• Leído 703 veces.

Miguel Serveto Quemado por Herejia – Breve Biograifa

Servet_1estatua

La inscripción dice: a Miguel Servet, apóstol de las libres creencias, nacido en Villanueva de Aragón el 20 de septiembre de 1511, quemado simbólicamente en Vienne por la Inquisición Católica el 17 de junio de 1553 y quemado vivo en Ginebra el 27 de octubre de 1553 a instigación de Calvino

Los dos hombres eran los opuestos más exactos en espíritu, doctrina, y objetivo. Uno de ellos era un reformador, un campeón de la ortodoxia, y uno que trató de edificar la iglesia de Cristo. El otro fue considerado por los Católicos y Protestantes por igual un archi-herético que trató de destruir las doctrinas clave en los que la iglesia tuvo fundamento. A los veinte y siete, el primero había escrito uno de los sistemas más influyentes de la teología de la fe Cristiana jamás visto. Cuando tenía apenas veinte años el otro escribió una obra para denunciar una doctrina fundamental del Cristianismo. Ambos eran geniales y hombres sabiondos nacidos en 1509. Uno fue quemado en la hoguera por herejía en la ciudad donde el otro era pastor.¿Los dos hombres? Juan Calvino y Miguel Servet.

Miguel Servet nació en España en 1509. Él tenía una mente brillante, fue entrenado por los Dominicos, y fue a la Universidad de Zaragoza. Allí comenzó a estudiar la Biblia, cuya autoridad aceptó; pero sus interpretaciones lo pusieron en conflicto con la iglesia ortodoxa. En 1531 Miguel Servet publicó un trabajo llamado Los Errores de la Trinidad, en el que dijo a los que creían en la Trinidad eran realmente Triteistas (creyentes en tres dioses) o ateos. Dijo que los dioses de los Trinitarios eran un monstruo de 3 cabezas y un engaño del diablo. Ambos protestantes y católicos encontraron la obra blasfema, y el emperador la prohibió.

Servet procedió a Francia, donde tomó el nombre de Michel de Villeneuve. Estudió matemáticas, geografía, astrología y la medicina. Ganando fama como médico, estuvo a punto de descubrir la circulación pulmonar de la sangre, y publicó un libro estudiado con frecuencia en el uso de jarabes en la medicina. A pesar de su éxito, Michael hizo enemigos a través de su tono insolente y contencioso. El que negó las profecías del Antiguo Testamento hizo profecías basado en la astrología.

En 1540 Miguel abrió una correspondencia con Juan Calvino de Ginebra, pidiendo el reformador lo que significó para Jesús ser el Hijo de Dios y cómo un hombre había de nacer de nuevo. Criticó las respuestas de Calvino y afirmó que los que creen en la Trinidad cree en el espíritu del dragón, los sacerdotes y los falsos profetas que hacen la guerra al cordero. Dio a entender que él era el Miguel, mencionado en Apocalipsis 12:7 y Daniel 12:1, el que iba a luchar contra el anticristo. Tanto Juan Calvino y el Papa eran anticristos en los ojos de Servet. Calvino escribió a un amigo que si Servet cayera en sus manos, no le permitiría escapar con vida.

En 1553 Miguel publicó anónimamente La Restitución del Cristianismo que él vio como un intento de restaurar el cristianismo a su pureza primitiva. En ese trabajo que audazmente – o temerariamente – continuó negando la Trinidad a pesar del peligro que lo trajo. Negar la Trinidad y la encarnación de Cristo seguían siendo delitos capitales como lo habían sido a lo largo de la Edad Media. Miguel dijo que Jesús era el Hijo del Dios eterno, pero no el Hijo eterno de Dios. Contrariamente a los reformadores, también enseñó que tanto la fe y las obras son necesarias para la salvación. Envió a Calvino una parte de la obra.

Autoridades Católicas Romanas en Viena descubrieron el nombre del autor de la Restitución, porque Calvino colaboró en denunciarlo a él a la Inquisición, y arrestaron a Miguel por herejía. Se escapó, sin embargo, y huyó hacia Nápoles a través de la Ginebra de Calvino. Autoridades de Viena lo quemaron en effigie. Él entró en una iglesia donde predicaba Calvino, fue reconocido y arrestado por cargos de blasfemia y herejía, aunque no era un ciudadano y fue simplemente de paso por la ciudad. ¿Fue legal para ellos arrestarlo?

Sin embargo, Miguel fue juzgado por herejía, esta vez por un ayuntamiento Protestante. Continuó con una actitud de conocimiento superior y llamó Juan Calvino “Simón el Mago”, un “impostor”, y más. Servet sorprendió a los Ginebrinos con su reclamo panteísta o gnóstico que todo emanaba de Dios, aun el diablo. Al igual que los Anabaptistas, declaró el bautismo infantil un gran error. Ginebra injustamente le negó consejo legal a pesar de que era un extraño para su sistema de la ley, diciendo que podría mentir lo suficientemente bien sin un abogado para que le ayudará.

El Consejo de Ginebra votó a favor de condenar a Servet por herejía y pidió su ejecución. Las iglesias Suizas de Berna, Zurich, Basilea y Schaffhausen animaron esta decisión. Aunque Calvino insistió con el resto que Servet debia morir, instó a que en la misericordia Servet fuera ejecutado por la espada, y no por la hoguera, pero el Consejo rechazó la sugerencia. El Consejo estaba peleando con Calvino en ese momento sobre el gobierno de la ciudad. Calvino y el reformador Guillermo Farel pasaron horas con Servet tratando de dar marcha atrás de sus lapsos de la Doctrina Cristiana comúnmente aceptada, pero Servet estaban firme a sus principios.

En este día 27 de octubre de 1553, Ginebra quemó a Miguel Servet en la hoguera por blasfemia y la herejía. En las llamas, Miguel clamo reiteradamente a Jesús, el Hijo de Dios para misericordia.

La acción de Ginebra llevó a una controversia inmediata entre los reformadores si era correcto para una iglesia de la Reforma ejecutar herejes. La mayoría dijo que no lo era. Calvino tomó una gran cantidad de crítica por su papel en la denuncia, el juicio y la ejecución de Servet y no siempre fue honesto en su relato de lo que había sucedido.

 

Bibliografia.
Adaptado de una historia anterior en el Christian History Institute por Diana Severance, Ph.D.

Bainton, Roland. Hunted Heretic; the life and death of Michael Servetus. Boston: Beacon Press, 1953.

Fulton, John F. Michael Servetus, Humanist and Martyr. New York: Herbert Reichner, 1953.

Hunt, Dave. What Love Is This? : Calvinism’s misrepresentation of God. Bend, Oregon: Berean Call, c2004.

“Servetus, Michael.” Oxford Dictionary of the Christian Church, edited by F. L. Cross and E. A. Livingstone. Oxford, 1997.

“Servetus, Michael.” Encyclopedia Americana. Chicago: American Corp., 1956.

Publicado originalmente en Christianity.com.

Cuando la Reforma se idealiza, se crea otra Reforma

Siguiente »

Si no crees en el bautismo de infantes, el Catecismo de Augsburgo te condena

Teología

  • Bye Bye John McArthur

    1 semana ago

    La ignorancia de John McArthur en ciertos temas es evidente más allá de cualquier duda. Esto se vio claro en su ponencia en la conferencia de Ligionier ...

    Leer más

Leer más

Más