Según los de La Luz del Mundo, el Evangelio no había llegado Australia antes de ellos venir.