11. Forma Favorita de Torcer el Evangelio – Sustituir el Cielo por el Reino de Dios

En esta serie, seguiré el aporte de Howard Snyder, Profesor de Teología y Mision en Ashbury Seminary.

En la Biblia, el reino de Dios es tan completo como la realidad, la soberanía y el amor de Dios. Ningún dualismo entre espíritu / materia. La mayoría de la gente en los días de Jesús entendieron esto, sabían que “el reino de los cielos” en Mateo, por ejemplo, era sólo otra manera de decir “el reino de Dios.”

En la Biblia vemos que el reino de Dios como ahora/futuro, celestial/terrenal, personal/ social, repentino/gradual, hacia adentro/afuera, en una dialéctica misteriosa con la iglesia que en sí misma no es ni el reino de Dios, ni divorceable del reino de Dios.

Las novelas, Dejados Atrás, ponen el reino de Dios como un evento totalmente futuro, y por lo tanto, debemos de hacer todo lo posible para que este se acerque mas y mas. Debemos de predicar el evangelio de Cristo a todo el mundo (algo bueno), y debemos de ayudar el estado de Israel poder ser totalmente restaurado (ya lleva casi 60 años y por lo visto, aun no esta restaurado). Estas novelas, reflejan el sentimentalismo que existe entre cristianos sobre Israel, pero en especial, lo que en realidad le importa a la gente, ellos mismos.

El reino de Dios, no es meramente algo futuro. Jesús dijo lo siguiente:

Lucas 11:20

Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Si vemos, los dones espirituales manifestándose en medio de nosotros, por lo tanto, el reino de Dios esta en medio de nosotros. Pero ahí esta otro problema, creemos que solo en la iglesia debemos de esperar ver estas cosas, los beneficios del reino, y que la sociedad debe de ser dejada a la deriva. Aunque otros, se han ido al extremo de querer reinar junto con Cesar (ejemplo la derecha Norte Americana), es un llamado para el Cristiano de amar al prójimo, cristiano o no. Por lo tanto, parte de la expresión del reino de Dios, es demostrar el amor de Dios a través de caridad.

Si crees que predicando y viendo almas convirtiéndose, estas trabajando para el reino de Dios, estas en lo correcto, pero limitar al reino de Dios solo ha eso, es no tener amor por el prójimo, y lo depriva de las otras cosas que el reinado de Dios provee a los que se acobijan bajo sus ramas, cf.

Lucas 13:18 —¿A qué se parece el reino de Dios? —continuó Jesús—. ¿Con qué voy a compararlo? 19 Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerto. Creció hasta convertirse en un árbol, y las aves anidaron en sus ramas.

The BBC has a program on the Trinity

Siguiente »

Read a Doctoral Theses for free

Teología

Leer más

Más