Yo juzgo, tú juzgas, él juzga… y al “Ungido de Jehová”… ¿quién lo juzga?

Tomado de micaldodecabeza.

La psicología del debate o discusión es algo muy interesante. Hay algunos que sencillamente no saben o no pueden discutir. Debo aclarar que personalmente tengo un concepto bastante positivo de la discusión, no la veo como el intercambio frontal de epítetos y frases de mal sonar, por el contrario; la observo como el intercambio de opiniones que pudiendo ser opuestas, son defendidas con argumentos inteligentes. Siempre disfruto de una buena discusión, sino me cree pregúntele a mi esposa.

Muchos no saben discutir.  Se enfurecen rápidamente y como consecuencia pierden absolutamente la objetividad; ahora los argumentos no importan, ellos se aferrarán a su idea cómo náufrago a la tabla que logró salvar del barco.

Otros, al ver que sus argumentos son superados, comienzan a exponer defectos personales de la otra persona a fin de distraer el punto objetivo de la discusión y transformarla en un simple “dime  que yo te diré”  que no lleva a ninguna parte y sólo a la descalificación.

Derivado de lo anterior, se encuentran los que antes de retirarse de la discusión, lanzan un postulado que es verdad a medias, pero que hacen sentir que es punto final de la discusión. Cuando se trata de cuestiones religiosas, usualmente sale a ruedo la expresión “cuidado con levantar tu mano contra el ungido de Jehová” u otra en igual categoría… “ Dios no te ha llamado a juzgar”.

Usualmente luego de que lanzan su frase… abandonan la discusión. Muchas veces en el ambiente queda la sensación de que el que comenzó la discusión es simplemente una bolsa de carnalidad y que …”probrecito…necesita conocer el amor de  Dios” o … “se está metiendo con el Señor, que Dios tenga misericordia”

Hace unos meses, conversando con un pastor, él interpretó que yo me estaba oponiendo a su liderazgo, en realidad estaba haciendo todo lo contrario, me estaba quitando de en medio sin ningún aspaviento; sin embargo y ante tal sensación, me relató el caso de un hermano de una iglesia que se había “levantado” en contra del pastor y que le había hablado duro y le había levantado el dedo para indicarlo con rudeza. El relato terminaba con la narración de la posterior amputación de la mano del hermano luego de un par de meses, producto de un accidente laboral… acto seguido… mirada misteriosa a los ojos (mis ojos) esperando que yo entendiera que eso me podía pasar a mí… la verdad es que no me asusté.

¿Podemos “extender” nuestra mano en contra del ungido de Jehová? ¿Podemos juzgar a nuestros hermanos  y líderes en especial? En definitiva… ¿podemos criticar la actitud y/o doctrina de un pastor, apóstol, profeta u otro líder?

Vamos a la Biblia.

Bueno, analicemos un poco, solo un poco, el concepto de “ungido”.

Restrictivamente, este título hace referencia  a la condición posterior al ungimiento con aceite que recibían los reyes en el Antiguo Testamento. Mesiánicamente hablando  este es un término aplicado a Jesús. De hecho la palabra hebrea mesías significa ungido, así como su término análogo en griego… cristo.

Referencias Bíblicas al concepto “alzar la mano en contra del ungido”.

La mayoría de las referencias bíblicas pertenecen al incidente David-Saúl.

Previo a la muerte de  Saúl

1 Samuel 24:6

Y dijo a sus hombres: Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él; porque es el ungido de Jehová.

1 Samuel 24:101 Samuel 26:91 Samuel 26:111 Samuel 26:161 Samuel 26:23

Posterior a la muerte de Saúl

2 Samuel 1:14

Y le dijo David: ¿Cómo no tuviste temor de extender tu mano para matar al ungido de Jehová?

2 Samuel 1:16,  2 Samuel 19:212 Samuel 23:1

Y, qué hay de las referencias en 1 Crónicas 16:22 y Salmos 105:15 ?

“ No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas. “

Aquí el contexto histórico se encuentra en el libro de 1 Crónicas, pues ambas citas corresponden a versiones del mismo cántico.

La ocasión del cántico es el traslado del Arca del Pacto a la ciudad de Jerusalén. En tal contexto David pronuncia un cántico de alabanza a Dios. En este cántico, David hace un breve repaso de la historia de la nación de Israel.

1.- El inicio de la nación con Abraham, Isaac y Jacob

16:15 El hace memoria de su pacto perpetuamente, Y de la palabra que él mandó para mil generaciones;
16:16 Del pacto que concertó con Abraham, Y de su juramento a Isaac;
16:17 El cual confirmó a Jacob por estatuto, Y a Israel por pacto sempiterno

2.- La peregrinación de la nación:

16:19 Cuando ellos eran pocos en número, Pocos y forasteros en ella,
16:20 Y andaban de nación en nación, Y de un reino a otro pueblo,
16:21 No permitió que nadie los oprimiese; Antes por amor de ellos castigó a los reyes.

Aquí David está haciendo referencia al peregrinar de la primera familia dentro del pacto. Posiblemente David haya tenido en su mente, también el éxodo, aunque claramente su primera referencia es a los patriarcas.

Es en ese contexto que señala: v.22 “No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas.”

Aquí se usa un paralelismo poético, ungidos… profetas. Los patriarcas y la nación eran considerados como profetas del Dios verdadero al ser sus representantes y nación escogida. Habla también de la protección de Dios sobre ellos y su pueblo.

Ciertamente en un sentido más amplio, estos pasajes hacen referencia o marcan jurisprudencia del trato que se debía tener a los profetas dentro de la nación, los cuáles fueron, históricamente, rechazados y muertos.

“Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados” (23:37). A los perseguidos por causa del evangelio, Jesús les acordó que “así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros” (Mat. 5:11-12).

Cuál es entonces el sentido de la expresión “alzar la mano..” “no toquéis…”?

Simplemente el significado primero… la prohibición de hacer violencia física en contra de los siervos de Dios, en este caso: reyes, profetas.

Absolutamente nada tienen que ver los usos que se le dan a la expresión hoy en día.

Si usted quisiera extrapolar el concepto a los líderes contemporáneos, pues simplemente sería “ No haga violencia física con ellos”.

No es y nunca será, el uso de la violencia, un medio válido para hacer justicia y juicio al interior de la iglesia.

En un sentido más amplio, aunque alejado de la aplicación original, pudiéramos agregar también la violencia verbal. Aquí estoy usando la expresión “violencia verbal”, con la idea del uso peyorativo del lenguaje e insulto descalificativo, especialmente aquel que tiene su base en la mentira.

Mateo 5:11

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Entonces puedo juzgar a los líderes y hermanos?

Si lo hace bíblicamente, no sólo puede… es su deber!!

Pastores, profetas, apóstoles y líderes en general no son intocables, ni dictadores. Ellos son siervos del Señor comisionados para una labor específica y loable, y deben ejercer ese llamado  de acuerdo a los preceptos bíblicos. He aquí uno de tantos requisitos y muy pertinente a este estudio:

1 Pedro 5:2-3

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Criterios para juzgar bíblicamente.

Veamos primeramente los textos más bullados en el sentido contrario, el de no juzgar.

Mateo 7:1: No juzguéis, para que no seáis juzgados.

Lucas 6:37: No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

Una vez más, antes de continuar, debo hacer hincapié en la buena forma de usar las herramientas que la hermenéutica nos provee. Una de ellas es la lectura contextualizada de los pasajes bíblicos.

Ojo! No existe un verso que le gane a otro verso!!

Semejante práctica es infantil y es más propia de los juegos de cartas al estilo de “Calabozos y Dragones” o “Dinorey”.

Las declaraciones bíblicas se toman en contexto y concordancia con el resto del mensaje de la Biblia.

Lo condenable aquí es juzgar con la actitud y motivación incorrectas. Estos pasajes prohíben la hipocresía y el espíritu de condenación que vienen como resultados de la autojustificación, pero no condena el discernimiento verdadero, si tal fuese el caso, tendríamos una contradicción bíblica y eso solo es posible cuando interpretamos mal el texto.

Además son los mismos contextos inmediatos los que nos muestran correctos juicios.

1.- Conocer el árbol por sus frutos. Lucas 6:43-45.

2.- Distinguir a los falsos profetas. Mateo 7:15

La Biblia, sin embargo, nos enseña aún más al respecto de juzgar según el corazón de Dios.

Juan 7:24

No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

1 Corintios 6:2-3

¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?

1 Corintios 14:29

Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.

1 Juan 4:1

Amados, no creáis a todo espíritu, sino PROBAD los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

Apocalipsis 2:2

Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

No hay paralelo bíblico ente los reyes y los pastores o líderes… no en ninguna manera! Nos sometemos los unos  a los otros en amor.

Al “ungido” lo juzga la Iglesia… y es deber de la Iglesia es juzgar si lo que se entrega de detrás de un púlpito u otro lugar, es o no es Palabra de Dios.

Los lineamientos lógicos y bíblicos son el hacerlo en amor y respeto y siguiendo el consejo y directriz que la Biblia nos entrega.

Necesito explicar más estos versos? Mmm… creo que no… por lo menos no hoy.

Piensa… te va a gustar!

Share This Article

“No toques al ungido de Dios” – Respuesta a los que creen que algunos están mas allá de la critica y son intoncables

Next Story »

Datos y información sobre el blog

Teología

  • Mujeres en el Gnosticismo

    2 meses ago

    A menudo existe el deseo de interpretar el gnosticismo como el representante de una actitud más positiva hacia las mujeres en la tradición cristiana primitiva. Se pueden ...

    Read More

Leer más

More