“Orad por la paz de Jerusalén” – un ejercicio en teología bíblica

Unos días atrás, le dije a una amiga que leyendo ese texto donde se basan que debemos de orar por Jerusalén, me confundió a cual Jerusalén se refería. Dado lo que acaba de pasar entre Israel y los Palestinos, muchos Cristianos han citado Salmos 122:6 para justificar su apoyo a Israel, ¿pero es esto lo que el Salmo esta enseñando? Veamos primero el Salmo.

El Salmo esta compuesto de 3 estrofas, y en cada estrofa, se menciona Jerusalén. La estrofa donde se pide la oración para Jerusalén, vemos la palabra “paz”, Shalom. Se menciona Jerusalén, Yerushalayim, que es un juego de palabra con Shalom, Paz. Antes de pedir la paz de/por Jerusalén, en el versículo 5, se mencionan los tronos donde se hace juicio. No puede haber paz sin justicia.

Es por eso que se debe de orar por la paz de Jerusalén, para que haya justicia dentro de Jerusalén. Ahora, muchos han cambiado el sentido del Salmo, y lo han convertido a un contexto de guerra, como lo hemos visto en los últimos meses.
Lo importante es tomar al Salmo en su contexto, y por lo visto, el Salmo es pre-exilico, no se ve ningún acecho o sitio contra Jerusalén.

Tomando ya el contexto del Salmo, mi problema que le comente a mi amiga fue que ya para el Nuevo Testamento, se le llama a otra entidad Jerusalén, la Iglesia.

Gálatas 4:25-27 Nueva Versión Internacional (NVI)

25 Agar representa el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la actual ciudad de Jerusalén, porque junto con sus hijos vive en esclavitud. 26 Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre. 27 Porque está escrito:

«Tú, mujer estéril que nunca has dado a luz,
    ¡grita de alegría!
Tú, que nunca tuviste dolores de parto,
    ¡prorrumpe en gritos de júbilo!
Porque más hijos que la casada
    tendrá la desamparada.»

Lo interesante es que al principio de Gálatas, Pablo habla de la Jerusalén histórica, pero luego, ya al final se refiere a la verdadera Jerusalén, la celestial, ósea, la Iglesia. 

Luego, el escritor de los Hebreos toma el mismo tema:
Hebreos 12:22 Nueva Versión Internacional (NVI)

22 Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. Se han acercado a millares y millares de ángeles, a una asamblea gozosa,

Y finalmente, en Apocalipsis:

Apocalipsis 3:12 Nueva Versión Internacional (NVI)

12 Al que salga vencedor lo haré columna del templo de mi Dios, y ya no saldrá jamás de allí. Sobre él grabaré el nombre de mi Dios y el nombre de la nueva Jerusalén, ciudad de mi Dios, la que baja del cielo de parte de mi Dios; y también grabaré sobre él mi nombre nuevo.

Apocalipsis 21:2 Nueva Versión Internacional (NVI)

Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido.

Apocalipsis 21:10Nueva Versión Internacional (NVI)

10 Me llevó en el Espíritu a una montaña grande y elevada, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios.

Es de notar, que en el versículo 22, ya no hay templo, pues el Señor Dios y el Cordero son el templo.

Dentro del Judaísmo del Segundo Templo, se esperaba que Jerusalén seria restaurada, y que solo un remanente viviría en ella. Esto va muy cerca de lo que vemos en las menciones sobre Jerusalén en Pablo, Hebreos y Apocalipsis. Y como mencione antes, en las versiones de las sectas Judías, tampoco había templo. Vemos la continuidad del Cristianismo con el pensamiento Judío de su época.

Pero volviendo al Salmo, leímos que antes de pedir por la paz de Jerusalén, se pide justo juicio. Vemos que de Jerusalén vendrá el juicio, tanto a las naciones como a Israel mismo cf. Isa. 10:12; Amos 6:1; Miq. 3:12. Pero también de Jerusalén vendrá la salvación a los confines de la tierra, cf. Ps. 14:7; 50:2; 53:6; Isa. 37:32; 52:7; Joel 2:32; 3:16; Obad. 1:17; Zef. 3:14, y a Jerusalén vendrán todas las naciones a reconocer a Yahweh como el único rey del mundo, cf. Sal. 76:11-12; Isa. 2:2-4, Isa. 18:7; Miq. 4:2, 7; Zac. 14:16-19.

Muchos al terminar de leer estos textos, dirán, “Jovel esta una ves mas imponiendo la teología del Reemplazo”, pero miremos como la teología bíblica ayuda a entender la Biblia, y como el uso de la palabra y lugar “Jerusalén”, al tomarse a través de las Escrituras, nos da un panorama mucho mas amplio del solo orar por un lugar geográfico llamado Jerusalén el día de hoy.

¿Por qué Jerusalén tengo entonces que orar? Fácil, la celestial, la Iglesia.

Share This Article

Lo que paso en Agosto, ¡40,000 visitas!! – August got 40,000 visits!!

Next Story »

Mi Vida en Cristo

Teología

  • Mujeres en el Gnosticismo

    2 meses ago

    A menudo existe el deseo de interpretar el gnosticismo como el representante de una actitud más positiva hacia las mujeres en la tradición cristiana primitiva. Se pueden ...

    Read More

Leer más

More