Como predicar la narrativa bíblica

Como predicar la narrativa bíblica:  El secuestrado Gn.  37:1-11
Típicamente la vida de José está dejado para ser enseñado en la Escuela Dominical y no en el púlpito.  Pero es un relato importante para la congregación.   Lo siguiente es una guía para predicar la narrativa bíblica de los sueños de José  Gn.  37:1-11.
Introducción:  Un relato misterioso,   fascinante y gráfico
a.         La biografía más amplia en Génesis se trata de la vida de José (Gn. 37-50)
b.         Es un relato misterioso:
            ¿Por qué sufrieron tanto hombres rectos cómo José y Jacobo?
            ¿Cómo es que la mayoría de los padres de Israel como nación fueron tan malos?
            ¿Cómo es que después de entrar ala tierra prometida el pueblo de Dios se quedó en Egipto?
c.         Es un relato fascinante:
            Se ve la victoria del hermano menor sobre el mayor (igual con Caín y Abel,  Jacob y Esaú).
            Hay la repetición de eventos mostrando la mano de Dios:  tres veces un par de sueños;  dos seducciones,  dos ventas,   dos visitas a Egipto para comida y más.
            Es un relato que tiene su paralelo en la vida de Daniel viviendo en una tierra extraña e interpretando sueños.   Pero especialmente existe una correspondencia con Cristo.
d.         Es un relato gráfico:
            La túnica especial (de diversos colores)
            Los sueños de José,  del copero y panadero;  los de faraón
            Encuentros sexuales:  Judá y Tamar;  José y la esposa de Potifar
            El relato de un secuestro
            La persona secuestrada llega a ser efectivamente la persona más poderosa en el mundo.
1.          Inicio de una historia significante
Gn.  37:2 indica el inicio de “la historia de Jacob y su familia”.  La palabra “historia” o “descendientes” se ocurre 10 veces en Génesis y indica acontecimientos significativos:   por ejemplo el inicio de los cielos y la tierra (2:4);  de Adán (5:1); de Noé (6:9);   de Isaac (25:19).
Es un relato sobre un joven de 17 años,   amado por su padre (37: 3) pero despreciado por sus hermanos (37:11).   Era el décimo hijo de Jacob, su primero de la amada Raquel  (30:24:  35:24).   El nombre José indica “que él añada”.
El relato muestra la gracia de Dios,  tomando lo débil para triunfar sobre lo fuerte.  “Dios  escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos  … escogió Dios lo más bajo y despreciado   … a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse”. (1Co. 1:27-29)
2.         Problemas de la familia disfuncional
Jacobo tuvo hijos por 4 diferentes mujeres  (Gn. 35 23-26).  El comportamiento de los nueve mayores era de la “mala fama” (37:2).       No sabemos lo que hicieron pero antes cometieron homicidios (34:25),   robos (34:28) y por lo menos uno estaba metido en prostitución (38:15).
Ellos odiaban y tenían envidia  a José (37:5).      Había una ruptura en comunicación entre los hermanos y José hasta que ellos “ni siquiera lo saludaban”  (37:4).
La situación presenta una familia disfuncional.
3.         El triunfo del escogido de Dios
Sueños eran métodos de revelar la voluntad de Dios (Gn.  31:10-13).    Lo notable de los de José es que no incluyeron un mensaje vivo,  simplemente las imágenes y estos necesitaron una interpretación.
Los sueños eran agrícola y del mundo astronómico.   Los dos sueños indican que vinieron de la mano de Dios y su mensaje era impactante.  Los hermanos y los padres van a inclinarse en honra y sujeción a José.   Él aparece como el hombre principal de la familia, el escogido por Dios.
 Los hermanos rechazaron este mensaje en una manera violenta.  A su padre le parecía increíble,   pero él “meditaba en todo esto”.
4.         La identidad del escogido de Dios:  semejanza a Cristo
El Nuevo Testamento menciona a José como un hombre de fe (Heb. 11:22) y como uno quien sufrió de  la persecucción de los patriarcas (Hch 7:9).  No se presenta como un tipo de Cristo.  Pero existen muchos paralelos literarios entre José y Jesús.
El vestido de José (37:3)  es comparable con el vestido de Cristo en la visión de Juan (Ap. 1:13 cp 19:13, 16).    También se nota que a Cristo le fue dado un vestido real antes de ser crucificado (Mt.  27:28).
La acción de Jacobo de meditar sobre la sueños de José es similar a la experiencia de María (Lc. 2: 19, 51).  En el griego de la Septuaginta y del Nuevo Testamento es la mismo palabra para meditar.
Ambos,  José y Jesús, experimentaban envidia contra ellos,  antes de ser cortado de su propio pueblo (Gn. 37:11 cp Mt. 27:18).
Conclusión:  El camino de triunfo
Los problemas de la familia disfuncional,  el odio y la violencia existen todavía hoy.    El relato de los sueños de José muestra que hay dos caminos.  El más popular rechaza la voluntad de Dios y sigue con la maldad del mundo.   El otro sigue con el Hijo escogido de Dios,   recibiendo su mensaje aunque parezca increíble.   Cuando estudiamos el relato de José vemos que esto es el camino del triunfo.
http://www.recursosteologicos.org

Share This Article

¿Qué importante es la ordenación para el ministerio?

Next Story »

Que he estado haciendo esta semana

Teología

  • Mujeres en el Gnosticismo

    1 mes ago

    A menudo existe el deseo de interpretar el gnosticismo como el representante de una actitud más positiva hacia las mujeres en la tradición cristiana primitiva. Se pueden ...

    Read More

Leer más

More