• Leído 1588 veces.

Pruebas de la existencia histórica de Jesús con A. Piñero

En esta semana he tenido que soportar a personajes que me han neceado, si, neceado que Jesus no existio, o que saben mucho del Judaismo pero jamas han leido alguna fuente fidedigna del tema.

PINERO-24Sobre el tema de Jesús, los que ponen en duda su existencia, tratan de apelar a eruditos que no creen en la divinidad de Jesus. Antonio Piñero es uno de esos. Es muy erudito, de lo mejor, pero mantiene la posicion de que la divinidad de Jesús fue añadida no solo por Pablo el apóstol, sino que también los evangelistas. Creo que en este tema, Larry Hurtado o Richard Bauckham son mejores personas que han demostrado lo que Piñero no está dispuesto a demostrar.

De todos modos, aca les dejo un buen artículo por Piñero que habla del Jesús histórico.

============================================================

Según algunos estudiosos, fuera de la Biblia existen pocos testimonios escritos que hablan de la figura de Jesús y entre ellos, podemos mencionar los de Flavio Josefo, Plinio el Joven, Cayo Cecilio, o incluso el emperador Adriano. 

Hemos preguntado opinión a nuestro experto de cabecera Antonio Piñero, especializado en lengua y literatura del cristianismo primitivo, quien ha editado varios libros sobre la figura de Jesús de Nazaret.Jesús-

El catedrático Piñero declaró en algunos medios, recientemente, que hay mas pruebas de la existencia de Jesús que de la de Julio César.

¿Porqué ha sido tan contundente señor Piñero es esa afirmación?

Esta última frase tiene sin duda su carga retórica notable. Está dirigida a captar la atención de las gentes que todavía, sin más información que sus propios pensamientos y charlas de café, siguen opinando por ejemplo, que el Jesús de la historia no ha existido nunca.

Un tanto cansado de que se me formule siempre la misma pregunta, reuní en una ocasión, en un Curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid a un notable grupo de especialistas y les propuse esta misma pregunta. El resultado es un libro, cuyos datos son los siguientes: Existió Jesús realmente?, Editorial Raíces, Madrid 2009, 350 pp. ISBN 978-84-86115-64-7.

Se trata de un libro accesible y barato. Rogaría a los interesados que lo compraran y lo consultaran, pues allí están todos los argumentos, discutidos y ponderados, sobre la existencia histórica de Jesús, o no, desde la Revolución francesa hasta hoy.

¿En qué argumentos se basan los que niegan la existencia de Jesús?

Los argumentos en que se basan los que niegan la existencia de Jesús son, sobre todo, una crítica radical de los Evangelios, que señala en especial sus divergencias y sus contradicciones. Además se argumenta que el primer discípulo que escribe de él, Pablo de Tarso, demuestra una ignorancia casi absoluta de su vida.sanpablo

Como estas son las fuentes más antiguas y no son fiables, la existencia de Jesús no puede verificarse históricamente. Se añade que no hay rastros de Jesús ni en la arqueología ni en los escritores de su época, salvo en las obras de sus seguidores…, que no cuentan, porque ellos fueron los que construyeron el mito de Jesús.

Quienes defienden la no existencia de Jesús explican el surgimiento de los Evangelios como un intento fraudulento consciente de dar cuerpo a un mito.

Los evangelios han construido una persona artificial a partir de un mito religioso y se ha difundido posteriormente como si fuera historia verdadera. Contra este modo de pensar la historia, cabe formularse la pregunta al contrario.

¿Cómo se puede hoy afirmar, racionalmente, que Jesús existió de verdad? 

Pues el argumento principal es simple: es más racional y sencillo históricamente explicar la existencia del cristianismo con todas sus consecuencias, incluso admitiendo que hubo de existir el personaje al que se invoca como fundador del movimiento cristiano, que lo contrario.

jesus-l2

En efecto, sostener que Jesús fue un puro mito literario y a la vez que ese mito fue el creador, el impulso de un movimiento de tal envergadura como el cristiano, es un rompecabezas para un historiador de la Antigüedad, al que le resulta casi imposible, explicar con verosimilitud histórica este proceso.

Por tanto, en líneas generales, mi respuesta es que el Jesús de la historia, el rabino galileo que vivió en esa región, y predicó la pronta venida del reino de Dios en la tierra de Israel, es un dato histórico que no puede negarse.

Otra cosa muy diferente, son las reinterpretaciones posteriores de la vida, figura y misión de ese Jesús por sus seguidores. Empezando por Pablo de Tarso y siguiendo por los evangelistas, que en muchos aspectos son discípulos del pensamiento interpretativo del Jesús de Pablo.

Se construye así un “Cristo celestial” que es más producto de la teología que de la historia.

 

¿Que gana peso entre los historiadores actuales el SI o el NO?

Casi todos los investigadores de hoy día responden afirmativamente. Existió porque el conjunto de “pruebas” o “argumentos” para responder así pesan más que los contrarios.

Pero una cosa es la existencia de un personaje histórico y otra, muy diferente, cómo fue interpretado o cómo se transmitió a la posteridad su figura, sus dichos, hechos y su muerte.

Ahí puede haber muchos cambios en su figura.

¿Cuando comienzan los intelectuales a plantear la no existencia de personaje histórico del nazareno?

La negación de la existencia histórica de Jesús comenzó en tiempos de la Revolución Francesa(1789).revolucionfrancesa

Los primeros que escribieron libros afirmando que Jesús no existió, sino que era un mito literario fueron Constantin-François Chassebœuf, Conde de Volney,en su obra Ruinas o Meditaciones sobre las revoluciones de los imperios (1791) y Charles François Dupuis, en su libro Origen de todos los cultos o la Religión universal(1795).

Luego otros personajes famosos de la época, como el Barón D’Holbach y los “Enciclopedistas” en general, lo negaron igualmente. Pero el célebre Voltaire nunca negó su existencia.

Hoy día hay también negadores de la existencia de Jesús.

El más difundido en lengua hispana es Michel Onfray en su Tratado de Ateología (2006).

En fin Antonio, sobre Jesús se ha escrito quizás demasiado durante largo tiempo, pero ¿sabremos algún día más sobre su vida privada? ¿Pueden existir  otros evangelios apócrifos por desvelarse?

Por supuesto que sí. No sabemos que es lo que ocultan todavía las secas arena de Egipto, lugar ideal para la conservación de manuscritos antiguos.

  • Sería ideal que se descubriera algún manuscrito de la llamada técnicamente “Fuente Q”, una suerte de minievangelio que solo contenía discursos de Jesús (más la historia de las tentaciones y la del centurión, cuyo hijo, o siervo, es sanado por Jesús)
  • EL siglo XX fue pródigo en descubrimientos de manuscritos. En Egipto se descubrió la Biblioteca copto-gnóstica de Nag Hammadi (editada por mí y otros colegas en la Editorial Trotta).
  • apocrifos

Doy los datos porque me parece una publicación importante:

  • Textos Gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi. Vol. I Textos filosóficos y cosmológicos. (Editor general y autor de la Introducción General [118 pp.]. Madrid (Trotta),  1997. Tercera edición en tapa dura: 2007; ISBN 84-8164-884-1.
  • Textos Gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi. Vol. II, Evangelios, Hechos, Cartas. (Editor general y autor de Diálogo del Salvador; La Hija de Pedro; Hechos de Pedro y los Doce Apóstoles; Carta de Pedro a Felipe; Libro de Tomás, el atleta. Madrid (Trotta) 1999. Tercera edición en tapa dura: 2007; ISBN 84-8164-885-X.
  • Textos Gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi. Vol. III. Apocalipsis y otros escritos. Ediorial Trotta, Madrid, 2ª edic. 2009, 476 pp. ISBN: 84-8164-306-8.

En el Desierto de Judá, junto al Mar Muerto, lugar también muy seco y apto para la conservación de textos, se descubrieron una serie de cuevas de los alrededores los famosos Rollos de Qumrán o Manuscritos del Mar Muerto, una colección impresionante de textos judíos de los siglos II a.C. al I d.C. que no hablan en absoluto del cristianismo, pero que sí nos proporcionan innumerables datos de primera mano para conocer el judaísmo del siglo I en el que  vivieron Jesús y Pablo. Por tanto documentos preciosos para conocer la matriz judía del cristianismo.

Ha sido la benemérita Editorial Trotta, Madrid quien los ha editado en un volumen, en espléndida traducción castellana realizada por el experto Florentino García Martínez, profesor ahora de las Universidades de Lovaina y Groninga. 

La primera edición es de 1992 y he tenido múltiples reediciones, desde luego más de diez. Igualmente se editó el manuscrito copto del El Evangelio de Judas, que se había descubierto, pero no publicado, en 1978.

Arquehistoriadores, si quereis profundizar en todas estas cuestiones que nos propone el erudito maestro Piñero, ya sabeis donde encontrar este bendito material.

Además podeis haceros con el libro “Ciudadano Jesús” para  una visión más completa de la figura histórica del Mesías cristiano. 

Felices lecturas!!

http://arquehistoria.com/pruebas-de-la-existencia-historica-de-jesus-con-a-pinero-13709

El amor gana sobre todo, aun casarse con animales si los amas

Siguiente »

Interpretaciones sobre el libro de Apocalipsis

  • Josue de Juan

    Saludos Luis, Piñero tambien ha participado en el Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, de la editorial CLIE, el cual poseeo, y en algunos puntos o personas me ha decepcionado un poco.
    Obviamente que un ateo no siga las directrices de algunos otro ateos que niegan la existencia historica debería sorprendernos, dado que en el mundo ateo la insistencia de la no-historicidad de Cristo es el pan de cada dia, unido a otras teorias.
    Hace unos meses Piñero me decepcionó bastante cuando participó en el programa Cuarto Milenio sobre la biblia y los ovnis, creo que era más capaz de lo que hizo, hasta o hubiera aportado más datos que él en ese debate, creo que no fue preparado al programa

  • Luis Jovel

    Vi la web, pero no lo conosco.

Teología

Leer más

Más