• Leído 992 veces.

Los signos de la Verdadera Iglesia según Lutero y sus implicaciones para hoy 1. Los Sacramentos.

Lutero y Zwinglio en el Coloquio de Marburgo.

Lutero y Zwinglio en el Coloquio de Marburgo.

Una y otra vez hemos oído esta frase celebre de Lutero: “la verdadera iglesia es donde se predica el evangelio de manera pura y donde los sacramentos son administrados de manera correcta.” Pero me pregunto, ¿cuántas veces hemos tomado tiempo y nos hemos preguntado qué quiso decir Lutero? A veces hacemos esto la posición de la iglesia a la que asistimos, sin preguntarnos si Lutero estaría de acuerdo con lo que la iglesia cree y practica. Tomémonos un momento para reflexionar en esto.

1.  Sacramentos administrados correctamente. Lutero y el Luteranismo enfatizan el bautismo de infantes, y ven a los que no lo rechazan como deficientes en su comprensión del sacramento, o como los bautistas les llamamos, ordenanzas. Esto no causa tantos problemas para el Luteranismo, que acepta aun el bautismo hecho por Católicos Romanos, junto con los que son de la Reforma Magisterial (Luteranos, Calvinistas y Reformados)

pero si para el resto de las otras iglesia que no son parte de dicha tradición. En estas iglesias que no creen en el bautismo de infantes, los creyentes que vienen de esas iglesias, simplemente no están bautizados, y por lo tanto, deben serlo, cosa que va contraria al concepto de bautismo que los Magisteriales sostienen, que en el bautismo el sujeto de este es pasivo, mientras que entre los Bautista y los credo-bautistas, el sujeto es activo. Partiendo de ahí, muchos de los Reformados Magisteriales hoy, teóricamente ven el bautismo que requiere que el sujeto tome la decisión para bautizarse, como defectivo y obscurece el rol de Dios en el bautismo. Pero muy pocos se atreven a decir que es un bautismo invalido, dado que son hechos con la fórmula bautismal de Mateo 28:19.

El otro sacramento, y que causa más controversia, es la Santa Cena o Comunión. Para el Luteranismo, un Pentecostal JAMAS ha tomado Santa Cena, dado que no creen en la co-sustanciación, o como ellos le prefieren llamar, unión sacramental. El debate es si Jesús, al instituir la Santa Cena en los Evangelios Sinópticos, cf. Mt. 26:17-30; Mc.14:12-26 y Lc. 22:7-23, al decir “este es” al referirse al pan y al vino, declara que el mismo está realmente presente en los elementos. Esto no toma en cuenta lo dicho por el mismo Jesús que al tomar el pan y vino, lo hacemos en memoria de el, como también lo testifica Pablo en I Cor. 11:23-35. Esto crea que los Luteranos Confesionales (aquellos que siguen el Libro de Concordia) rehúsan la santa cena a personas que visitan sus iglesias y que no creen en la co-sustanciación o la Unión Sacramental. Esto también los hace no compartir la Santa Cena/Comunión con otros Cristianos. Podemos ver que de parte de los Luteranos, en las iglesias que no comparten su comprensión con respecto a la Santa Cena/Comunión, no están administrando este sacramento correctamente, y esto hace que el acto que leemos en Gálatas como el mayor ejemplo de la comunión Cristiana, se hace en un acto de división. Ese el punto que creó controversia cuando NT Wright afirmo que se debería de abrir la mesa a todos, y el Luteranismo rechaza rotundamente eso. Para ellos, es una cuestión de la pureza del evangelio. El Calvinismo, mantiene que Jesús está espiritualmente presente en los elementos, y que por fe, nosotros comemos y nos nutrimos de la carne y sangre de Jesús. Esa era la vía media propuesta también por el colega y discípulo de Lutero, Melanchton. Finalmente, la posición que la mayoría de los Evangélicos, aun los Neo-Calvinistas y Neo-Reformados mantienen, es que durante la Santa Cena, recordamos lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz. Como Bautista, creo que esto es mas conforme a lo que Jesús quiso decir en los Evangelios Sinópticos, y que Pablo lo re-afirmo en su carta a los Corintios, como cite arriba. Por eso es que vemos que los Luteranos son pocos cuando se habla de organizaciones como la Coalición por el Evangelio o Juntos por el Evangelio.

Podemos concluir, que cuando se habla del lugar de la iglesia verdadera, lo que dijo Lutero no se le puede aplicar al grueso del Cristianismo Protestante hoy, y no me refiero de los liberales, sino de conservadores, amantes de las Escrituras. Recordemos, que Lutero llegó a odiar a Zwinglio por este no aceptar que la co-sustanciación era la posición bíblica, y cuando Zwinglio murió en batalla, Lutero se alegró de la noticia, por considerarlo hereje, sólo por sostener el punto que muchos, si no la mayoría de evangélicos neo-Calvinistas y neo-Reformados mantienen el día de hoy: que la Santa Cena/Comunión es un acto de conmemoración como Jesús lo mandó. No creo que hace falta mencionar que pensaría Lutero de los que ahora se creen los herederos de la Reforma.

 

Próximamente, veremos a qué se refería Lutero cuando dijo que el otro rasgo de la Iglesia verdadera es “donde se predica el evangelio de manera pura”.

El peligro de no saber Teología

Siguiente »

Nueva Perspectiva de Pablo, NPP. Preocupaciones Teológicas 5.

  • Andres San Martin Arrizaga

    Estimado Luis… ¿entonces de acuerdo a tu comentario los luteranos confesionales somos herejes? De todas maneras, te solicito seas más justo. Si bien estoy de acuerdo a no entregar la Eucaristía a no luteranos confesionales, eso no es algo exclusivo del luteranismo. Lo conozco tanto en iglesias bautistas arminianas, menonitas, presbiterianas, etc etc. En el caso de los bautistas, que lo conozco más de cerca, eso de la “mesa abierta”, es algo muy reciente, incluso en los años 80, era muy raro que un bautista entregara Santa Cena a un no bautista. Por cierto, ¿me podrías dar la cita o un libro en donde Calvino hable sobre el tema? necesito hacer una charla en donde hable sobre las distintas visiones de la Santa Cena, y de momento no he encontrado una cita literal de Calvino al respecto. Obviamente quiero dar una charla seria, con fuentes, entonces necesariamente debo citar a Calvino. Te pido que por favor me ayudes al respecto.
    Dios te bendiga.
    Andres

Teología

Leer más

Más