¿Sana Dios por medio de prendas de vestir, o zapatos?