Los Rollos del Mar Muerto y sus paralelismos con el NT – Un ejemplo

La creencia que prevaleció en algunas secciones académicas Cristianas, es que Jesús y Juan el Bautista fueron miembros de la comunidad sectaria de Qumrán, o que fueron extremadamente influenciados por ella. Hoy en día, sabemos que muchas creencias que esa secta tenia, eran creencias que las demás expresiones (sectas) del Judaísmo del Segundo Templo compartían. Esto, nos da a entender mucho mejor que Jesús, y sus discípulos, no estaban predicando tanto una nueva revelación, sino que estaban confirmando las creencias ya presentes entre el pueblo.

Como las otras sectas, el movimiento Mesiánico liderado por Jesús, requería alianza al Mesías. Lo que ponía a Jesús en diferencia con los demás, fue su resurrección. Esto confirmo que el mensaje de Jesús estaba respaldado por Dios, a la diferencia a los otros mencionados en Hechos 5:35-39.

Esto resalta la persona de Jesús en la proclamación de la iglesia naciente. Como podemos ver en Hechos, Pablo puede apelar que el es perseguido por creer y compartir las creencias de los Fariseos, cf. Hechos 23:6-9.

En este caso, me gustaría resaltar ciertas enseñanzas que podemos encontrar en los Rollos del Mar Muerto, en especial el libro de La Regla de la Comunidad.

 

La Regla de la Comunidad 1QS IV 20-25: Dios purificará con su verdad todas las obras del hombre y refinará la estructura del hombre, arrancando todo espíritu de injusticia del interior de su carne y purificándolo con el espíritu santo de toda acción impía.

Y será zambullido en el espíritu de purificación, para que enseñe lo correcto y en el conocimiento del Altísimo y enseñe la sabiduría de los hijos del cielo hacia el camino perfecto.

Acá leemos que el Espíritu Santo purificara y guiara al creyente, algo que leemos en Juan 16:13 y a 1 Juan 2:27. También en Romanos 8, vemos como el Espíritu Santo cambiara nuestros corazones, y nos transforma.

Con estos ejemplos, podemos apreciar como las enseñanzas de Qumrán son compartidas por Jesús, Juan y Pablo. Las sospechas o acusaciones que Jesús fue de la comunidad de Qumrán y por lo tanto enseña las mismas doctrinas que ellos, es incompresible  a la luz de que sus discípulos también las comparten. Pero no yendo muy lejos, Jesús comía con pecadores, cf. Marc. 2:16, tocaba muertos, Lucas 11:14 (tocar el fetro se consideraba tocar un muerto), y asistía al templo, cf. Mat. 21:12-17. Esto ultimo, tambien era rechazado por los de Qumrán, por considerar al templo contaminado.

No obstante, podemos ver una continuidad, o paralelismo entre las enseñanzas de Jesús y sus discípulos sobre la obra del Espíritu Santo, y los sectarios de Qumrán.

Evil in Second Temple Judaism – El Mal en el Judaismo del Segundo Templo

Siguiente »

Agradecimientos, Proyectos y aclaraciones

Teología

Leer más

Más