagano. ¡No gracias!

Suyo sinceramente,

Disculpe mi mal inglés. No estoy acostumbrado a escribir en su idioma.

¡Estoy enviando una copia de esta carta al Reverendo Buswell!

Estimado Sr. Buswell[5]

He leído sus críticas junto con los escritos del señor Schaeffer. Todo el contenido de mi carta va referido a usted también.

Suyo,

Karl Barth

Notas:

[1] Carta original de Francis Schaeffer

[2] “The New Modernism” [El Nuevo Modernismo] citado en la carta pero publicado en el boletín bautista de 1951, (fuente: francisschaefferstudies.org)

[3] Carta original de J. Oliver Buswell a Karl Barth el 28 de Agosto, 1950 (fuente:pcahistory.org)

[4] Crítica de J. Oliver Buswell a Bosquejo de Dogmática, (fuente: pcahistory.org)

[5] Respuesta de J. Oliver Buswell a la carta de Barth el 13 de Septiembre 1950, (fuente: pcahistory.org)

 

Aca esta la foto de la carta original:
karl-barth-letter-to-francis-schaeffer

Solo un tercio de pastores creen en la escatologia que se encuentra en “Dejados Atras”

Siguiente »

Pensamiento de fin de semana 31

  • taylormedina

    guaooo que fuerte esa respuesta

  • JavierB

    Muy
    bueno! Gracias por todo lo que publicas! Vi los libros que recomendas para el estudio basico de las escrituras y ya los voy a leer. Andaba buscando una página así. Dios te bendiga y te guie! Abrazo!

  • Jorge Ostos

    Gracias Luis. Un honor para mí que compartieras esto. Sigo mucho tus publicaciones. Dios te bendiga

Teología

Leer más

Más