Sorprendido por N. T. Wright -1

El objetivo del estudioso de la Biblia es revisar de forma masiva la forma en que hablamos de la fe cristiana. Por muchas razones, el ya ha tenido éxito.

Jason Byassee/ APRIL 8, 2014

Las personas que se les pide escribir sobre NT Wright pueden encontrar que se quedan rápidamente sin superlativos. Él es el erudito bíblico más prolífico en una generación. Algunos dicen que es el apologista más importante de la fe cristiana desde CS Lewis. Ha escrito la más extensa serie de comentarios populares sobre el Nuevo Testamento desde William Barclay. Y, en el caso de tres carreras suenan como muy pocas, él es también un líder de la iglesia, después de haber servido como obispo de Durham, Inglaterra, antes de su puesto de profesor actual en la Universidad de St. Andrews en Escocia.

Pero tal vez el elogio más importante de todo: Cuando Wright habla, predica, o escribe, la gente dicen que ven a Jesús, y vidas son transformadas. Un pastor amigo mío describe un miembro de la iglesia caminando a su oficina, con las manos temblando mientras sostenía una copia de Wright Sorprendido por la Esperanza: Repensando el Cielo, la resurrección, y la Misión de la Iglesia. “Si este libro es verdad”, dijo, “entonces toda mi vida tiene que cambiar.”

Los superlativos son sorprendentes, teniendo en cuenta la meta de Wright en su enseñanza y la escritura es revisar de forma masiva la manera que el cristianismo ha sido articulado por generaciones. La fe cristiana, para Wright, no se trata de ir al cielo cuando uno muera. No se trata del triunfo de la gracia sobre la ley del Antiguo Testamento. Él dice que su doctrina fundamental no es la justificación por la gracia sola, la piedra angular de los Reformadores Protestantes. La iglesia ha malinterpretado a Pablo tan severamente, al parecer, que nadie entendía plenamente el evangelio, desde el tiempo del apóstol hasta el tiempo de un cierto erudito británico comenzó a leer a Pablo en griego en la escuela de posgrado.

De la Iglesia a la Academia

Como con todo, la respuesta depende de su punto de vista. Wright habla con la gente que viene con una amplia gama de agendas. Ha escrito libros de punto-contrapunto con liberales como John Dominic Crossan y Marcus Borg. Él y el pastor Reformado John Piper se intercambiaron réplicas de libros enteros y han mantenido ocupados a bloggeros (algunos repugnantes) durante años. Bart Ehrman, favorito despreciador de la Biblia de Barnes & Noble, me dijo, “Él es un muy brillante y sabiondo erudito lee profundamente, muy bien informado, y riguroso. Y no estoy de acuerdo con casi todo lo que dice.”

Último galardón de Wright es que ha escrito la obra más extensa sobre Pablo en la historia del cristianismo. El tomo de dos volúmenes Paul and the Faithfullness of God (PFG) (Pablo y la fidelidad de Dios) se extiende por 1.519 páginas. Se unieron dos volúmenes complementarios, también de Fortress Press: Pauline Perspectives (Perspectivas Paulinas), una colección de ensayos que se remontan a finales de 1970, y Paul and His Recent Interpreters (Pablo y Sus Recientes Interpretes), una interacción donde trata con los principales estudiosos de Pablo de las últimas generaciones. Para la mayoría de los académicos, cada volumen compañero serviría como opus magnum. Para Wright, no eran más que su segunda y tercera publicaciones más importantes del año, culminando una carrera de 40 años de trabajo sobre Pablo desde su no (publicada) disertación sobre Romanos.

Escribir un perfil de Wright es difícil, en parte porque él es normal. Él viene de lo que él llama un “medio, medio, hogar de la iglesia media, de una especie que, probablemente, ya no existe.” Él y sus hermanos fueron criados en la Iglesia de Inglaterra, donde aprendieron a participar en la vida parroquial y orar a diario, o al menos a menudo. Wright describe escuchar un profesor al principio de su carrera apelando por más evangélicos en la academia. Así Wright cambió los objetivos de su carrera de la iglesia a la academia. Más tarde, un tutor en Oxford le dijo que tenía que elegir entre las dos. En ese momento, Wright sabía que nunca haría tal cosa. Él todavía no lo ha hecho. Él y su esposa, Maggie, tienen cuatro hijos adultos. En Sorprendido por la Esperanza, así como otras obras, se describe a sí mismo como una de las personas menos afligidas que conoce.

Wright tiene la calva, la barba envolvente, y la voz grave que Estadounidenses esperan de sus académicos británicos favoritos. Se mueve con la marcha atlética del jugador de rugby que fue en un tiempo. Se involucra con gente nueva con una informalidad sorprendente. “Hola chicos,” que dirá a extraños como si fueran amigos que han estado esperándolo a él. El dice una anécdota seguido que hace burla de el mismo. El cuenta de unos seguidores de el que le dijeron a su esposa, “estar casado con el seria como estar en el cielo, ¿no?

“Maggie respondió, ‘es mas bien como el infierno.’”

La manera de Wright podría salir como paterna como Gandalf, o enojon y altanero, dependiendo de tu punto de vista. Para abrir una conferencia en Estados Unidos hace una década, habló de un colega en la Cámara de los Lores que, adornado con una peluca y túnica, entró en un pasillo del Parlamento lleno de turistas Estadounidenses. Vio a su amigo Neil por el pasillo, levantó la mano y gritó: “Neil!” Los Estadounidenses, al ver este espectáculo casi mítico, oyeron “arrodillarse” (fonéticamente las dos palabras suenan igual en Ingles Nota del traductor.). Ellos lo hicieron rápidamente. La implicación de Wright era clara: los Estadounidenses pueden pensar apropiarse para dirigirse a el como “su gracia”, pero cuando se trata de la sala de clase y de la iglesia, “Tom” estará bien.

Aunque algunos encuentran Wright arrogante, el no tiene problema dando a otros lo que es debido. Cuando mencioné al ex arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, Wright, se puso efusivamente positivo. Hubo muchas veces cuando sólo lo correcto necesitaba decirse entre los obispos, dijo, “y Rowan lo hizo. Y yo pensaría, bueno, es por eso que es arzobispo.” Arrogante o no, Wright no tiene problemas para diferir al  intelecto y grandeza de otro.

Él también tiene un lado pastoral. Los fans acuden a Wright para palabras de bendición, como lo hicieron en una conferencia académica reciente en Baltimore. Grant LeMarquand, un obispo anglicano y antiguo alumno de Wright, habla de entrar en la oficina de Wright una tarde, angustiado por su fe. Después de una o dos preguntas, Wright dijo, “Vamos a dar un paseo.” Pasaron la tarde juntos, resolviendo la crisis. “Él podría haber escrito un libro esa tarde”, bromea LeMarquand. En cambio, él ayudó a un estudiante a pensar, y arrodillarse.

Aun así, Wright es una celebridad en el circuito de conferencias de EE.UU.. Cuando lo vi hace poco, de inmediato señaló que había estado en gira 14 días seguidos (dejando a uno a preguntarse con qué frecuencia se encuentra en St. Andrews). Un estudioso de la Biblia explica el apuro en que leía: “Wright es un espectáculo. Hay tantas cosas que pasan al mismo tiempo.”  Así es en su hablar. Él es un obispo, él tiene ese acento, él escribe mucho. Cristianos Estadounidenses han importado mucho peso intelectual de Gran Bretaña. Eso también crea algunos malentendidos. Cuando Wright da su opinión sobre las cuestiones sociales, por ejemplo, está actuando como un obispo de la Iglesia de Inglaterra. La división Estadounidenses entre la religión y la política nunca han prevalecido en el Reino Unido, y de la teología de Wright los ignora de forma explícita.

¿Cómo se pesa la contribución de Wright a los estudios bíblicos, a la iglesia, y para el resto del mundo? Para la primera, de un paso una generación atrás en el tiempo conmigo.

9 Formas que nuestra Adoración ha cambiado en los últimos 10 años – Video

Siguiente »

Sorprendido por N. T. Wright -2

  • Pingback: Traducción de artículo sobre NT Wright publicado en CT | Cosmovisión y Contexto()

  • Wow. . !! Y acusan a los calvinistas de seguir a Calvino, revisa tu blog y mira cuantas veces se hace referencia a N. T. Wright, alguien por ahí hablando sobre las conferencias “fuego extraño” criticaba la referencia que se hacía a Calvino como una tradición, me parece que fuiste tú, pero, no será que se está tropezando con la misma piedra.

    Saludos

    • Pues si, aca reconocemos lo que decimos y hacemos.
      Y aun faltan 3 entradas mas, mas algunos articulos.

  • Tengo que decir que lo de Jovel con Wright es diferente.
    Wright es paidobaptisto, Jovel es credobaptista.

    Wright está de acuerdo con ordenar mujer, Jovel no, y se lo mencionó a él.
    Hay una diferencia entre admirar y reconocer (como Pablo manda en Romanos) y considerar infalible a nuestro teólogo favorito.

Teología

Leer más

Más