5. Forma Favorita de Torcer el Evangelio – Pensar que la economía y la política no son directamente preocupaciones del Evangelio