El Nuevo Calvinismo, 12 Distintivos– Por John Piper

Ahora que se hace mencion del Pentecostalismo Reformado, aca les dejo algo que hice en Marzo del presente año, donde Piper define que es el Nuevo Calvinismo para el.
Yo hago la diferencia entre esto, y el Neo-Calvinismo, a donde pongo aquellos que no quieren aceptar ningun cambio, o a alguien dentro de sus filas.
Disfruten.

San Augustin de Hippona – St Agustin of Hippo

Siguiente »

A Good Hymn for this Sunday Morning – My Jesus I Love Thee

  • Muy Bien antes me consideraba 4 puntos calvinismo, luego me di cuenta que romper un ciclo del calvinismo es ya no ser calvinista Calvino tenia problema con la miopía Bíblica, la Hermenéutica demás decir de las influencias de Agustín de Ipona, por lo que veo los reformadores lucharon con este problema de la hermenéutica todo el tiempo y la reforma cambio en varias aspecto pero dentro del mismo sistema eclesiástico quedo igual, Calvino bautizaba a los niños, daré un breve ejemplo no tan breve:

    El pasaje familiar de Romanos 3:23 dice, “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” “En Romanos 3:23 la palabra “todos” se refiere a todos los hombres sin excepción.” ¿Por qué dicen esto? Porque armoniza con su teología. Ellos creen en la total depravación del hombre, por lo cual creen que todos los hombres, sin excepción, son pecadores y totalmente depravados. En este punto su teología es correcta.
    Pero en otros pasajes, los hombres reformados entienden el término “todos” de manera muy diferente:
    “Más Jehová cargó en ÉL el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).
    “El cual se dio a sí mismo en rescate por todos” (1 Timoteo 2:6).
    Ahora se nos dice que el término “todos” no puede referirse a todos los hombres sin excepción, porque su teología los obliga a limitar el término “todos” a los elegidos. Ellos creen que Cristo murió solamente por los elegidos.
    En Isaías 53:6 el término “todos” ocurre dos veces: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.” Los hombres Reformados no tienen problema en entender que todos los hombres, sin excepción, se han descarriado, porque armoniza con su teología de la depravación. Pero tienen problema de decir que el SEÑOR cargó en Cristo la iniquidad de todos los hombres, sin excepción, porque eso estaría en conflicto con su teología de la expiación limitada. Su interpretación de las Escrituras depende de su teología.
    En Romanos 3:19 la Palabra de Dios dice esto: “Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios.” Los Reformados entienden que “todo el mundo” se refiere a todos los hombres sin excepción. Su doctrina de la total depravación está en armonía con la verdad de que todos los hombres, sin excepción, son culpables ante un Dios santo. Obviamente, estamos de acuerdo con esto.
    En 1 Juan 2:2 se usa el término “todo el mundo”: “Y ÉL es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo” (1 Juan 2:2). Los reformados nos dicen que en este pasaje “todo el mundo” no se refiere a todos los hombres sin excepción, sino a todos los hombres sin distinción. Es decir, Cristo no murió solamente por los judíos elegidos, sino también por los gentiles elegidos. Su teología de la expiación limitada determina cómo entienden el texto.
    Los claros enunciados de las Escrituras deberían determinar mi teología y no al revés. Si los claros enunciados de las Escrituras están en constante conflicto con mi teología, entonces quizás debería rectificar mi teología. Los reformados tienen la poco envidiable tarea de explicar constantemente que “todos” realmente no significa “todos” y que “todo el mundo” realmente no significa “todo el mundo” y que “todo hombre” no significa realmente “todo hombre”, etc.
    El lenguaje de la Biblia no puede ser más claro:
    ÉL murió por. . .
    el mundo (Juan 3:16; 6:33, 51)
    todo el mundo (1 Juan 2:2)
    todos (1 Timoteo 2:6)
    todos nosotros (Isaías 53:6)
    todos los hombres (Romanos 5:18)
    por todos (Hebreos 2:9)
    por los que niegan a Cristo (2 Pedro 2:1)
    ¿Quiere Dios realmente decir lo que dice? ¿Podemos tomarlo por Su Palabra? ¿O permitiremos que nuestra teología nos obligue a cambiar el significado de las palabras que, en sí mismas, son muy claras?
    Sir Robert Anderson, en el prefacio de su libro Forgotten Truths
    Durante los primeros años de mi vida cristiana yo estaba muy confundido y afligido por la suposición de que las simples y llanas palabras de Escrituras tales como Juan 3:16; 1 Juan 2:2; 1 Timoteo 2:6 no eran ciertas, salvo en un sentido misterioso que sólo era entendido por los iniciados. Porque, se me había dicho, la predominante verdad de la soberanía divina en la elección, impedía tomarlas literalmente. Pero hace medio siglo, un amigo de esos días –el finado Dr. Horatius Bonar—me libró de este extrañamente prevaleciente error. El me enseñó que hay verdades que pueden parecernos irreconciliables solo porque nuestras mentes finitas no pueden entender al Infinito: y que nunca debemos permitir que nuestra pobre comprensión de los eternos consejos de Dios impidan la incuestionable fe en las palabras de las Sagradas Escrituras”. [Del prefacio del libro de Anderson ‘Forgotten Truths’ (Grand Rapids Kregel Publications, 1980), preface].
    richard Baxter (1615-1691) era un hombre piadoso y es muy estimado entre los hombres reformados. Escribió lo siguiente en cuanto a esta materia:
    Cuando Dios nos dice, con toda la sencillez posible, que Cristo murió por todos y que gustó la muerte por todo hombre, los hombres lo negarán y, con ese fin, torcerán el sentido llano de las palabras, simplemente porque no pueden ver cómo esto puede reconciliarse con Cristo condenando a hombres y con Su especial amor hacia Sus elegidos. No es difícil ver la justa y equilibrada coherencia. Pero, ¿y si tu no puedes ver cómo concuerdan dos verdades del Evangelio? ¿Negarás entonces una de ellas, cuando ambas son evidentes? ¿No es un gran orgullo preferir tu propio entendimiento antes de la sabiduría del Espíritu de Dios, que ha inspirado las Escrituras? ¿No debería un hombre humilde decir más bien, sin duda que ambas son verdad, aunque yo no pueda reconciliarlas? De modo que otros negarán estas llanas verdades, porque ellos piensan que todos por quienes Cristo murió están ciertamente justificados y salvados; porque por quienquiera que Él muriera y satisficiera la justicia, Él les proveería de fe para creer en Él; Dios no podría castigar justamente a aquellos por quienes Cristo dio satisfacción, etc. Pero, ¿expresan las Escrituras todas o algunas de estas opiniones con la sencillez con la dice que Cristo murió por todos y por cada hombre? ¿Dice claramente en alguna parte que Él no murió por todos? ¿Dice que hace excepción de un hombre, y que Cristo no murió por él? ¿Dice en alguna parte que ÉL murió solamente por Sus ovejas o por Sus elegidos y que excluye a los no elegidos? No hay tal palabra en toda la Biblia; ¿no deberían estar las verdades ciertas y los textos claros por sobre los puntos inciertos y los textos oscuros? (Richard Baxter, Universal Redemption of Mankind, p.282-283).
    Richard Baxter aplica luego hábilmente estos principios al caso en cuestión:
    Quisiera preguntar a cualquiera, ¿creerías que Cristo murió por todos los hombres si las Escrituras lo dicen claramente? Si lo hicieras, dime, ¿qué palabras encontrarías o desearías encontrar que fueran más claras que las que son usadas aquí? ¿No es suficiente que Cristo es llamado el Salvador del Mundo? Dirás, ¿pero lo es de todo el mundo? Sí, dice que ÉL es la propiciación por los pecados de todo el mundo. Dirás, ¿pero no es para todos los hombres del mundo? Si, dice que Él murió por todos los hombres, como también por todo el Mundo. Pero dirás, ¿no dice que para cada hombre? Sí, lo dice, Él gustó la muerte por cada hombre. Pero, podrás decir, eso significa por todos los elegidos, si dijera eso de todos los no-elegidos, yo lo creería. Sí, lo dice así de quienes negaron al Señor que los compró, y que traerán sobre sí mismos destrucción repentina. Sin embargo, todo esto parece ser nada para el hombre prejuiciado. [Richard Baxter, Universal Redemption of Mankind, p.286-287. Los versículos aludidos en esta cita son Juan 4:42; 1 Juan 2:2; 1 Timoteo 2:4-6; Hebreos 2:9; 2 Pedro 2:1]
    “Si Cristo murió por todos los hombres, no sé cómo la Biblia podría decirlo aún más claramente”. ¡Cuán cierto! Este mismo hombre, más adelante, adoptó la doctrina de la expiación ilimitada porque no podía negar las claras y llanas afirmaciones de las Escrituras.
    yo pienso que por ello es que los no crellentes estaran bajo jucio, de lo contrario para que se les haria un juicio ???…. para que es un Jucio ? Romanos 2 nos da una idea y otra la encontramos remotamente por zacarias. quizas no entendamos nada pero estoy seguro que nosotros condenamos mas al mundo que el propio Dios, como que todos vamos al infierno lo cual ya sabemos que ciertas enseñanzas deben ser vista bajo lupa… no apoyo el universalimo pero creo en un equilibrio a fin he conocido a varios hombres de muy buena consiencia y jucio a pesar de no confesar en ninguna iglesia ellos creen en Dios, recuerdo conocer a un hombre muy bondadoso y humilde, a mi me costaba siento creyente tomar esa actitud luego de mucho escrutiño me di cuenta que en mi corazon habia mas condenacion que amor no podia hacer justicia si no poseia ese pleno conocimiento pensaba que en el que no se hace cristiano segun mis confesiones de fé se va al infierno.

  • Alejandro Peralta

    Gracias por la informacion Luis. Me llama mucho la atencion el esfuerzo que se hace para definirce en la fe. Siempre he estado renuente a hacerlo. Puedo compartir ciertas posturas, pero por que tenerce que definir como “seguidor” de las diferentes posturas o corrientes doctrinales? Como se definia Padro el apostol, o como se definia Pablo, que corriente doctrinal seguia Juan? o que evangelio seguia Bernabe. no se si me doy a entender. Creo que debemos seguir haciendo un esfuerzo por encontrar las verdades Biblicas sin temor a encontrarlas y sin ninguna presion denominacional o haciendo una busqueda tendenciosa, para realmente tener una encuentro con la verdad. Le pido a Dios nos ayude en esto. Buscar y abrazar la verdad aun esta sea contraria a ti…Dios te bendiga Luis. Me han gustado tus notas y me han sido de ayuda.

Teología

Leer más

Más