• Leído 1253 veces.

Policarpo- Reseña Historica y Video

Siguiendo con nuestra serie de personajes históricos, en esta ocasión estaremos hablando sobre Policarpo, otro padre de la iglesia, y un muy interesante ejemplo a seguir en el día de hoy.

Poco se sabe de sus primeros años, pero lo que si sabemos según Ireneo, es que de joven, Policarpo fue discípulo directo de Juan, y había hablado con otros testigos oculares de Cristo.  Fue hecho obispo de Esmirna, la actual Izmir en Turquía, en el año 110. Le escribió una carta a los Filipenses, al estilo de la que Pablo les escribió anteriormente a ellos, por unas preguntas que los Filipenses le hicieron a el. En esta carta, menciona 13 de las ultimas cartas del Nuevo Testamento, y también menciona a I Clemente. En esta carta, advierte sobre el Docetismo, y la avaricia que había corrompida a un presbítero, Valenciano, y a su esposa.

Policarpo fue a Roma a reunirse con el obispo de ahí, Aniceto.  Surgió una diferencia entre el sobre que día se debía de celebrar la resurrección de Jesús. Los que estaban con Policarpo, las iglesias de Asia Menor, celebraban el día de la resurrección en el 14 de Nisán, como los Judíos, mientras que el obispo Anacleto quería que los de Asia Menor lo celebraran el Domingo, como el resto del Cristianismo. Esta división llevo a la cisma conocida como el Quartodecimo, y muchas iglesias en Asia Menor se separaron de comunión con Roma hasta el siglo 5, y estos se les conocía como Quartodecimanos. A pesar de este percance, la visita de Policarpo tubo algunos frutos, , como el convertir algunos Valencianos y Marcionistas a la fe, y se sabe que se enfrento a Marcion, cuando este le pregunto, “¿Sabes quien soy?”, a lo que Policarpo respondió, “Si, el primogénito de Satanás”.

No solo tubo controversias eclesiásticas, sino que también culturales. La gente alrededor lo conocía como un ateo que había destruido a sus dioses tradicionales. Recordemos, que ateo para los paganos, era aquel que no adoraba estatuas, y los Cristianos eran considerados ateos por lo tanto.

Pero por lo que mas se le conoce a Policarpo, es por su martirio. Sabemos detalladamente de ello, porque quedo documentado en la carta “El Martirio de Policarpo”, escrita por su iglesia de Esmirna, a la iglesia de Filomeno en Frigia, pero que estaba dirigida a “todas las congregaciones Cristianas del mundo”. Es de notar que la iglesia se enorgullecía que su líder fuera un mártir por la fe, mientras que la iglesia contemporánea llega a dudar si Dios esta con el líder si algo le ocurre.

Policarpo fue arrestado porque se desato una gran persecución de Cristianos en Asia Menor, que también llego a Esmirna. Las autoridades querían matar algunos Cristianos, por lo tanto, los amigos de Policarpo lo escondieron en una granja. Pero al torturar un sirviente este revelo donde Policarpo estaba. Policarpo, por ser el obispo de Esmirna, no querían tanto hacerlo un mártir, mas bien, lo que querían es que rechazara su fe. Haciendo eso, esperaban que los feligreses y demás gente, no seguirían en su “ateísmo”. Cuando llegaron arrestarlo, Policarpo les preparo comida a sus opresores, y oro por sus amigos antes de ser llevado preso.

Lo que mas a impactado de toda esta historia, es el martirio de Policarpo. Como se ha dicho antes, la intención principal no era de matar a Policarpo, sino que era que este rechazara a Cristo. El gobernador le dijo a Policarpo que dijera “Afuera con los ateos”, este miro alrededor y apuntando a los presentes dijo, “Si, afuera con los ateos”, refiriéndose a la multitud. El gobernador le recordó a Policarpo que animales salvajes estaban a punto de devorarlo. Policarpo no mostro temor de ello. Luego, el gobernador le dijo que si no quería ser muerto por animales, podría ser quemado a lo que Policarpo respondió que el gobernador algún día vería el castigo de fuego de parte de Dios. El gobernador le dijo a Policarpo, que si maldecía a Cristo y juraba lealtad al Cesar, lo dejaría libre. La respuesta de Policarpo es la que hasta este día, impacta al Cristianismo, “Por 86 años le he servido, y no me ha hecho nada malo, ¿Cómo puedo maldecir a mi Rey, quien me salvo?”.  Policarpo fue últimamente quemado.

Después de su muerte, la persecución paro, pues los presentes no soportaron ver la muerte de un anciano tan noble. La iglesia de Esmirna celebraba cada año la fecha de la muerte de Policarpo, sentando el precedente para algunos cristianos de venerar las muertes de los santos.

Policarpo se ha convertido en un ejemplo para aquellos que son perseguidos y tienen que ver cara a cara el martirio, de no darse por vencido.

El significado de resurrección en el primer siglo d.C. – N. T. Wright

Siguiente »

SATS ofrece Maestrías por investigación y Doctorados – En Español

  • No recibo tus articulos,ni uno. En fin, saludos

  • Que raro. Y eso que ya te hiciste parte del blog. 🙁

Teología

Leer más

Más