• Leído 2364 veces.

Joel Osteen y su falso evangelio de que nosotros tenemos la potestad de nuestra felicidad

OsteenfalsavisionDiosHoy me mandaron un “pensamiento” de un predicador muy conocido, Joel Osteen. No se porque me mandan esas cosas, si saben que no me cae bien el hombre. Pero el hermano me quería dar una palabra de “aliento” por algunas cosas que he estado pasando emocionalmente (muy contrario de lo que algunos han dicho, que he andado celebrando). Aprecio a mi amigo, pero ya sabía mi respuesta, que se la di con detalles. Mi respuesta es lo que sigue.

Según Osteen, y muchos también ahora, la felicidad depende de mi, no de terceros, o acciones externas a mi. Soy yo el arquitecto y juez de lo que me hace y no me hace feliz.

Esto, suena muy bueno, mas cuando uno esta pasando problemas emocionales, o de dinero, o de hijos, y aca es donde comienzo.

Bueno, si la felicidad depende solo de uno,¿porque Adán se le tuvo que dar una compañia? Por lo visto, esa explicación, la de Osteen, es más bien evolucionista que Biblica.

Segundo, y peor, si la felicidad no depende de lo que me rodea, pero de mi mismo,¿entonces, tampoco necesito a Cristo? No necesito a Cristo para ser feliz, puesto que el origen de mi felicidad soy YO, no Dios. Esa explicación suena atea y blasfema.

Tercero, dígale eso a una esposa o esposo que se le murio el espos@, la dejó, la engaño con otr@, etc. JAMÁS una mujer engañada me ha dicho “no me siento mal por la infidelidad de mi marido, mi felicidad depende de mi, no de mi relación con el”. Eso no es vivir en la realidad, es tratar de engañarse a un@ mismo. ¿Que madre no sufre si su hijo esta en la cárcel?  Que le dirá Osteen, “no se aflija por el en la cárcel, su felicidad no depende de que esté encerrado con criminales peores que el. Su felicidad depende de lo que usted construya para usted misma.”¿O que diremos si un miembro de la familia se enferma de una enfermedad terminal?¿Esto quiere decir que la enfermedad de ese familiar no afectaria mi ánimo? Me recuerdo cuando le tuve que decir a mi suegra que tenía cáncer, fue uno de los momentos más difíciles de mi vida, pues a mi me lo encargaron decirselo. Mi felicidad, y la de mi familia, dependio por años de la salud de ella.

Ese consejo “pastoral”, el de Osteen, es de una persona que ya perdió conexión con la realidad, y que está en necesidad ella misma de asistencia psicológica.

Pablo sufría y suplicaba siempre por las iglesias que tenían problemas, el mejor ejemplo es I Cor. 10-11, entre muchos otros. No veo a Pablo diciendo, “que vean como salen de sus problemas los Corintios, yo soy feliz, mi felicidad no depende de que si ellos salen adelante en el Señor o caen. Mi felicidad depende de mi, y solo de mi”. Es más, en Gálatas Pablo dice esto:

Gálatas 4:19 Nueva Versión Internacional (NVI)
19 Queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes,

No vemos a Pablo diciendo “esos Gálatas se vuelven a los judaizantes, que les aproveche. Mi felicidad no depende de su caminar Cristiano, depende de mi”.
Un ejemplo que el apóstol SI se preocupaba, que su vida no era una vida tranquila por situaciones de terceros y externas, es esta:

2 Corintios 11:28 Y como si fuera poco, cada día pesa sobre mí la preocupación por todas las iglesias.

No vemos a Pablo diciendo jamás que su felicidad depende solo de el.Más bien dice, como vimos en Gálatas 4:19, que sufre dolores de parto hasta que Cristo sea formado en en los Galatas. Las mujeres que me estan leyendo me podran decir, esos dolores de parto, que duran entre unas horas a unos días, son ocasionados por algo externo al cuerpo de ellas, que tiene que salir, y que no las deja vivir tranquilas hasta que salga, o salgan los bebés.

Lo que Osteen enseña, y muchos otros Cristianos y seminarios profesan, es simplemente autoayuda, no dependencia de los unos a los otros. Es falso, otro evangelio.

Traigamos esto al nivel de la Iglesia, y solo veamos este texto bíblico:

1 Corintios 12:20-27 Nueva Versión Internacional (NVI)
20 Lo cierto es que hay muchos miembros, pero el cuerpo es uno solo.
21 El ojo no puede decirle a la mano: «No te necesito.» Ni puede la cabeza decirles a los pies: «No los necesito.» 22 Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables, 23 y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. Y se les trata con especial modestia a los miembros que nos parecen menos presentables, 24 mientras que los más presentables no requieren trato especial. Así Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo, dando mayor honra a los que menos tenían, 25 a fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros. 26 Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él.
27 Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo.

¿Suena eso a que la felicidad solo depende de mi? Si un miembro se duele, TODOS nos dolemos con el. Si un miembro se alegra,TODOS nos alegramos con el.

Osteen, en su aparente piadoso consejo, en realidad lo que está haciendo es descuartizando el cuerpo de Cristo y familias. Esta siendo negligentemente pastoralmente, esta siendo anti-bibilico. Esta negando indirectamente el motivo e intención de la creación, del matrimonio y la familia. Y para colmo, esta negando que nuestra dependencia viene de Cristo y no de nosotros, alentandonos a usurpar el puesto de Cristo en nuestras vidas.

Esto no le va a gustar a muchos a muchos, pero Dios nos hizo frágiles. Nuestra felicidad SI depende si tuviste mamá y papá, cualquier consejero te lo podrá decir. Nuestra felicidad SI depende si te sientes amad@ por tu cónyuge, por tus hijos, por tus hermanos, por Dios. Nuestra felicidad depende de factores exteriores. Así nos ha creado Dios, para que dependamos de los unos y de los otros, y no seamos solitarios. Fuimos creados para comunidad, y en una comunidad, hay dolor por los males que hacen los demás, y hay alegría por las cosas buenas que hacen los demás. Esta falsa doctrina que se esta metiendo en nuestras filas, debe de ser denunciada por lo que es, FALSA.

En el Exilio, no vemos a los Profetas y a Dios diciéndoles “No se preocupen, aunque estan en tierra extraña, su felicidad depende de su actitud no de donde vivan.” La promesa del Señor fue para los del exilio, no solamente regresar de Babilonia a Judea, sino que fue más grande que eso.

Isaias 65:
17 »Presten atención, que estoy por crear
un cielo nuevo y una tierra nueva.
No volverán a mencionarse las cosas pasadas,
ni se traerán a la memoria.
18 Alégrense más bien, y regocíjense por siempre,
por lo que estoy a punto de crear:
Estoy por crear una Jerusalén feliz,
un pueblo lleno de alegría.
19 Me regocijaré por Jerusalén
y me alegraré en mi pueblo;
no volverán a oírse en ella
voces de llanto ni gritos de clamor.
20 »Nunca más habrá en ella
niños que vivan pocos días,
ni ancianos que no completen sus años.
El que muera a los cien años
será considerado joven;
pero el que no llegue a esa edad
será considerado maldito.
21 Construirán casas y las habitarán;
plantarán viñas y comerán de su fruto.
22 Ya no construirán casas para que otros las habiten,
ni plantarán viñas para que otros coman.
Porque los días de mi pueblo
serán como los de un árbol;
mis escogidos disfrutarán
de las obras de sus manos.
23 No trabajarán en vano,
ni tendrán hijos para la desgracia;
tanto ellos como su descendencia
serán simiente bendecida del Señor.
24 Antes que me llamen,
yo les responderé;
todavía estarán hablando
cuando ya los habré escuchado.
25 El lobo y el cordero pacerán juntos;
el león comerá paja como el buey,
y la serpiente se alimentará de polvo.
En todo mi monte santo
no habrá quien haga daño ni destruya»,
dice el Señor.

Y para nosotros, su Iglesia, esta es la promesa:

Apocalipsis 21:1 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.»

Fijense, Dios quiere darnos sanidad, quiere darnos la felicidad que aca, por estar viviendo en un mundo de pecado, no vamos a alcanzar a la plenitud que deseamos. El es el que va quitar el llanto, lamento, dolor, no nosotros con nuestras propias fuerzas.  La mentira de Joel Osteen es que la felicidad depende de nosotros. De ser como dice Joel Osteen, ¿para que necesitaríamos nuevo cielos y nueva tierra, si la felicidad depende de mi, y no de Dios? No necesitariamos en absoluto la nueva creación, pues el autor y constructor de nuestra felicidad soy YO, YO, y YO.

Es hora que despertemos y escojamos, vamos a creerle al FALSO evangelio de Joel Osteen, o al Evangelio de nuestro Señor Jesus.

Nuestro sufrimiento no es vano, así que, les dejo con el aliento que le dio Pablo a los hermanos de Listra, que es chocantemente diferente al que da Osteen.

Hechos 14:22 fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. «Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios», les decían.

The Search for Jesus – Jewish Thursday

Siguiente »

La Cautividad Sproulina de la Iglesia

Teología

Leer más

Más