Apoyemos a nuestros pastores locales – Gálatas 6:6