Tensiones creativas – Cualquier líder innovador enfrentará tres conflictos inevitables.

Hace un tiempo nuestra iglesia montó una campaña de recaudación de fondos para la construcción de un edificio para niños (imagínese la situación, ¡una iglesia tratando de recaudar dinero!) Nuestro equipo técnico preparó un video para promover el proyecto de construcción. Era un video profesional; los ángulos de la cámara, el movimiento y la música eran innovadores y espectaculares. Pero el guión contenía lo que yo llamo un «mensaje gastado»:«¿Cansado de ver las habitaciones abarrotadas de niños? ¿Cansado de hacer fila para dejar a sus hijos? Haga su donación al fondo destinado al edificio nuevo para los niño».

La persona a cargo del proyecto era nueva para nosotros y todavía no entendía que la gente ofrenda para lograr una visión, no para cubrir la necesidad. (Si la gente le diera a los necesitados, ¡entonces, las organizaciones que ahora padecen más necesidades tendrían muchísimo dinero!) El video, aunque era creativo, no apoyaba el mensaje positivo que procurábamos transmitir. Lo eliminamos, y experimentamos la tensión creativa.

Si alguna vez ha sentido tensión física, emocional, o algún otro tipo de tensión, ya sabe la incomodidad que conlleva. Los músculos se tensan, la mente se bloquea, duele el cuerpo. El cuerpo se contrae a tal punto que terminamos inmovilizados.

Lo mismo sucede cuando enfrentamos una tensión por ser creativos Nos endurecemos, y, con ello, nos impedimos alcanzar nuestro propósito. Hemos identificado al menos tres de estas luchas por la creatividad que inevitablemente se nos presentan en el camino. Si las llevamos con prudencia, seremos capaces de mantenernos vibrantes y saludables.

Excelencia versus gastos

Una opinión común es que creatividad significa gastar más dinero. Pero esta creencia es totalmente falsa.

En el mundo de hoy, obsesionado por la tecnología, resulta tentador comprar los mejores equipos y los más actualizados. Pero, ¿esa compra sirve para un propósito superior y para alcanzar a la gente con mayor eficacia, o es solo un juguete estupendo para que el grupo de alabanza lo disfrute? No es imprescindible comprar equipo de alta tecnología para ser innovadores. Sí, es probable que tengamos que gastar algo de dinero en tecnología. Pero también es factible ser creativos sin pertenecer a una iglesia grande y adinerada.

Recientemente, en un mensaje acerca del diezmo, les repartimos a todos los hermanos paquetes de caramelos con el fin de transmitirles el mensaje de que todo lo que poseemos lo ha provisto Dios. Les conté la historia de la oportunidad en que le compré a mi hija un paquete de caramelos, y que poco después se negó a compartir conmigo. Ella no alcanzaba a comprender tres realidades: Los compré para ella, se los podía quitar, y si quería, podía comprarle con mi tarjeta de crédito tantos caramelos que no sabría qué hacer con ellos.

Lo mismo ocurre en nuestra relación con Dios. Él nos confía «caramelos»; a algunos, una pequeña cantidad; a otros, una mediana; y a otros más, una gran cantidad. Solo nos pide que le demos una parte de esos mismos para ayudar a financiar su trabajo en la iglesia local. Esta ilustración pueden utilizarla iglesias de cualquier tamaño.

Una de las ayudas visuales más poderosas que he empleado fue una mosca. Sí, una mosca. En agua salada me encanta pescar con mosca, así que mientras hablaba, até una mosca en el púlpito. Hablé de que Satanás personaliza la tentación en todos y en cada uno de nosotros. La mosca representaba la tentación. ¡No podría haber encontrado una ayuda visual más pequeña que esa! De manera que, lo más grande y lo más caro no siempre será lo óptimo.

La tecnología puede convertirse tanto en herramienta como en una cola. Su potencial como herramienta para comunicar aspectos del Reino de Dios es increíble. Pero también puede alcanzar el desafortunado potencial de ser la cola que mueve un perro. ¡Un perro que con rapidez se convierte en un asesino!

Espontaneidad versus estructura

Buscar la excelencia creativa puede llevarnos a dos extremos. En uno, se encuentra la multitud que quiere mantener el mismo ambiente y que le cuesta mucho ser espontánea; carece de estructura, y fluye tan libre que llegaría a ramificarse en pereza. Bajo el paraguas de la «autenticidad», es fácil olvidarnos de que el trabajo arduo y la planificación estratégica resultan importantes para la comunicación creativa.

Un hombre me comentó que, antes de convertirse en seguidor de Cristo, había asistido a una iglesia muy abierta y sincera, pero que nunca le había provisto respuestas. Solamente le generaba más preguntas. En lugar de conducirlo a Cristo, logró que se alejara.

La pasión y la autenticidad son importantes, pero, como líderes, dirigimos a la gente a efectuar un viaje que debería llevarlos a alguna parte. Se requiere esfuerzo para comunicar con sencillez y eficacia las complejidades de la Biblia a fin de que las personas resulten transformadas de una vez y para siempre por esa verdad.

En el otro extremo del espectro, algunas personas sienten la tentación de sobreescribir cada área del servicio. Viven tan reglamentados y apasionados por la estructura que no permiten ninguna libertad. Son tan estructurados que incluso miden los aplausos del público por tiempo en el guión del servicio.

El problema, es que, si bien los aspectos de rendimiento y producción son óptimos, por lo general, la pasión por la gente desaparece.

Ahí se origina la tensión. Con el fin de conectarnos con la gente, tenemos que encontrar el punto justo que incorpore pasión, personalidad y rendimiento. Planee lo que desea comunicar, cómo lo dirá y a dónde desea llevar a su público, pero con la suficiente flexibilidad como para aceptar cambios si eso no funcionara.

En la iglesia Fellowship, nos dimos cuenta de que, en el último año, nos habíamos enfocado más en los resultados que en la pasión. Si bien conseguimos que nuestra música, obras de teatro, y ayudas visuales fueran creativas, los servicios habían resultado demasiado elaborados y un poco fríos.

Una de las señoras del grupo de alabanza comentó que si nuestra música se representara con un color, este sería el rojo. En otras palabras, nuestra música se expresaba con dos volúmenes, alto y fuerte. Y, por eso, perdíamos contacto personal con la audiencia. Los miembros de la iglesia empezaban a mentalizarse a un concierto de rock. Así que operamos un cambio.

Contratamos a un líder de adoración formado en un entorno más pequeño; él dirigía desde el teclado con un estilo más libre y fluido. Él consiguió ayudarnos a integrar lo mejor de ambos mundos: la orientación de producción de la gran iglesia con la intimidad de una pequeña iglesia. Nuestra capacidad de crear distintos estados de ánimo definitivamente se ha incrementado.

Este mismo equilibrio resulta vital en la preparación del mensaje. Hace poco me di cuenta de que en realidad estoy complicando demasiado el título y los puntos principales de mis sermones con un exceso de creatividad.

Un editor me explicó que los mejores títulos de libros les dan a las personas una promesa positiva, y luego el subtítulo, si es que lo hay, les explica específicamente a qué necesidad se refiere el libro. Un ejemplo destacado nos lo ofrece Una vida con propósito: ¿Para qué estoy aquí en la tierra? ¿Creativo? Sí. Pero, sobre todo, directo y al punto.

Ahora aplico el mismo principio en la planificación de sermones. Quiero que la gente sepa con claridad cuál es la promesa que abordo en la siguiente serie de sermones o en cada mensaje individual.

Consistencia versus cambio

Es inevitable la crítica cuando la creatividad está en acción. No permita que ella lo desanime. Si nos acobardamos frente a la crítica, nunca obtendremos una iglesia marcada por la creatividad. A veces esa crítica viene de fuentes inesperadas.

Un amigo que pastorea creativamente me contó acerca de un joven que, después de asistir a su iglesia por un tiempo, pasó por encima de la línea de la fe. Este joven creció en su fe luego de varios años, hasta que un día le anunció a mi amigo que se retiraba de la iglesia.

¿Por qué? «Ha cambiado mucho. No es la misma iglesia que conocí cuando me convertí en seguidor de Cristo». Mi amigo miró incrédulo a este hombre y le comentó: «Sabes, hemos cambiado mucho para llegar a ti. ¿Y ahora me avisas que no estás dispuesto a cambiar para llegar al grupo de gente que sigue?»

Liderar con creatividad supone que a algunas personas no les van a gustar las innovaciones. Se vuelve especialmente difícil cuando esas innovaciones rompen los patrones de los fundadores, o de aquellos que conocieron a Cristo unos cuantos años antes.

En nuestra iglesia hemos dejado en claro que las estructuras y las formas siempre cambian. Esta política es lo que yo llamo ser consistentemente inconsistente. El mensaje no va a cambiar, pero la manera en que nos comunicamos sí, a fin de lograr llegar a distintas personas de distintas maneras. Cada vez que usted hable de la visión de su iglesia, que debería ser a menudo, refuerce esta idea de cambio.

La pregunta constante de las personas que asisten a una iglesia creativa debería ser: «¿Qué van a hacer ahora?» La creatividad produce tensión. No permita que estas tensiones le impidan comunicar creativamente la palabra de Dios. Un gran compromiso con el Gran Mandamiento y la Gran Comisión requiere una gran creatividad.

Preguntas para estudiar el texto en grupo

  1. ¿Cuáles son los tres conflictos inevitables que debe enfrentar un líder innovador?
  2. ¿Cómo se consigue ser una iglesia creativa sin tener que gastar en tecnología de punta? Exprese por lo menos dos principios que a la luz de este artículo podría seguir para ser creativo en estimular el crecimiento de su iglesia.
  3. ¿Cuáles son los dos extremos en los que podemos caer al buscar la excelencia creativa?, ¿cómo alcanzamos el balance?
  4. ¿Cuál es la mejor manera de abordar la crítica que enfrentamos cuando pretendemos ser creativos?
  5. ¿Qué principios son importantes establecer para lograr ser creativos en la expansión del Reino?
Se tomó de Leadership (Invierno, 2005) Copyright © por el autor o Christianity Today / revista Leadership. Se publica con permiso.

Share This Article

Who do you say Jesus is? Sermon preached at Seed Church Swan Hill

Next Story »

Ejemplo de la ciencia de la Critica Textual.

Teología

  • Mujeres en el Gnosticismo

    2 meses ago

    A menudo existe el deseo de interpretar el gnosticismo como el representante de una actitud más positiva hacia las mujeres en la tradición cristiana primitiva. Se pueden ...

    Read More

Leer más

More