• Leído 1306 veces.

¿Que es el ayuno? El Ayuno el ministerio de Jesús y los Evangelios.

jesusprayingthedesertfastingEn nuestro estudio sobre la práctica del ayuno, veremos ahora como nuestro Señor y Salvador practicaba esta disciplina. Para entender este tema con respecto a Jesús, veremos los pasajes que mencionan a Jesús ayunando

Jesús y el ayuno en el desierto. Este incidente se encuentra tanto en Mateo 4:2 y Lucas 4:2. Es en Mateo donde se menciona la palabra “ayuno”. Es de notar, que no se nos explica el porqué Jesús ayunó 40 días, pero dado que Mateo en su evangelio tiene una tendencia de mostrar a Jesús como volviendo a ejercer la vida y ministerio de Moisés, podemos asumir que Mateo está demostrando que Jesús es el profeta que Moisés había dicho que vendría después de él, cf. Deut. 18:14-22. El evento en la vida de Moisés, donde sube al monte y está ahí por 40 días sin comer y beber, está narrado en Ex. 34:28. Los dos Evangelios mencionan que Jesús tuvo hambre después del ayuno, lo que le dio la oportunidad al diablo a tentarlo, con lo que Jesús respondió citando la Ley, cf. Deut. 8:3.

La Enseñanza de Jesús sobre el Ayuno en Mat. 6:16-18.
Jesús toma por hecho que su audiencia practicaba la costumbre de ayunar. Este es el último acto pio que es mencionado en secuencia, después de dar a los necesitados (6:1-4), oración (6:5-15) y finalmente ayunar. Como en las otras dos prácticas, Jesús enfatiza el hacer tales cosas en privado, sin el conocimiento de otros. Jesús no estaba criticando o aboliendo tales prácticas, sino que estaba interesado en hacerlas para la audiencia intencionada, Dios.

La Pregunta sobre el Ayuno en Mateo 9:14-17; Marcos 2:18-22; Lucas 5:33-39.
Dado que este incidente está presente en los 3 evangelios sinópticos, podríamos concluir la importancia de la práctica dentro de las comunidades Cristianas en la iglesia primitiva. Durante el ministerio de Jesús, sus discípulos no ayunaban, y Jesús explica el porque, porque el estaba con ellos. Pero venía el tiempo, y ya lo era para el tiempo que se escribieron los Evangelios, que el novio (Jesús) sería quitado, y entonces ayunarían. Esto va en contra a lo que algunos Reformadores, en especial Zwinglio, pensaban, que el Cristiano no tiene porqué ayunar, pues tal práctica no estaba prevista o mandada en el NT. Jesús dijo que al ya no estar él presente, sus seguidores ayunarían.

Otras menciones de Ayuno en los Evangelios
Dos pasajes muy mencionados en los círculos donde se practica la liberación/exorcismo son Mateo 17:21 y Marcos 9:29. En esos dos pasajes, Jesús dice que ciertos géneros de demonios solo saldrían por medio de oración y ayuno. Dos observaciones, la primera es que la crítica textual nos dice que la palabra “ayuno” no está presente en los más antiguos manuscritos. Segundo, esto fue dicho durante el ministerio de Jesús. Después de la resurrección, los demonios saldrían en el nombre de Jesús, cf. Marcos 16:17. (Esto crea problemas en aquellos que en su afán quieren rechazar el hablar en lenguas, y ven que la crítica textual también enseña que Marcos 16:9-20 no es legítimo. La evidencia y práctica en el NT rechaza tal cosa, cf. Hechos 16:18. No se puede negar una cosa, sin negar la otra). Por lo tanto, el requisito principal para sacar demonios, no es oración y ayuno, aunque veremos después que la iglesia los tenía en gran estima, pero era invocar el nombre de Jesús de la forma como él nos la dio para no sufrir otras resultados, cf. Hechos 19:13-16.

Los dos últimos pasajes que podemos mencionar en los Evangelios sobre el ayuno son Lucas 2:37 y Lucas 18:12. En el primer pasaje, vemos a Ana la profetisa, de quien se dice que junto con las otras prácticas piadosas, también ayunaba. La vida de Ana era una de continua piedad. Por otro lado, vemos al Fariseo, que ocupa su ayuno para diferenciarse de los que no lo practicaban, y sus oraciones no eran para Dios, sino como dijo Jesús, para consigo mismo, cf. 18:11 LBLA. Vemos a 2 personas, practicando el ayuno, pero con diferentes fines.

Podemos apreciar entonces, que Jesús no rechazó la práctica del ayuno, más bien, dejó claro que sus seguidores ayunarán cuando ya el no estuviera en medio de ellos. El ayuno fue practicado por los apóstoles y discípulos de Jesús como veremos más adelante, y ya en la era post-apostólica, se les consideraba aún en más estima que la oración, cf. 2 Clemente 16:4.

 

Referencia: N. K. Gupta, “Fasting” en Dictionary of Jesús and the Gospels. Joel B. Green, Gen. Ed. (Downers Grove: Inter-Varsity Press, 2013) pg. 272.

¿Que es el ayuno? Ayuno en el Antiguo Testamento y durante el Segundo Templo

Siguiente »

¿La Sociedad Bíblica Trinitaria? – ¡Cuidado!

Teología

  • Rasgos de una verdadera Iglesia

    2 semanas ago

    Desde la Reforma Protestante, se mantienen diferentes posiciones sobre lo que constituye una verdadera Iglesia. En este estudio, veremos 4 posiciones: 1. Luterana 2. Calvinista. 3. Puritana. ...

    Leer más

Leer más

Más