Una nación adicta a las armas es una nación adicta a la violencia