Distinciones de creencias sobre la soberanía de Dios en el Judaísmo del Segundo Templo

Las aportaciones que he estado publicando, sobre las objeciones a la resurrección de Cristo, han sido muy bien recibidas, así que creo que las continuare. Son tomadas de los videos por Mike Licona, pero como no existen en Español, los traduzco y usualmente, le aumento para ajustarlo a mi forma de ser. No obstante, reconozco que Licona y Credo House, son los originarios de la defensa a esas objeciones, aunque también similares respuestas se encuentran en otros libros apologéticos.

Pero también mis escritos han creado algo de controversia, especialmente en algunos que saben un poco del trasfondo bíblico, y que hasta me corrigieron (como explique, le estaba ayudando a mi hija en su tarea, por lo tanto, ni me fije de mi error), pero esto no quiere decir que una persona, sabrá todo lo habido y por haber en el estudio bíblico. Una cosa es ser corregido, otra cosa, es que cuando uno tiene el mejor cuidado, se pretenda que uno no sabe nada, o tiene un problema “patológico” de equivocarse. Ojo, no me estoy específicamente defendiendo, pero si estoy recalcando que uno no se debe “valentonar” por encontrar que Luis Jovel se equivoca en algo. Que me equivoco, me equivoco. Si N. T. Wright, el mejor erudito bíblico de nuestros tiempos dice “se que 50% de lo que digo, esta equivocado, y el 50% esta bien. Pero nunca estoy seguro cual es cual.”, yo seria un engreído, y tonto, pretender que no me equivoco.

Pero el problema surgió cuando yo mencione en un lugar, que dentro del Judaísmo habían al menos dos puntos de vistas, el Saduceo que creían en el libre albedrio, y el Fariseísmo, que creía en una mixtura entre la soberanía de Dios, y el libre albedrio. Una tercera posición, que no mencione, fue la de los Esenios, que creían en una total soberanía de Dios.

Por decir esto, se me tildo de mala erudición. Cite a N. T. Wright, pero algunos que creen que están al día con el estudio bíblico, están en realidad años luz (y no es chiste, como dicen los chilenos), no saben ni quien es, o la contribución de este al estudio bíblico en los últimos años. Wright cita en su libro, The New Testament and the People of God, pagina 200, a Flavio Josefo. Les otorgare las citas que Wright ofrece.

Sobre las posición de los Esenios esto es lo que dice Josefo:

La doctrina de los Esenios es esta: que todas las cosas están mejor atribuidas a Dios. Ellos enseñan la inmortalidad de las almas, y se estima que los beneficios de la justicia deben ser seriamente esforzados.                                                              Antigüedades de Judíos, Libro 18:18

Por lo visto, los Esenios creían que todo estaba predispuesto por Dios. Esto enseña que ellos creían que el libro albedrio, no tenia mucho o nada que ver en los asuntos humanos, pero que Dios era el que decidía lo que sucedería.

Ahora, pasemos a lo que Josefo nos dice sobre la creencia de los Saduceos sobre esto. La objeción del forista a mi persona fue de que estos no creían en el alma, cosa que es cierta. Pero si solo eso se va a tomar para decir que eso hacia que los Saduceos no creían en el “libre albedrio”, demuestra mas bien la falta de conocimiento sobre los Saduceos, y sobre lo que los Judíos de la época creían.

Pero los Saduceos son los que componen la segunda orden, y toman el destino por completo, y suponen que Dios no se preocupa en nuestro hacer o no hacer lo que es malo.                                                                                                                                Las Guerras de los Judíos, Libro 2:164.

Por lo visto, los Saduceos parecen mas bien ser entre Arminianos a deístas. Pero muy aparte que no creyeran en el alma o no, eran consistentes en su forma de pensar, que tenían libre albedrio, y que no tenían que preocuparse por lo que Dios pensara o no de sus hechos.

Finalmente, pasemos a lo que los Fariseos creían al respecto a la soberanía de Dios sobre los seres humanos.

Pero en cuanto a las otras dos órdenes que fueran primeras mencionadas: los Fariseos son los que son estimados más hábiles en la explicación exacta de sus leyes, e introducir la primeras sección. Estos atribuyen todo a la suerte (o la providencia), y para Dios.                                                                                                                                                Las Guerras de los Judíos, Libro 2:162.

Por lo visto, los Saduceos toman una ‘via media” en su trato con respecto a la soberanía de Dios sobre su creación, y en especial, con los seres humanos. Josefo nos da dos ejemplos mas al respecto.

Ahora los Fariseos dicen que las acciones, pero no todas, son obra del destino y algunas de ellas están en nuestro poder, y que son susceptibles des destino, pero no son causadas ​​por el destino. Pero la secta de los Esenios afirma, que el destino gobierna todas las cosas, y que acontece a los hombres nada más que lo que es de acuerdo a su voluntad.                                                                                  Antigüedades de Judíos, Libro 13:172.

Vemos como Josefo distingue a los Fariseos, secta de la cual el mismo perteneció, con las creencias de los Esenios. Los Esenios, eran mas radicales en este punto. Los Fariseos, como veremos, no tienen problema de atribuirle al destino ciertas cosas que los seres humanos hacen, y esa era su forma de justificar los pecados que cometían.

Y cuando ellos determinan que todas las ocurren por el destino, no quitan la libertad de los hombres de actuar de manera que consideren oportuna, ya que su propia noción es, que a Dios le ha complacido hacer un temperamento, por lo que lo que es su voluntad se hace, sino para que la voluntad de los hombres pueda actuar virtuosamente o viciosamenteAntigüedades de Judíos, Libro 18:13.

Así que podemos apreciar, que los extremos que existían dentro del Judaísmo del Segundo Templo, y en especial a estas tres sectas, los Esenios, Saduceos y Fariseos, con respecto a la soberanía de Dios, aun los tenemos hasta el día de hoy.

Para terminar, tomare la critica de nuevo a mi persona. La persona que me critico, me dijo que el había hablado con un rabí Judío al respecto, y decía que no era como yo decía. Como podemos apreciar, mi critico quería saber mas bien lo que el Judaísmo de hoy, creía al respecto de este tema, de la soberanía. Este mismo error hace David Diamond, y se lo inyecta al pueblo Evangélico. El error es que quieren pasar el Judaísmo moderno, que tomo forma en el siglo 19, como el Judaísmo del Segundo templo, en el cual Jesús y sus discípulos predicaron, y tenían mucho en común. Mi critico, por lo visto, no sabe mucho sobre el tema de las creencias Judías del periodo de Jesús, que es últimamente lo que nos interesa saber como Cristianos. Este problema me lo topo una y otra ves dentro del Cristianismo latinoamericano, tanto el pueblo que sigue a David Diamond, como en aquellos que se dan aires de académicos.

Espero que este aporte, ayude a ubicar que es lo que los Judíos del Segundo Templo creían sobre la soberanía de Dios, y a instar a los lectores, tanto los que me apoyan, como a mis detractores, a indagar mas en los temas que toman, para que den una mas correcta información a sus oyentes.

Objeciones contra la resurrección de Jesus-3 Evangelios Perdidos.

Siguiente »

Último minuto: Se suicida el hijo menor del reconocido pastor Rick Warren

  • Tremendo, de hecho yo estudie ese tema del libre albedrio en el judaismo y es asi como dices, los que eran fatalistas como los esenios eran considerados Heterodoxos. Saludos.

    • Pues los de Oz, saben tanto, que no sabian esto!!!

Teología

Leer más

Más