¿Abrogan las Confesiones de Fe la Escritura?

Durante esta semana, tuve una conversación con mi amigo de Facebook, Marcelo Sánchez, que es Presbiteriano, y que esta estudiando en Brasil para ser ordenado en su iglesia. El puso algo en su pared donde dice que es un requisito en su iglesia ser cesecionista para ser ordenado. El menciona que eso es un requisito, pues su denominación toma a la Confesión de Fe de Westminster como su parangón de autoridad.

Yo objete de poner una confesión de fe arriba de las Escrituras. Marcelo ve que la Confesión de Fe de Westminster (CFW) es un documento que apoya el cesecionismo. Marcelo, y muchos de los que se apegan a las confesiones de fe, creen firmemente que sus confesiones son la mejor explicación de las Escrituras, y por lo tanto, tienen autoridad. Yo no niego que las personas que pusieron las confesiones de fe, como la CWF o la Confesión de Fe Bautista de 1689, tuvieron sus mejores intenciones en su corazón, pero también creo que ellos estaban conscientes de los limites de su conocimiento.

El intercambio entre Marcelo y yo se puso mas “interesante” cuando el menciono que “Las denominaciones confesionales deben ser así, pero nadie obliga a nadie a permanecer a una. Los que esconden su creencia para ser ordenados son deshonestos.” Yo estoy en desacuerdo con esto por dos razones.  Las confesiones, por lo visto, han servido para dividir al cuerpo de Cristo, y une solo aquellos que piensan igual.  Esto, viene a ser como cuando Jesús dijo, que si uno le hace bien a solo a los que son como nosotros, nada hacemos, pues lo mismo hacen los que no conocen a Dios, cf. Mateo 5:45-47. Otro punto que no estoy de acuerdo con lo dicho, es que el esconder sus creencias hace a los que están en una iglesia confesional deshonestos.  De esto no tengo ninguna duda, si lo que se que trata de guardar, es por ejemplo, un universalismo, apoyo  al homosexualismo, o cualquier otra creencia que va totalmente en contra de las Escrituras, o que simplemente no se encuentra ahí. Pero lo que estábamos tocando era el hablar en lenguas, y dentro de nuestra platica, era el hablar en lenguas que hace deshonesto a una persona que esta en una iglesia confesional y que esconde tal creencia o practica cuando se pone adelante para ser ordenado al ministerio. Me pregunto, ¿Es deshonesto practicar algo que las Escrituras apoyan, no solo ahora, sino que hasta que el Señor regrese? Cf. Marcos 16:15-18.

Para Marcelo, como muchos Reformados, sus confesiones no deben de ser cambiadas, o no pueden haber errado tomando una posición no bíblica, como lo es el cesecionismo. Un amigo Reformado, Néstor Gómez, aporto a la conversación, y creo que ha sido la mejor respuesta al respecto, de alguien que también se adhiere a la CFW, pero ve sus limitaciones y posible auto-critica. Acá les paso su respuesta al tema:”Marcelo para tu tesis del cesacionismo te aferras al párrafo 1 cap. 1 de nuestra confesión, pero del párrafo 6 dice:” ni por nuevas revelaciones del Espíritu ni por las tradiciones de los hombres” y el párrafo 10 dice: “todos los decretos de los concilios, las opiniones de los hombres antiguos, LAS DOCTRINAS DE HOMBRES Y DE ESPÍRITUS PRIVADOS”. te pregunto ¿desconoce nuestra confesión nuevas revelaciones del espíritu? y ¿las tradiciones de los hombres? o más bien ¿prohíbe que se añadan al canón que ya se cerro? (a caso NO SIGUES LAS TRADICIONES REFORMADAS DEL INFRALAPSARIANISMO O EL SUPRALAPSARIANISMO O TANTAS OTRAS MAS QUE NO SE ENCUENTRAN EXPLICITADAS EN LAS ESCRITURAS). por esta razón la escritura se constituye como Juez Supremo, sin desconocer que existen otros jueces que van desde los concilios (CFW) hasta las doctrinas de hombres, todos los cuales son apelables al único juez supremo que es la SOLA SCRIPTURA. Por esta razón nuestra CFW jerarquiza las fuentes de autoridad, no las desconoce ni las deroga, sino que las reconoce como fuentes siervas de las escrituras, este es el mismo principio que Pablo aplico a los corintios, que todas las manifestaciones y dones (aun el hablar en lenguas) deben sujetarse a la enseñanza apostólica.”

Esta respuesta es balanceada, y merece ser puesta de nuevo en otros sitios.  Mientras que los que escribieron la CFW eran cesecionistas, no por ello debemos de considerar que el uso de la Biblia de ellos apoyaba tal conclusión. La reacción de los autores de la CFW a los abusos de los dones del Espíritu en sus días, es compresible, aunque no les concede la autoridad de abrogar lo que Dios en su Palabra dice,  de como los dones trabajan y funcionan dentro de la Iglesia.

¿Sigues una confesión de fe? Haces algo bueno, pues en este tiempo de relativismo y rechazo de autoridad, se necesitan parámetros para poder decirle a lo bueno bueno, y a lo malo malo. Pero cuando esta confesión se pone arriba de las Escrituras, o sus seguidores la ponen arriba de las Escrituras, dale un segundo vistazo, y donde esta no vaya conforme a las Escrituras, recuerda, las Escrituras toman precedencia.

Luis Alberto Jovel

Share This Article

Los Dones del Espíritu Santo en la Historia de la Iglesia.

Next Story »

¿Trata Romanos 8:26 sobre el hablar en lenguas?

Teología

  • Mujeres en el Gnosticismo

    1 mes ago

    A menudo existe el deseo de interpretar el gnosticismo como el representante de una actitud más positiva hacia las mujeres en la tradición cristiana primitiva. Se pueden ...

    Read More

Leer más

More